James nació en Irlanda pero vive en Colombia desde que tiene dos años. Foto: Guillermo Torres.

Katie James: “La música siempre ha sido un elemento de unificación”

Después de un viaje por latinoamérica, la cantante colomboirlandesa presenta su nuevo disco, ‘Respirar’, en el que recorre la música andina e irlandesa. Presentamos su carrera y obra musical.

2017/04/26

Por Daniella Tejada García

Desde niña, Katie James ha creído en el poder de la música como herramienta para sensibilizar al mundo. Empezó a componer canciones sobre la naturaleza y la sociedad desde los 13 años y estudió formalmente música durante la mayor parte de su niñez y juventud. Este año, la artista colomboirlandesa lanzará Respirar, un disco que explora los sonidos de la música andina y la irlandesa, en la Escuela Fernando Sor de Bogotá el 17 de mayo a las 7:00 de la noche. Un día antes dictará un taller sobre canto y música irlandesa en el auditorio de la escuela a las 2:00 de la tarde.

James nació en Inishfree, una isla ubicada en el sur de Irlanda. A sus dos años llegó a Colombia con su familia y se instaló en el Tolima. En ese departamento participó en la formación de una comunidad angloirlandesa llamada Atlantis, en la que James aprendió y compartió sobre música y naturaleza. Su familia en general disfrutaba de las artes: se interesaban por enseñarle a los más pequeños la tradición musical de Irlanda y, aunque no tenían energía eléctrica, se rodeaban entre canciones y versos silvestres durante las festividades. A sus nueve años tomó clases de violín y aprendió a leer partitura. Fueron tiempos de ensueño en los que ella detecta sus inicios artísticos.

En 1999 su familia fue desplazada del Tolima. Los horrores del conflicto armado interno le abrieron los ojos y decidió componer Semillas de paz, un disco en el que participó su hermana Louise James. Está dedicado a la memoria de su sobrino Tristán James y a su compañero Javier Novoa, víctimas de la guerra en el país.

Con los ojos puestos en el campo colombiano y en las pequeñas ciudades, su familia se mudó al Huila y James, por su parte, decidió vivir por unos años en Popayán. Allí participó en el Coro de Cámara de esa ciudad, con el que grabó dos álbumes durante 2005 y 2006. A partir de diversas presentaciones con el coro, se inclinó por la práctica vocal y aprendió a tocar guitarra clásica en el conservatorio de la ciudad. Esos aprendizajes la llevaron a Panamá con la Orquesta Sinfónica Nacional de Colombia.

Luego se trasladó a Bogotá, donde estudió por ocho años en la Universidad INCCA. Allí se graduó como maestra en música. Su vida universitaria dio varios frutos, entre ellos la conformación de la banda Vía Súbita. Con su álbum Un encuentro de caminos (2013), James propuso junto a Vladimir Giraldo y Tomás Pinzónuna una nueva forma de mezclar el jazz con músicas latinoamericanas. Luego exploró con nuevos instrumentos como parte de Ludens Trío con Ana María López y Jorge Zárate.

En 2014 lanzó el EP Cold and dry, en donde están registradas cinco de sus canciones junto al productor Toño Castillo. Y hace dos emprendió un viaje por Latinoamérica como mochilera con el fin de descubrir e investigar música. Después de recorrer países como Ecuador, Chile y Perú, le surgió la idea de hacer un nuevo disco.

Respirar, un álbum para intimar con las letras

Su más reciente producción es el resultado de caminatas, presentaciones en calles latinoamericanas y en pequeños escenarios. Después de su viaje, James regresó a Colombia el año pasado con un objetivo: dejar huella mezclando el estilo de la música irlandesa con los matices de la música andina en un disco. Respirar es su primer disco como solista e incluye 21 colaboraciones de músicos latinos, aunque la composición musical de cada uno de los instrumentos fue hecha por ella. El álbum contiene sonidos del violín, el tiple, el charango, el cuatro llanero, la trompeta, el saxofón, el clarinete, el contrabajo y un cuarteto de cuerdas y vientos colombianos.

Según James, "en el disco se siente el cambio, el tono y el color de la música que compuse. El disco anterior tenía un estilo hacia el funk y el blues. Respirar contiene 6 canciones en inglés y otras 6 en español, apelando a la diversidad”. Y agregó: “la madurez de este trabajo comprende un equilibrio entre la intuición musical a la hora de componer, la técnica y la teoría para poder hacer los arreglos y la producción”. Este álbum abraza las influencias de la poesía de su madre y del recuerdo de su infancia con la música andina: los bambucos, los pasillos, las guabinas, pero también el rock and roll, el country y las melodías de la música irlandesa. A pesar de la multiplicidad de géneros que acoge a diario, James piensa que, "la música siempre ha sido un elemento de unificación”.

En el disco participaron músicos como Rafa Lozina, Paul Rodríguez, Julián Ferreira, David Zuluaga, Santiago Rojas, William Tappan, Camilo Giraldo, Jorge Zárate, Cristian Guataquira, Tatiana Naranjo y Pedro Garzón.

Luego del lanzamiento de su disco en la Escuela Fernando Sor, James dará una gira por Cali, Medellín y posiblemente en el extranjero. Las fechas confirmadas podrán verse a través de su página web.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.