The Bad Plus durante la presentación en el Teatro Libre.

Lecciones de jazz híbrido con The Bad Plus

En el marco del XXVII Festival Internacional de Jazz del Teatro Libre, el trío estadounidense descrestó con su interpretación de piano, batería y bajo.

2015/09/24

Por RevistaArcadia.com

La noche del 23 de septiembre los estadounidenses Reíd Anderson, Ethan Iverson y David King, integrantes de The Bad Plus, subieron a un escenario colombiano por primera vez.  Con un aforo casi lleno, el Teatro Libre de Chapinero fue el lugar donde los amantes del jazz contemporáneo se dieron cita para recibir a este grupo que en la historia reciente de la música ha logrado acumular, en iguales partes, tanto elogios como críticas de la academia.

El jazz moderno y vanguardista, que los ha caracterizado durante quince años, marcó el compás de la noche. Y con gran elegancia, y  a veces desmesura,  la agrupación  combinó elementos del rock,  el indie, la música clásica  y los sonidos populares. Así su innovación rítmica y algo extraña se apoderó del recinto teatral durante dos horas. Un acto que  provocó la emoción del público en repetidas ocasiones.

Semejante a lo propuesto en el Bolero de Ravel, las interpretaciones de la agrupación se caracterizaron por el acrecentamiento repentino de los ritmos. Un cambio de sinfonías que iba a tono con el  juego de luces azules y púrpuras que sobrecogían al recinto.

Las dos primeras canciones que se escucharon fueron Pound for Pound del bajista Anderson y Wolf Out del baterista King. Ambas tonadas determinadas por un protagonismo del piano y el bajo.   Luego de ello, canciones como Self Serve, The Empire Strikes Backwards, People Like You, Re-elect that, Dirty Blonde, terminaron por avivar el ambiente del festival con el protagonismo de la batería de David King.

En este punto el concierto encontró su clímax más emocionante. King, con un manejo magistral de su instrumento, dio lecciones de batería a los asistentes y al mismo tiempo puso la cuota rockera en esa noche jazz. Un acto que el público ovacionó una y otra vez. 

Sin embargo, el momento más emblemático de la noche se dio al final, cuando Reid Anderson, bajista, tomó el micrófono y de manera humorística comenzó a cantar una canción en español para el público:

“Gracias por venir al concierto
gracias por las empanadas y el aire, 
nos encantaría volver.
Hay discos y camisetas para comprar
discos y camisetas afuera para comprar”.

Aunque The Bad Plus quedó debiendo a los asistentes sus versiones de canciones de Nirvana, Aphex, Pink Floyd, David Bowkie y Pixies,  interpretaciones por las que se hicieron famosos, la noche terminó con un toque de buen humor y excelente jazz que el público, sin duda, disfrutó. 

Este contenido hace parte de la edición impresa. Para leerlo, debe iniciar sesión:

Revista Arcadia anuncia a sus lectores que nuestra versión impresa comenzará a pedirles que se registren en nuestra página web.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com