RevistaArcadia.com

Canciones para un Apocalipsis bogotano

Andrés Gualdrón comparte algunas canciones para el final de los tiempos.

2010/08/23

Por Andrés Gualdrón

Llueve en la ventana. Desde hace tiempo la imagen de los cerros de Bogotá bajo una tormenta atroz me deslumbra, no sé exactamente por qué. Recuerdo haberla visto desde distintos sitios: en la ventana de un bus Germania, por la carrera 13 (cuando tenía 14 años y estaba saltándome alguna clase); desde la terraza de la casa de mis papás en Cedritos, mientras me tomaba un tinto y pensaba en alguna melodía que pudiera hacerle justicia a un momento tan gris; desde la salida de mi colegio en San José de Bavaria, cuando las calles sin pavimentar se volvían barro y teníamos que correr a la panadería mas cercana a encender un cigarrillo y a esperar a que pasara el mal día. Asocio Bogotá al agua cayendo del cielo y a los días grises, al tráfico paralizado, a la impotencia de no poder moverse entre un clima que detiene el tiempo.

Hoy me imagino qué sucedería si todo esto fuera una gran película en la que la lluvia se decide a no parar, en la que el viento empieza a arreciar con más fuerza y en la que por unos segundos todos sentimos la inminencia del desastre. ¿Cuál música ambientaría mejor las últimas horas de esta ciudad? ¿Cómo sería la banda sonora de este thriller oscuro? Aquí van algunas canciones para ambientar el naufragio.

Nefertiti – Miles Davis

En su autobiografía Miles Davis habla con total sinceridad de prácticamente todos los músicos con los que se montó a un escenario o con los que participó en una sesión de grabación alguna vez. De entre el maremagnum de ofensas que pueblan el libro, sobresalen los elogios que reserva para el baterista que lo acompañó entre 1964 y 1968 en su segundo quinteto: Tony Williams. Con 17 años (e imposibilitado para tocar en algunos clubs por su minoría de edad) el percusionista se volvió el centro alrededor del cuál giraba el grupo. Su sonido acuático (en palabras de Davis), en el que los platillos retumbaban frenéticamente como grandes colisiones de agua, le haría justicia a una hipotética última noche capitalina. Nefertiti, uno de los clásicos de la banda, es buena prueba de ello. Repitiendo la trompeta y el saxofón incesantemente una misma melodía, el fragmento se vuelve el telón de fondo perfecto para que el sonido gigantesco de Williams retumbe como una tormenta eléctrica sobre la ciudad.

River Man – Nick Drake

Del hermetismo de un persona descrita por sus amigos y familiares como silenciosa y retraída en exceso, nace una música susurrada, con letras llenas de incógnitas y un sentimiento profundamente sombrío tras de sí. Las canciones de Nick Drake, repletas de imágenes que giran en torno a las estaciones, a la naturaleza, y en las que el compositor participa de las escenas descritas como si fuese un espectador lejano, traen consigo un inquietante ambiente que ha terminado por catapultarlo, tras su repentino suicido a los 26 años, al status de autor de culto.

River Man es la canción perfecta para una toma fílmica de las últimas horas de la tarde, cuando se intuye en el aire que algo extraño empezará a suceder. Más que melancólica, la música de Drake es etérea, como esos breves momentos de clarividencia que la mente alcanza antes de una catástrofe.

VI - Danse de la fureur, pour les sept trompettes (Quatuor pour la fin du temps) – Olivier Messiaen

Escrita para Clarinete, Violín, Cello y Piano, la Danza de la furia para siete trompetas (Danse de la fureur, pour les sept trompettes) es el sexto movimiento del Cuarteto para el fin de los tiempos del compositor francés Olivier Messiaen.

Capturado por el ejercito alemán durante la segunda guerra mundial, el músico compuso la pieza para tres instrumentistas profesionales que conoció en el campo de concentración al que fue transportado. Inspirado en un pasaje del libro de las revelaciones que cuenta de la aparición del ángel que anuncia Apocalipsis (Rev 10:1-2, 5-7, KJV), éste movimiento particular recrea, a través del sonido de los cuatro instrumentos al unísono, el estruendo de las trompetas y los gongs que preceden a los desastres descritos por La Biblia durante los últimos instantes del mundo.

La obra, estrenada el 15 de enero de 1941 e interpretada frente a una audiencia de 400 prisioneros contó, de acuerdo a Messiaen, con una atención y comprensión por parte del público superiores a la de cualquier otra presentación pública de su trabajo.

You made me realise (Live) – My Bloody Valentine

De la banda irlandesa My Bloody Valentine se ha dicho todo lo que se puede decir. Su álbum Loveless es casi unánimemente galardonado, junto a Ok Computer de Radiohead, como el más importante de los 90 y su regreso a los escenarios en el 2008 fue uno de los más esperados entre los fanáticos del Shoegaze y el rock alternativo en el mundo. De la versión en vivo de su clásico You made me realise, sin embargo, no se ha escrito suficiente. Imaginemos 30 minutos de un ruido similar al que hacen los motores de los aviones en un hangar. Pensemos que pocas veces en la historia de la música un sonido que sintetice el Apocalipsis de forma tan fiel ha sido puesto en escena.

Este bien podría ser el sonido de los cerros derrumbándose alrededor de la ciudad en aquella oscura noche bogotana que, espero, nunca lleguemos ver.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Siguen llegando correos de nuestros lectores haciéndonos recomendaciones musicales y seguimos felices replicándolas!

- En esta ocasión Alex Silva nos escribe para recomendarnos la canción Shuttlecocks de Ashra. Se trata, de acuerdo a él, de un “Proyecto musical que apostó por explorar efectos sonoros en una época fría por la tensión de las ideologías y el miedo creado por las armas nucleares”: http://www.youtube.com/watch?v=DrvXckgNtpA

- Desde Barranquilla nos escribe Annie Fernandez, recomendándonos para nuestro filtro sonoro la canción “Venus” de la destacada agrupación Air: http://www.youtube.com/watch?v=Z_7oOMzbpa0

¿Quisiera proponernos algún tema, filtro sonoro, discusión, o sencillamente recomendarnos algo de música? Escríbanos a andresgualdron@gmail.com


Este contenido hace parte de la edición impresa. Para leerlo, debe iniciar sesión:

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com