RevistaArcadia.com

En el limbo

Andrés Gualdrón comparte algunos temas del nuevo disco de Fer Isella, músico argentino que combina el jazz con ritmos de folklore y sonidos electrónicos.

2010/06/22

Por Andrés Gualdrón

Nuevo álbum del Fer Isella Quintet

Primero conocí a Fer Isella en Resonancia Colombia el año pasado y lo volví a ver este año en Unconvention Medellín. Lo añadí a Facebook más por curiosidad que por otra cosa y hace algunos días, entre el maremagnum de links y reflexiones ingeniosas y no tan ingeniosas de varios de mis contactos apareció este enlance que ahora les comparto. Son los primeros adelantos de su nuevo álbum.

No quisiera en este texto referirme tanto la biografía del artista como a su trabajo, puesto que lo caracteriza una sensibilidad muy particular: en él, Isella se acepta musicalmente como un ser atravesado por un caudal de música que no parece seguir estándares específicos ni trayectorias comúnes. Así, dibujado a través de la banda acústica que sin embargo coquetea con la electrónica y el rock, encontramos en un mismo lugar covers de Frank Zappa, Radiohead, los lenguajes del jazz moderno, acercamientos a la música experimental y rítmos autóctonos argentinos. Escuchamos también la voz de Isella, que lejos de ser entrenada, es sincera, real y libre de artilugios. Hay en ésta elección por lo heterogéneo una especie de celebración de la diversidad musical que encuentro fascinante.

Todos estos recorridos, sin embargo, se hacen a través de una muy especial sensibilidad para la armonía y de un sonido transparente en el piano, que en composiciones originales como En el limbo y Vidala para mi sombra sorprenden por las texturas abiertas que generan y que están libres completamente de la ansiedad clásica del virtuoso. Hay en ellas una preferencia por el espacio, por el aliento largo y la resonancia que logran sumergir del todo al espectador y lo invitan a la contemplación atenta y silenciosa de lo que acontece en la música y en un sentido más global, del fenómeno mismo de lo sonoro. Esto se ve también en su cover de God Only Knows de los Beach Boys, que captura de forma íntima, con una emoción contenida y de un enorme poder emotivo, el infinito expresivo de esta melodía.

Lo de Isella no son versiones jazz de repertorios de otros géneros. En lo suyo hay algo más poderoso, atisbos de un lenguaje nuevo en los que esas diferencias de estilo parecen haberse desdibujado del todo para dar paso a algo más interesante. Sus composiciones originales dentro del álbum dan plena cuenta de ésto y son realmente un gusto de escuchar para aquellos a quienes nos encanta la música a la que no se le pueden poner tags facilmente: las músicas que escapan de las fronteras tradicionales y muestran tranquilamente sus raíces sin apegarse demasiado a ninguna de ellas.


¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.