Carlos Fuentes.

Carlos Fuentes dejó sin escribir un libro sobre su infancia y adolescencia

El escritor mexicano, fallecido el pasado 15 de mayo a los 83 años, dejó sin escribir "un libro sobre su infancia y adolescencia", reveló hoy el también novelista mexicano Xavier Velasco.

2012/11/28

Por Revistaarcadia.com y EFE

"Vengo aquí, sí, a reprocharle a Carlos que nos haya dejado sin ese libro", declaró Velasco en la última sesión del homenaje que se le hizo a Fuentes este año en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL).

El autor de Diablo guardián dio a conocer el deseo inacabado de Fuentes, a quien conoció en 2011, cuando el autor y él coincidieron una tarde antes de una cena y pudieron conversar de varios asuntos.

Narró cómo se citaron para comer el chileno Antonio Skármeta, la viuda de Fuentes, Silvia Lemus, y ellos dos en Inglaterra, pero los dos primeros se retrasaron y fue por eso que Velasco y el autor de Aura hablaron de muchas cosas.

"Tenemos dos horas de conversación y descubro a la persona, hablo con la persona, de mujeres, de la vida, de juventud. Y me dice: '¿Sabes qué quiero? Quiero hacer todavía un libro de mi infancia y de mi adolescencia. A los 18 años paro porque lo demás ya a nadie le importa'", recordó Velasco.

Amigo y admirador de Fuentes, al que consideró un maestro, Velasco le recordó con afecto en la sesión celebrada junto a otros escritores en la FIL como "un tipo muy campechano, con un ingenio tremendamente afilado y un gran sentido del humor".

"Ellos saben perfectamente que uno es el vampiro que les va a chupar la sangre y que eso es lo que tiene que ser. Entonces cada vez que lo veía me llevaba muchas impresiones", reconoció.

Velasco se dijo "agradecido" y "orgulloso" de haber sido un discípulo de Fuentes, a quien describió como "una combinación de James Bond y playboy" que le resultó particularmente inspirador porque refutaba le teoría de que quien quiere ser escritor "se muere de hambre".

En el acto también participaron las novelistas Rosa Beltrán, Cristina Rivera Garza y Ángeles Mastreta, y el académico de la lengua mexicano Gonzalo Celorio, quien celebró que el homenajeado "tuvo la cortesía y el privilegio de no envejecer nunca".

El remate del acto corrió por cuenta de Mastretta que dijo: "Para mí Carlos era un mito. Nunca se me ocurrió que iba a ser su amiga, nunca creí que le iba a querer tanto".

La escritora, a petición insistente de las más de doscientas personas que llenaron uno de los salones de la FIL, quiso cantar para despedir al que fuera su amigo, y le dedicó el corrido de Laredo.

"La feria que entra voy a traer preparado un numerito para no ser menos que (Joaquín) Sabina", bromeó, antes de soltarse en una interpretación a capela que fue muy aplaudida.

Recordó que a Fuentes "le gustaba mucho cantar" y propuso un plan para la próxima feria: "Ahí hay un casete que quizás hemos de revivir en el que García Márquez y él cantan una canción rarísima sobre un gallo, que hemos de encontrar, que los va a divertir mucho. A ver si para el año que entra se lo tenemos grabado".                                                               

Este contenido hace parte de la edición impresa. Para leerlo, debe iniciar sesión:

Revista Arcadia anuncia a sus lectores que nuestra versión impresa comenzará a pedirles que se registren en nuestra página web.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com