La censura en Facebook.

¿Cómo decide Facebook qué prohibir?

Después de que Facebook decidiera mantener una página que fue denunciada por promover la discriminación a las comunidades indígenas, tratamos de identificar algunos de los parámetros de la red social a la hora de eliminar contenidos.

2012/08/14

Por Revistaarcadia.com.

Helen Szoke, comisionada contra la discriminación racial en Australia, le pidió a la red social que eliminara una página que muestra a los pueblos aborígenes de Australia como borrachos y tramposos.

La página fue retirada brevemente, pero volvió a aparecer más tarde con la etiqueta de "humor controversial"; por esta razón, el gobierno australiano ha acusado a Facebook de utilizar su base en EE.UU. para evitar las leyes australianas contra la discriminación.

En un comunicado, Facebook reconoció la preocupación pública, pero dijo que creía que el intercambio de información invita a un debate y a una mayor comprensión.

Este caso lleva a pensar en cuáles son los parámetros de Facebook a la hora de eliminar contenidos, ya que, a pesar de que la solicitud del gobierno australiano era válida, no fue suficiente para que la red social tomara acciones.

Según la declaración de derechos y responsabilidades de Facebook, “no es posible subir contenido que alimente el odio, sea amenazante o pornográfico, incite a la violencia, contenga desnudos o violencia gráfica y gratuita”. A pesar de esta declaración, Facebook es un espacio libre que acoge todo tipo de grupos y de ideas, por lo tanto, trata de no censurar a sus usuarios.

“A veces encontramos gente que discute sobre temas controversiales –le dijo la red social a la BBC–, pero es muy importante tener en cuenta que aquello que para una persona es ofensivo para otra puede ser entretenido”.  El interés de Facebook es propiciar discusiones que respeten los derechos y los sentimientos de los demás, pero el hecho de publicar contenidos que sean ofensivos para algunos, no necesariamente viola las políticas de la red social.

Aunque Facebook intenta evadir la censura, también tiene la responsabilidad de reproducir contenidos a los que tendrán acceso personas desde los 13 años en adelante, así que debe haber ciertos límites. Por esta razón, la red social prohíbe los pezones, pues asume que estos se relacionan con la desnudez, el sexo y la pornografía. Al establecer este límite, la red social no imaginó que varias madres protestarían cuando Facebook bloqueó las fotos en las que aparecían alimentando a sus recién nacidos. Lo mismo ocurrió cuando Arcadia publicó la foto de una obra de arte de la artista francesa Orlan, en la que salía con un seno descubierto. Ante estos casos Facebook se ha pronunciado: “Independientemente de que sea una imagen obscena, artística o natural, prohibimos los desnudos. Ahí trazamos la línea”.

Es evidente que este es un tema espinoso que se puede analizar desde diferentes ángulos. Aunque la red no eliminó la página que discrimina a los aborígenes australianos, sí bloqueó inmediatamente espacios como “Odio a los musulmanes” o “La isla del hombre KKK”, que contenían declaraciones explícitas de odio. También suele actuar con rapidez en contra del desnudo y a la hora de proteger la infancia.

Ante la ambigüedad de los criterios de Facebook en el momento de escoger qué eliminar y qué no, un vocero de la organización comentó que estas decisiones no las toma una sola persona. Los casos más difíciles generalmente son discutidos por un equipo dedicado a estudiar las políticas relacionadas con los contenidos. En estas reuniones se trata de determinar qué temas son realmente controversiales, en qué casos se están discriminando las minorías y en cuáles es evidente que hay una propuesta humorística de fondo.   

También hay que mencionar que en algunas ocasiones quienes prohíben los contenidos son los usuarios, no Facebook. Cuando la red social recibe varias denuncias bloquea las páginas de inmediato.

Los parámetros de Facebook para determinar si una página debe ser eliminada no son del todo claros, pues cada caso es excepcional. No obstante, desconcierta que censuren, sin dudarlo, una obra de arte que muestra un pezón o la imagen de una madre que amamanta a su hijo, y, por el contrario, no consideren la posibilidad de eliminar una página que atenta contra los derechos de los aborígenes australianos.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.