María Claudia López. Foto: Juan Carlos Sierra.

El futuro de Biblored, los Clan y los programas de estímulos. Habla la secretaria de cultura

María Claudia López, secretaria de cultura, recreación y deporte de Bogotá habló con Arcadia sobre las metas de su cartera y el legado de la administración anterior.

2016/02/23

Luego de exponer su programa a la revista Semana y hablar con Arcadia sobre la proyección de los festivales al parque en Bogotá, la exviceministra de Cultura María Claudia López, ahora secretaria de cultura, recreación y deporte del Distrito, responde a algunos interrogantes puntuales sobre la entidad a su cargo. 

¿Es cierto que se recortó el presupuesto de la Secretaría de Cultura e Idartes para este año?

No es cierto. El presupuesto de inversión de 2016 para el sector Cultura, Recreación y Deporte de Bogotá alcanza la cifra de $531.805 millones de pesos e incluye lo asignado a las entidades adscritas a la Secretaría, que son el Instituto Distrital de las Artes (IDARTES), la Orquesta Filarmónica de Bogotá, la Fundación Gilberto Alzate Avendaño, el Instituto Distrital de Patrimonio Cultural (IDPC), el Instituto de Recreación y Deporte (IDRD) y el Canal Capital, que es una entidad vinculada.

Vale la pena aclarar que ese presupuesto es el mismo aprobado desde el año anterior y que no existe ni recorte presupuestal, ni adición de recursos hasta la fecha.

¿Cómo evalúa la gestión de la anterior administración en materia cultural?

Encontramos iniciativas valiosas como la Jornada Única y los Centros Locales de Arte y Cultura (Clan), cuya operación se optimizará, con el ánimo de garantizar una oferta de calidad, con una infraestructura apropiada y desconcentrada.

En articulación con la Secretaría Distrital de Educación implementaremos el Sistema de Formación Artística y Cultural de Bogotá para atender a nuestros niños y jóvenes.  

En lo que tiene que ver con el Sistema Distrital de Arte, Cultura y Patrimonio, vamos a potenciar un modelo de participación ciudadana en la gestión cultural de la ciudad que garantice la presencia y la voz de los habitantes en los planes, programas y proyectos del sector y, sustancialmente, el ejercicio del control social sobre el uso de los recursos públicos asignados a la cultura. Lamentablemente encontramos un sistema, aparentemente participativo, pero que en realidad cuenta con 47 instancias entre consejos distritales y locales, comités, mesas técnicas y comisiones intersectoriales que hacen inoperante el concepto de la participación.

Así mismo, en las áreas de patrimonio cultural, lectura, industrias culturales y creativas, así como en el Observatorio de Culturas existen hoy carencias y debilidades.

¿Cómo va a ser la sinergia con Idartes?

Desde el primer día de esta administración estamos trabajando en equipo. Cada entidad del sector Cultura, Recreación y Deporte está estructurando sus planes de acción de acuerdo con las líneas estratégicas trazadas por la Secretaría, con el propósito de hacer una ‘Bogotá, mejor para todos‘.

La Secretaría de Cultura, Recreación y Deporte va a trabajar de manera articulada, no solo con las entidades que hacen parte del sector, sino con las 12 secretarías distritales y con otros socios estratégicos del sector público y privado, porque entendemos que el diálogo, la buena planeación y el trabajo intersectorial son la clave para alcanzar las metas que nos hemos trazado.

15 años después de ser fundadas, las bibliotecas reclaman una reactivación. ¿Qué se va a hacer para dotarlas y potenciarlas?

Crearemos el Plan Distrital de Fomento a la Lectura y la Escritura, en alianza con la Secretaría Distrital de Educación, esa será la gran apuesta. En ese marco, fortaleceremos las bibliotecas públicas, escolares y comunitarias, sobre todo en los sectores más vulnerables.

En 2016 celebraremos los 15 años de la Red de Bibliotecas Públicas de Bogotá (Biblored), que hoy cuenta con 19 bibliotecas, ubicadas en 14 localidades. El promotor de esta infraestructura cultural fue el alcalde Peñalosa, quien en su primer mandato construyó las bibliotecas mayores El Tintal, El Tunal (hoy Gabriel García Márquez) y la Virgilio Barco, dejando en claro su compromiso con la educación de calidad y el fomento de la lectura y la escritura como herramientas del cambio social.

Para darle una mayor proyección a este legado y llegar con mejores servicios a más ciudadanos, vamos a contar con bibliotecas más atractivas, mejor dotadas y con una amplia oferta de contenidos digitales. La Biblored digital, concebida como un entorno de acceso a la información, la cultura y el conocimiento, y como un espacio para la creación de redes de trabajo, formación, intercambio cultural y participación ciudadana.

Los libros llegarán a otros espacios no convencionales como parques, paraderos y bibloestaciones de Transmilenio. Así mismo, se incrementarán los programas de promoción de lectura y se trabajará con las comunidades en el desarrollo de colecciones, programas y servicios que respondan a sus necesidades e intereses. Biblored se unirá al programa de Jornada Única con actividades de lectura, talleres de escritura y semilleros de investigación que promuevan el uso creativo de los recursos bibliotecarios.

Es necesario despertar el gusto por la lectura desde la primera infancia, sin olvidar a los jóvenes y adultos mayores. También buscamos mejorar las capacidades para la escritura y el aprendizaje creativo y autónomo, con el objetivo de que los ciudadanos puedan aprovechar al máximo el potencial de las bibliotecas públicas.

¿Qué va a pasar con los programas de estímulos?

Este año, el Portafolio Distrital de Estímulos para la Cultura otorgará más de 11.500 millones de pesos en premios, becas y residencias para artistas, jóvenes creadores, gestores culturales, comunidades étnicas, sectores sociales, grupos etarios, población víctima del conflicto armado, entre otros.

A diferencia de años anteriores, el portafolio no estará dividido por entidades, sino por áreas, con el propósito de facilitar la búsqueda de los ciudadanos. Abriremos más de 100 concursos en arte dramático, artes plásticas y visuales, danza, audiovisuales, literatura, música, prácticas culturales, patrimonio cultural, poblaciones y una categoría multidisciplinar, que comprende becas de creación para realizar un proyecto con el Teatro Mayor Julio Mario Santo Domingo y con el Teatro Jorge Eliécer Gaitán.

Tendremos una categoría de Homenajes, dirigida a artistas y gestores culturales destacados, con más de 15 años de trayectoria en Bogotá, y otorgaremos un premio a la gestión cultural local destacada. Premiaremos a las comunidades creativas, a través de becas dirigidas a agrupaciones en territorios vulnerables de estratos 1 y 2 que trabajan en arte y cultura para superar dificultades sociales, involucrando a sus comunidades.

Entre los premios destacados está el Luis Caballero en artes plásticas, que otorgará 128 millones de pesos e incluye la exhibición de la obra en la Galería Santa Fe. 

En esta ocasión, tendremos una bolsa de estímulos por $4.700 millones vinculada a la Ley de Espectáculos Públicos (LEP) para la compra, dotación, mejoramiento y adecuación de los escenarios de las artes escénicas en Bogotá.

La convocatoria se abrirá el próximo 26 de febrero. Se pueden consultar las bases a través de la página web

El Portafolio Distrital de Estímulos para la Cultura agrupa la oferta de la Secretaría de Cultura, Recreación y Deporte y sus entidades adscritas: Idartes, el Instituto Distrital de Patrimonio, la Fundación Gilberto Alzate Avendaño y la Orquesta Filarmónica de Bogotá. 

En líneas gruesas, ¿cuál es la idea de esta administración en cuanto a insistir en que la cultura debe ser un bien público y no privado?

La cultura, como bien público, es un poderoso motor de transformación social y de construcción de comunidad. A través del arte y la cultura, los ciudadanos no solo tienen mejores oportunidades, sino que son capaces de expresarse, de encontrase y de tratar sus diferencias. En ese sentido, la acción del sector se orientará a fortalecer el tejido social y a generar transformaciones culturales para el goce y el disfrute del espacio público.

Nos interesa que las personas lean más, toquen instrumentos, practiquen la pintura, la danza, el canto y el teatro y que vivan y disfruten sus tradiciones culturales. Los programas y los escenarios culturales se orientarán a mejorar las relaciones de convivencia en los barrios y a profundizar el respeto por la diferencia y la valoración de la diversidad. Por ello, será una prioridad construir e implementar los programas culturales colectivamente, desde los saberes, intereses y necesidades de las distintas comunidades.

Para garantizar la igualdad y el acceso a los programas del sector crearemos nuevas infraestructuras culturales, recreativas y deportivas y mejoraremos las existentes, vinculando a las comunidades en la consolidación de una oferta acorde con las realidades de cada localidad.

También fomentaremos las industrias culturales y creativas como vehículo para dinamizar la economía naranja, apoyar los emprendimientos culturales y aportarle al desarrollo económico de la ciudad.

Hablemos de los festivales al parque. ¿Qué proyectos tienen al respecto?

Los Festivales al Parque continuarán siendo uno de los proyectos más importantes del sector para el fomento de las prácticas artísticas musicales en la ciudad, con un reconocido componente local, nacional e internacional. Seguirán consolidándose como espacios de encuentro, inclusión y convivencia y también como escenarios de circulación y proyección para artistas locales, y de interacción con grupos internacionales. Se dará continuidad a los proyectos de capacitación, modulación y plantario, que fortalecen los procesos de formación artística, emprendimiento y circulación.

Con respecto a los Festivales de Jazz, Salsa y Colombia al Parque, estamos en el rediseño de una propuesta que refleje la realidad de las expresiones sonoras de la ciudad, buscando ampliar la participación de nuevos sectores de artistas locales y aumentar la asistencia de las familias.

¿Qué va a pasar con los Clanes?

Es un programa que va a continuar, pero necesita una reestructuración para mejorar los espacios de formación, la cobertura y la oferta de servicios. Queremos incluir un proyecto de creación artística que fomente el uso de las tecnologías de la información y las comunicaciones y desarrollar una línea de investigación para generar los indicadores que nos permitan medir el impacto de la formación artística en la transformación cultural.

¿Serán los artistas y músicos que trabajan en las calles tratados? con la misma lógica de los demás trabajadores del espacio público?

No, porque existe el Decreto Distrital 456 de 2013 (parágrafo del artículo 31), el cual dispone que están exentas del pago por aprovechamiento económico del espacio público las actividades culturales organizadas por las entidades públicas distritales o de cualquier orden, siempre que éstas no exhiban ningún tipo de publicidad comercial privada en el espacio público.

También se exceptúan las actividades que ejercen los voceadores de prensa, lustra botas, vendedores de loterías y los artistas que desarrollan sus actividades en el espacio público, de conformidad con la caracterización que desarrolle la Secretaría Distrital de Cultura, Recreación y Deporte.

Cuál es el proyecto de la Secretaria con respecto al proceso de paz para insistir en que la cultura debe ocupar un lugar central.

Tenemos claro que la cultura debe ser la gran protagonista del postconflicto, porque es el alma de la gente. La cultura tiene el enorme poder de transformar, facilita la unión, el diálogo y la reconciliación. Trabajaremos de la mano con la Alta Consejería para los derechos de las Víctimas, la Paz y la Reconciliación y nos enfocaremos en la construcción del tejido social en las localidades de mayor concentración de víctimas.

Junto con otras secretarías e institutos haremos intervenciones integrales en zonas y barrios altamente vulnerables, en donde además de recuperar y embellecer el espacio público, realizaremos acciones colectivas desde el arte y la cultura que mejorarán la convivencia, generarán resiliencia y abrirán nuevas oportunidades de vida.

También promoveremos una movilización social y activa desde el arte y la cultura a través de espacios de diálogo entre los diversos actores de la ciudad. Propiciaremos debates, bajo un marco de respeto por la diferencia.

Este contenido hace parte de la edición impresa. Para leerlo, debe iniciar sesión:

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción por favor ingrese la siguiente información:

No tiene suscripción. ¡Adquierala ya!

Si usted tiene algún inconveniente por favor comuniquese con nosotros en Bogotá al 7421340 o a la línea nacional gratuita 018000-911100 (Lunes a Viernes de 7:00 am a 8:00 pm, Sábados de 09:00 am a 12:00 m).

Su código de suscripción no se encuentra activo para esta publicación