Pablito Flórez, el "Juglar del porro"

Falleció Pablito Flórez, el “Juglar del porro”

El maestro se inspiró en las maravillosas historias del Sinú para renovar el porro tradicional e incluir letras en sus melodías. Su aporte fue esencial para la música colombiana.

2011/12/15

Por Revistaarcadia.com

“El porro es lo que son mis coterráneos, sabe a ciénaga, a río, a mar, a camino viejos, a barro, a pájaros, a comida. El porro es el dueño del Sinú y de las sabanas. También sabe a fiesta y a toro”, contó alguna vez Pablito Flórez.

Flórez nació en Ciénaga de Oro (Córdoba), el 27 de junio de 1926, y compuso, entre muchas otras canciones,  Los sabores del porro, una obra revolucionaria que adquirió un gran reconocimiento en la década de los noventa en toda la región Caribe. Más tarde llegó a todo el país y al exterior.

“Es un tratado de culinaria que representa el gusto que todo costeño siente por la comida. Pero además de detenerse en los alimentos, esta clásica canción hace referencia a otros elementos típicos del paisaje cultural de la Costa, como la fiesta, el corral, el fandango, el ranchón y el higo. Es una canción cuya letra contiene la identidad de toda una región, reflejada en muchos de los elementos que la definen”, escribió Carlos Marín, escritor y periodista, cuando el Ministerio de Cultura le dio el Premio Nacional Vida y Obra 2008 al juglar, quien también recibió la orden “Maestro del Patrimonio Musical Colombiano”. 

 “Colombia pierde a uno de sus grandes músicos y juglares. Es inmenso su aporte a la cultura del país, lo mismo que la huella e inspiración que despertó con sus composiciones en varias generaciones de creadores”, expresó  Mariana Garcés Córdoba, Ministra de Cultura.

El impacto de su aporte fue tal, que en 1998 la junta organizadora del Festival Nacional del Porro de San Pelayo (Córdoba) incluyó el estilo del juglar en este certamen cultural, creando la modalidad de ‘Concurso de porro vocalizado con arreglo para música de cuerdas’. Flórez se hizo acreedor al premio de esta categoría durante tres versiones consecutivas y más tarde, en 2001, su hijo Marco Antonio fue el ganador.

“Añadirle la letra al porro fue el medio que usó Pablito Flórez para desarrollar su riqueza musical y su vocación narrativa”, contaba Marín.

Otras de sus canciones reconocidas fueron: La aventurera, La muerte de María Varilla (cumbia), Tres darinetes (fandango), Ojos turcos (merengue), Rosas de la tarde (pasillo), El entierro de Pablo Flórez (paseo) y El dolor de Marla (porro).

Compartimos Los colores del porro en la voz de Totó "La Momposina":

Este contenido hace parte de la edición impresa. Para leerlo, debe iniciar sesión:

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción por favor ingrese la siguiente información:

No tiene suscripción. ¡Adquierala ya!

Si usted tiene algún inconveniente por favor comuniquese con nosotros en Bogotá al 7421340 o a la línea nacional gratuita 018000-911100 (Lunes a Viernes de 7:00 am a 8:00 pm, Sábados de 09:00 am a 12:00 m).

Su código de suscripción no se encuentra activo para esta publicación