RevistaArcadia.com

Ganadores del Premio Vida y Obra del Ministerio de Cultura

La poeta Maruja Vieira y al gaitero Juan Alberto Fernández Polo recibieron el galardón. Este premio reconoce el trabajo de creadores o gestores culturales cuya labor haya sobresalido a nivel nacional e internacional.

2012/09/07

Por Revistaarcadia.com.

Vieira y Fernández recibirán 50 millones de pesos, y se publicará un libro, impreso o digital, sobre su vida y su obra que estará a cargo de investigadores escogidos por el Ministerio de Cultura.

Los ganadores

Maruja Vieira nació en Manizales en 1922 y es una reconocida poeta, periodista y ensayista.  Es numeraria en Colombia de la Academia de la Lengua y Correspondiente Hispanoamericana de La Real Academia. Ha publicado trece libros de poesía y uno de prosa, entre los que se destacan Los nombres de la ausencia, Sombra de amor, Todo lo que era mío, Ciudad remanso y Tiempo de la Memoria.

Ha sido columnista de varios  medios en el país como El Espectador, El Siglo y El País de Cali. En Venezuela, donde vivó varios años durante la década de los cincuenta, fue colaboradora de El Nacional, El Heraldo y El Universal de Caracas.

Inició su carrera  en 1946, cuando el suplemento literario de El Tiempo publicó sus primeros poemas, los cuales han sido traducidos  al inglés, al francés, al alemán, al griego, al húngaro y al gallego. Durante 12 años fue Secretaria General del PEN Club, la organización de escritores más grande del mundo. Ha recibido otros premios, como la Orden Aquilino Villegas, del Departamento de Caldas; la Gran Cruz de su ciudad natal, Manizales; la Orden de la Cultura, del Ministerio de Cultura; la Medalla Simón Bolívar del Ministerio de Educación Nacional; la Medalla Honor al Mérito Artístico de Bogotá, y la Orden Civil al Mérito José Acevedo y Gómez en el grado Cruz de Oro, del Concejo de Bogotá, Premio “Erato”.

Juan Alberto Fernández Polo, “Chuchita”, nació en San Jacinto, Bolívar, en 1933. Creció en el campo y en los años cuarenta se trasladó al Magdalena en busca de mejores oportunidades laborales.

Durante siete años vivió en esa región desempeñándose como corralero y lechero, después regresó a San Jacinto y tocó algunos años junto al reconocido acordeonero Andrés Landero.

Se unió a los gaiteros de San Jacinto gracias a la invitación de su tío Atonio Fernández, “Toño”, y  es gracias a su trabajo con esta agrupación que alcanza reconocimiento internacional y recibe un Grammy latino en 2007.

Aunque no tiene una formación académica formal es considerado, junto con Nicolás Hernández y Manuel Toño García, la base de los Gaiteros de San Jacinto. También es una de las pocas personas que conoce y cultiva una forma de literatura oral del Caribe colombiano: los cantos de labor.

Puede consultar la resolución del premio aquí.

                                                         

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.