El diseño de las gafas podría cambiar según la retroalimentación de los posibles compradores.

Google presenta sus gafas inteligentes

La empresa Google mostró por primera vez en público el prototipo de sus gafas, en el marco de su conferencia anual para desarrolladores de software en San Francisco, cuyos asistentes podrán ser los primeros en adquirir el dispositivo.

2012/06/28

Por EFE y Revistaarcadia.com.

La presentación de la versión experimental de esas gafas fue hecha por Sergey Brin, cofundador de la compañía, y estuvo precedida por un video de unos paracaidistas que aterrizaban sobre el edificio donde se realizaba el evento y grababan la experiencia a través de los anteojos de Google.

 

La existencia del proyecto Google Glass se conoció en febrero de este año y Google dio detalles del mismo en abril, cuando publicó en su blog un video en el que mostraba el funcionamiento del aparato.

Esas gafas "inteligentes" cuentan con una cámara integrada y una pantalla del tamaño de un sello ligeramente por encima de la línea de visión del ojo derecho en la que se proyectan contenidos, desde imágenes a correos electrónicos.

El dispositivo equipado con micrófono y altavoz funciona con sistema operativo Android, tiene conexión a internet y se maneja a través de movimientos de cabeza.

El prototipo mostrado estaba construido sobre un marco de titanio y su peso era comparable a unas gafas de sol, si bien Google está trabajando con fabricantes de gafas para diseñar modelos estéticamente más acordes con los productos de mercado.

El prototipo indica que las gafas podrán usarse para ubicarse en la ciudad –gracias a google maps–, grabar recordatorios, oír música, conocer el estado de las vías, hacer llamadas en video, tomar fotos, saber la temperatura del día y la posibilidad de lluvia, conectarse a Internet, averiguar la hora y mandar mensajes, entre otras cosas.

Las gafas de Google, que han empezado a llamarse "Explorer Edition", podrán ser compradas por los asistentes a su conferencia de desarrolladores de software que tengan residencia en Estados Unidos.

Su precio de venta es de 1.500 dólares y, aunque se podrán encargar próximamente, no estarán en poder de los compradores hasta 2013.

Hasta ahora, las gafas han recibido tanto comentarios negativos como positivos. Los más gomosos esperan ansiosos la salida al mercado del producto y consideran que es útil y atractivo. Otros, por el contrario, piensan que las gafas interferirán demasiado en la cotidianidad de las personas.

La intención de Google es conocer la opinión de los técnicos del sector sobre el dispositivo y recibir retroalimentación de los posibles compradores con el fin de avanzar en el desarrollo de una posible versión comercial que se ajuste a las necesidades del consumidor final.

 


¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.