RevistaArcadia.com

Habladurías

2012/10/31

CINE PARA TODOS

Septiembre fue un mes de cine en Colombia. Empezó con el Festival de Cine Francés que en su undécima versión irá hasta el 11 de noviembre en diecisiete ciudades del país. Hasta ahora el público ha quedado encantado con la selección de más de cuarenta películas, entre las que se encuentran varias de la actriz francesa Sandrine Bonnaire a quien este año el Festival rinde homenaje. Ha habido cine clásico francés, películas inéditas en Colombia, rarezas como El bello Sergio, la primera película de Claude Chabrol, y hasta animación experimental, sin faltar el éxito francés del momento, Amigos de Olivier Nakache. También dio mucho de qué hablar el Ciclo de Cine Rosa que se presentó en Bogotá, Cali y Medellín y cuyo protagonista fue Víctor Hugo Robles, periodista y activista chileno conocido como el Che de los gays. Además, se proyectaron películas icónicas del cine colombiano como Pura sangre y Soplo de vida de Luis Ospina. Para terminar, hasta el seis de octubre se realizó en Bogotá y Medellín el Festival Internacional de Cine y Video de los Pueblos Indígenas. Fue un evento de grandes proporciones en el que, además de películas y documentales, hubo charlas sobre lo que significa lo audiovisual indígena. La clausura del Festival en Bogotá, con premiación incluida, estuvo a cargo del grupo Conector de Héctor Buitrago.

CALI CULTURAL

Finalizó con éxito la tercera edición internacional del Cali Blues Festival que se realizó del 6 al 28 de septiembre en Cali, Pereira, Buga y Palmira. Esta vez estuvo mucho más concurrido que en años anteriores, aunque la temática fue la misma: acercar a la gente al blues, un género que tiene sus raíces en los cantos de los esclavos negros que trabajaban en las plantaciones de Estados Unidos. Además de música, con las presentaciones del Blues Boy Trio, The Blue Turtles Band y Sean Carney, se inauguró la estupenda exposición fotográfica Under the Rock del fotógrafo y músico manizalita Leonardo Gómez, en el Colombo Americano. El cierre corrió por cuenta de Carlos Reyes & La Killer Band, Esteban Copete y su Kinteto Pacífico, La Percumotora, Little Joe Mclerran Band y Shaun Booker. Mientras tanto, también en Cali ocurrían el Festival Mundial de Salsa, el Festival de Jazz Ajazzgo y la Feria del Libro del Pacífico. Esta última dividió opiniones pues, aunque los organizadores del evento se esforzaron por tener una buena programación con invitados como el cronista peruano Julio Villanueva Chang y el director de cine peruano Francisco Lombardi, la asistencia no fue la esperada. Algunos libreros protestaron por la poca asistencia y los saldos excesivos que provocaron que las ventas se redujeran drásticamente.

GABO EN LA PANTALLA

Del 4 al 11 de octubre la Cinemateca del Caribe realizó en Barranquilla el decimosexto Salón Nacional e Internacional del Autor Audiovisual que este año rindió homenaje a García Márquez. Hubo de todo. Momentos memorables como la proyección por primera vez en Colombia de la película Memoria de mis putas tristes, dirigida por Henning Carlsen y Ricardo del Río, y la conferencia a raíz de la proyección del largometraje Heleno, sobre la gloria del fútbol brasilero Heleno da Freitas, que jugó en el Junior de Barranquilla. Y hubo espacios menos afortunados. Al parecer, el público no quedó satisfecho con la selección de artistas invitados que, comparados con los de años anteriores como el chileno Miguel Litín y Patrizia Von Brandenstein, directora de arte de la película Amadeus, no tuvieron mucha acogida. La presencia de la reina del Carnaval como figura central de la gala de apertura también molestó a algunos asistentes que se quejaron de que no hubiera más invitados del mundo artístico.

DÍAS DE RADIO

El 19 de septiembre el Teatro Nacional de Bogotá estrenó la obra Radio Sóngoro Cosongo, dirigida por el cubano Juan Carlos Rod. El mayor acierto es recordar al gran poeta cubano Nicolás Guillén, autor de versos que no solo supieron plasmar el ritmo de la herencia africana sino también denunciar las injusticas cometidas contra la población negra desde su llegada al continente americano. A Rod se suman los actores Leo Fuentes y Santiago Soto para recrear un programa de radio trasmitido desde La Habana en los años cincuenta y dedicado, justamente, a la poesía de Guillén. Vale la pena resaltar la fuerza de los actores para declamar. Sin embargo, la obra también tiene desaciertos. Además de algunas fallas de luces y sonido la noche de su estreno, el gran problema es que se publicita como un cabaret cuando no lo es. De hecho, tampoco es un programa de radio en todo el sentido de la palabra. Es, más bien, un muy buen recital de poesía. Y esa omisión, desafortunadamente, causa que algunos espectadores no salgan muy felices.

DOS SALAS COLONIALES

El Museo de Arte Colonial, ubicado en pleno centro de Bogotá, inauguró el pasado 20 de septiembre dos nuevas salas para exponer una selección de obras religiosas del periodo barroco que pertenecieron al Monasterio de Santa Inés de Montepulciano, fundado en 1645. La exposición se llama De la clausura al museo, relatos de una colección inédita y hace énfasis en la fuerza expresiva de vírgenes, cristos, santos y símbolos católicos traídos desde España al Nuevo Reino de Granada con el objetivo de captar fieles y configurar entre estos roles de comportamiento. En las dos salas hay cuadros y objetos cargados de detalles como las primeras vírgenes de Chiquinquirá y del Carmen y algunas manifestaciones del primer arte católico americano.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.