Humberto De La Calle. Fotos Archivo Particular.

El nadaísta que buscó la paz

Humberto de la Calle compartió con 'Soho' un texto en el que habla de su juventud, su formación intelectual y su roce con la corriente de pensamiento, que lo influencia hasta el día de hoy.

2016/10/03

Por revistaarcadia.com

"Es en ese contexto en el que surge el nadaísmo. Una voz fresca, un collage luminoso, no siempre orgánico, una colección de destellos, un llamado a la libertad. Caí allí como abeja al panal. En ese momento, como algo más instintivo que razonado. Claro que el instinto fue siempre un componente vital del nadaísmo."

El contexto del que habla Humberto de la Calle es su adolescencia en Manizales, la rebelión ante sus padres, la influencia de la religión y la pesada disciplina del colegio. En un escrito que le compartió a la revista SoHo habla cándidamente de las corrientes de pensamiento que lo fueron formando y las lecciones que conserva hasta el día de hoy. En particular, el nadaísmo: "me queda el sustrato central: la mente abierta, el deseo de experimentar, el terror al dogma, la búsqueda incesante de la libertad, el derrumbe del mito.

Ahí sigo".

Lea el texto completo aquí. 

Este contenido hace parte de la edición impresa. Para leerlo, debe iniciar sesión:

Revista Arcadia anuncia a sus lectores que nuestra versión impresa comenzará a pedirles que se registren en nuestra página web.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com