Duque nació en 1976 en Bogotá. Foto: Daniel Reina.

"La cultura aporta más al PIB que la minería o el café"

Dentro de los cientos de discusiones que se tienen al año sobre diversos temas en el corazón político del país, la cultura sigue siendo la Cenicienta y la gran ausente. 'Efecto naranja', del senador Iván Duque, es una excepción a la regla. Hablamos con él sobre su proyecto de ley naranja que se discute en el congreso.

2017/01/16

Por Revista Arcadia

¿Qué es, en resumidas cuentas, la economía naranja?

También conocida como economía creativa, la Economía Naranja está compuesta de cuatro sectores básicos. En primer lugar está Patrimonio Ancestral que incluye festivales, carnavales, gastronomía, museos, bibliotecas, centros arqueológicos, etc. En segundo lugar las artes visuales (fotografía, pintura, escultura, videoarte) y las artes escénicas (teatro, danza, zarzuela, ópera, títeres y así), en tercer lugar los medios como T.V, cine, radio, revistas, periódicos, digitales; y en cuarto lugar las creaciones funcionales como arquitectura, publicidad, diseño, animación digital, joyería, diseño de juguetes, y videojuegos. Es una economía que combina talento con cultura y propiedad intelectual.

¿Por qué creció tanto esta industria después de la crisis financiera de 2008?

Porque el mundo ha pasado a consumir más intangibles y porque desde el 2007, con el lanzamiento del iPhone, el mundo ha visto exponencialmente una gran revolución de contenidos que se mueven mediante teléfonos inteligentes en todo el planeta. Los contenidos se han convertido en un producto de primera necesidad en la era de la interacción acelerada de cultura.

El escritor Charles Leadbeater asegura que “a diferencia de los demás sectores de la economía, [la economía naranja] tiene la ventaja de que puede crear valor de la nada”. ¿A qué se refiere?

Hoy estamos ante una revolución de contenidos que sumado a la tecnología cambia la sociedad. Fotos en Instagram, YouTubers, videos virales, artistas que pasan del anonimato a la fama por un video, son casos de generación de valor, exaltación de la propiedad intelectual y fama cultural que dan herramientas a cualquiera para crear consumidores.

Usted es de los que más ha trabajado por avanzar la economía naranja en el país. ¿Por qué?

Llevo años analizando y escribiendo sobre el sector. Con Felipe Buitrago escribimos La Economía Naranja desde el BID, luego publiqué con Editorial Planeta Efecto Naranja y soy el autor del proyecto de ley naranja que se discute en el Congreso. Estoy convencido que este sector debe ser parte central de la agenda de desarrollo en nuestro país.

Muchos creadores y gestores culturales no están al tanto de su propio potencial económico. ¿Qué les diría para que se involucren más con la economía naranja?

Este sector aporta más al PIB que la minería o que el café según los datos de la OMPI y eso muestra que si le damos el papel protagónico estamos ante un sector que cada día tomará más fuerza.

¿Cuánto genera hoy en Colombia y cuánto podría llegar a generar? ¿Cuál es el potencial del país?

Hoy es cerca del 3% del PIB según la OMPI y la meta es duplicarlo en una década o menos. La economía naranja emplea cientos de miles de personas directa e indirectamente, es una economía limpia y con gran impacto social además de ser una avenida a la sociedad del conocimiento.

¿Cuáles son hoy los principales retos de la economía naranja hoy en el país?

Articulación institucional, mejorar la información para toma de decisiones, contar con una política de talento de la mano con la educación, tener más herramientas para la incubación de empresas y aumentar nuestras exportaciones del sector.  

Cuéntenos de las 7i, la propuesta para estimular el sector creativo...

Es una idea sencilla y vinculada a un número cultural: 7 colores primarios, 7 notas musicales, 7 maravillas del mundo, 7 días de la semana, etc.  

Puntualmente, las ideas son:

  1. Información: mejorar la base de información del sector en cabeza del Dane y MINCULTURA. Con esto podemos tomar mejores decisiones.
  1. Instituciones: fortalecer las instituciones públicas, privadas y público privadas que intervienen. Fortalecer la institucionalidad de propiedad intelectual en el país.
  1. Infraestructura: crear líneas para brindar financiamiento y cooperación técnica  a municipios y departamentos con el fin de construir infraestructura cultural y creativa.
  1. Industria: promover políticas de talento para ser identificados y promovidos desde edad temprana. Darle a la formación cultural y creativa un papel estratégico en la jornada única, disponer recursos de los fondos de promoción empresarial y ampliar la oferta de becas en los sectores naranja.
  1. Integración: promover mercados de contenidos originales que consoliden la co-creación, la co-producción, la co-comercialización y la co-protección.
  1. Inclusión: hacer de la economía Naranja un factor de inclusión social.
  1. Inspiración: premiar, dignificar y exaltar al artista. También darle vida al sello Creado en Colombia.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.