Mauricio Sáenz en su oficina en Semana. Foto: León Darío Peláez.

Mauricio Sáenz, el manual de estilo de 'Semana'

El jefe de redacción de la revista Semana recibió el primer Reconocimiento Clemente Manuel Zabala de la Fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI) por su ejemplo como periodista, formador y ciudadano. Arcadia habló con él.

2015/09/22

Por RevistaArcadia.com

Quien haya trabajado en Semana en los últimos 15 años ha pasado por su oficina. Se ha sentado a su lado, al mismo tiempo nervioso y expectante, a la espera de su veredicto. Mauricio Sáenz se toma su tiempo en mirar los artículos. Elimina las redundancias, simplifica las oraciones, comenta. Para él, editar es un ejercicio natural. Ve los textos como un rompecabezas y a simple vista sabe cuando una ficha no está bien ubicada.

El 30 de septiembre recibirá el reconocimiento de la FNPI en Medellín, donde participará en un coloquio con los periodistas Miguel Ángel Bastenier y Maryluz Vallejo al medio día, antes de ser galardonado a las 8 de la noche. El panel del premio destacó que "Mauricio Sáenz Barrera es un profesional cabal y un ciudadano ejemplar en constante búsqueda de la calidad periodística. Sin duda, un faro para el periodismo colombiano y un maestro para los jóvenes que se embarcan en el mejor oficio del mundo".

¿Cuéntenos cuáles fueron las circunstancias en las que usted entró a trabajar como periodista?

Yo era abogado pero no estaba feliz con la profesión, que practicaba como miembro de la vicepresidencia legal de Avianca. Afortunadamente siempre tuve una especial afinidad por el periodismo y por las letras, así que en un momento dado tomé la decisión y me lancé al agua. Me ayudó mi amiga María Isabel Rueda, quien para ese entonces trabajaba en Semana y me puso en contacto con Felipe López, quien me contrató. Mis colegas juristas me tacharon de loco, pero ahí voy.

Usted ha sido editor internacional durante muchos años, ¿cómo describiría la relación de Colombia con el mundo?

Colombia es un país ensimismado en relación con el mundo. No sé si fue Alfonso López Michelsen quien llamó a Colombia el Tibet de Suramérica. De hecho el país fue siempre muy refractario a recibir inmigraciones, lo que fue centrando más y más su mirada en sí mismo. Además tal vez también contribuye la realidad interna tan convulsionada que los colombianos han tenido que vivir durante tanto tiempo. Así que ya tienen suficiente razón para angustiarse con lo que pasa adentro como para añadirle los dramas de afuera. Y no sé si los medios, con su relativa indiferencia, han contribuido, pero esa sería la historia del huevo y la gallina.

¿Cuáles fueron los momentos más complejos de la revista Semana en estos treinta años?

La revista ha tenido períodos muy críticos, como durante el proceso 8.000. A finales de la década del noventa tuvo una dura crisis económica. Pero siempre ha sabido recuperarse y echar para adelante.

¿Cómo ha cambiado el periodismo en los últimos treinta años?

El periodismo ha cambiado mucho en sus prácticas y sus herramientas, pues ahora hay que hacer de todo. Pero el fondo sigue siendo el mismo.

¿Qué le diría hoy a un estudiante que se quiera dedicar a una profesión que parece estar cambiando radicalmente?

Que adquiera una cultura amplia, porque ese es un requisito no de ahora, sino de siempre. Y que esté preparado para cualquier cosa, porque el futuro estará lleno de sorpresas.

Este contenido hace parte de la edición impresa. Para leerlo, debe iniciar sesión:

Revista Arcadia anuncia a sus lectores que nuestra versión impresa comenzará a pedirles que se registren en nuestra página web.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com