RevistaArcadia.com

Murió Sergio Larraín

Considerado por muchos el mejor fotógrafo de la historia chilena, Larraín murió el 7 de febrero en Ovalle (Chile).

2012/02/08

Por Revistaarcadia.com

Nacido en 1931 en Santiago de Chile, Larraín dio sus primeros pasos en la fotografía en 1949, cuando decidió cambiar los estudios de ingeniería forestal en Estados Unidos por los de fotografía, disciplina que estudió en la Universidad de Michigan. A Chile regresó en 1951 y su primera exposición individual la realizó dos años después en Santiago. Con los años su obra sería motivo de muestras en Berlín, Valencia, Londres, París y Chicago, entre otros lugares.

Sergio Larraín se hizo famoso por su trabajo en la agencia Magnum en la década del 60. Magnum Photos es una agencia internacional fundada en 1947 por los reporteros de guerra Robert Capa, David Seymour, Henri Cartier-Bresson, George Rodger y Bill Vandivert, y fue una de las primeras cooperativas en el mundo de la fotografía. Tras dos años como miembro asociado, en 1961 la agencia integró a Larraín como parte de su staff, con plenos derechos.

A pesar de la fama que estaba ganando, en la década del 70 se retiró para dedicarse a la meditación, haciendo que su imagen se mitificara y llevara a que hoy las noticias repitan que no había en Chile ningún fotógrafo como Larraín.

Sus fotografías forman parte de importantes colecciones públicas y privadas, entre ellas la del MoMA de Nueva York, pero el grueso de su obra es esquivo, incluida su bibliografía: las ediciones de sus libros también son consideradas hoy como piezas de colección.

El primero de sus libros, El rectángulo en la mano, fue publicado en 1963 y tres años más tarde colaboró con sus fotos en el libro de Pablo Neruda Una casa en la arena. En Francia trabajó para revistas como Paris Match y Life, y fue allí donde conoció al escritor argentino Julio Cortázar. En 1968, con motivo de otra exposición en Lausana, publicó otro libro titulado Chile. Aun más reconocimiento obtuvo con Valparaíso, aparecido en 1991 y que antecedió London, su último libro, publicado en 1998 y considerado uno de los fotorreportajes más importantes de las últimas décadas. En 1999 realizó una exposición en el Centro Julio González del Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM) y actualmente sus fotografías pueden verse en diversos museos y colecciones, como en el Castillo de agua Laganne, en Toulouse, y el MoMA, de Nueva York.

El trabajo de Larraín fue fuente de inspiración para diversos artistas. Parte de su obra fue recogida en 2009 por el escritor Marcelo Simonetti, en la novela El fotógrafo de Dios. Julio Cortázar escribió el cuento Las babas del diablo basándose en una historia que Larraín le contó, sobre un "acto de malas costumbres" que plasmó en una fotografía que tomó a la catedral de Notre Dame en París. El relato fue a su vez inspiración para Michelangelo Antonioni, en su exitosa película Blow-up.

Su funeral se realizará en la localidad de Tulahuén, cumpliendo con el deseo que Larraín manifestó en vida.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.