RevistaArcadia.com

2 Preguntas

2012/06/22

¿Se sentiría cómodo recitando poemas en la Plaza de toros La Santamaría?

POEMAS EN LA ARENA

Más allá de que me fastidie la fiesta brava y a su vez las medidas prohibicionistas, a la idea del Alcalde le veo lados beneficiosos y un cierto aire surrealista que hubiera aplaudido con entusiasmo Monsieur Jarry. Tiene para los educandos un lado provechoso. Y también para los mal-educandos, como el servidor. Qué más quisiera uno oyendo a escritores y poetas de las tertulias lagarteriles —que seguro serán los aspirantes a las cátedras—, que tener la posibilidad de esconderse en algún burladero, sin necesidad de cortarse, antes de que lo hagan los mozos, una oreja. Quién quita, a lo mejor en la arena no desentone picar al maestro, como ya se hace en algunos claustros para espanto colectivo. Y que parta plaza una cuadrilla —bufa o no—, de brillantes escritores.

Juan Manuel Roca, poeta.

 

 

¿En serio la serie Escobar, el patrón del mal está enfocada en las víctimas? No parece.

Claro que está enfocada en las víctimas. Así se pensó, programó y escribió. El lógico paso de los capítulos le va dando protagonismo a las víctimas conocidas, anónimas y de ficción. Poco a poco los personajes van creando su mundo real mientras la mafia solo encuentra el terror de las balas y las bombas para someter a una sociedad y a un Estado. Falta mucho por contar, por lo cual la gente y los críticos no pueden dar cabida, con tan solo ocho episodios, a juicios ligeros de valor. Las víctimas, además, tendrán el mismo papel protagónico que tuvieron hace veinticinco o veinte años. Estoy totalmente convencido de que si al final del día la gente quiere ese monstruo del terror, lo único que podremos concluir es que hoy estamos peor que hace veinte años y que el cáncer hizo metástasis. Por ahora hemos logrado que el ochenta o noventa por ciento de la población hable de algo que no podía hablar hace décadas y hemos sentado a nuestra sociedad a que mire su realidad frente a un televisor. Si gana el terror, no solo será un tema actoral. 

Camilo Cano, libretista de Escobar, el patrón del mal.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.