RevistaArcadia.com

Señores Arcadia

2013/02/21

Por Revista Arcadia

Los felicito por el editorial del pasado número. Un tema difícil tratado con altura y comprensión de lo que está pasando en el país. Estamos en una grieta abismal que no entendemos.

Jaime Cerón

Me encantó su más reciente editorial. La idea del vacío no se manifiesta solamente como un asunto formal sino como algo que creemos entender, pero que solo podemos reconocer a través de sus límites, en este caso, dos tensiones tan poderosas.

Rosario López

 Quisiera explicar por qué el trabajo de María Belén Sáez, directora de Divulgación Cultural de la Universidad Nacional, no es exactamente lo que ha salvado la gestión cultural que se hace en la Universidad, tal como se presenta en el editorial 87 de la revista. A partir del 2003, el Auditorio León de Greiff fue objeto de un plan de intervenciones que incluía la adecuación del sonido amplificado, renovación de la silletería, cambio de la red eléctrica y limpieza del espacio. Fue el resultado de esa inversión lo que encontró la nueva directora. En el campo de la oferta, el León contaba a su llegada con una programación propia, gestionada y curada por un grupo asesor proveniente de la academia y el sector cultural de dos eventos semanales, además del concierto sabatino de la OFB que llegó a contar con la producción de un espectáculo internacional al mes y mínimo cuatro nacionales o locales. Por primera vez se usó boletería numerada aunque el servicio continuaba siendo gratuito. Además, el esquema general de la programación y las formas de gestión fueron el resultado de la elaboración de una de las pocas políticas públicas universitarias de trabajo en cultura. Estas políticas, despreciadas por la dirección actual, se construyeron a través de consultas y talleres desarrollados durante más de dos años. Sáez encontró un Museo de Arte que cumplía con unos criterios académicos que usaban los recursos públicos universitarios para hacer una lectura distinta a la canónica, proponiendo una alternativa a cualquier tipo de discurso hegemónico. Es claro que las instituciones las hacemos las personas, pero también es cierto que las diferencias entre la gestión de la defendida por Arcadia y sus antecesores, pasa por varios matices.

Francisco Montaña
Profesor Asociado
Instituto de Investigaciones Estéticas
Universidad Nacional de Colombia

N. de la D. Miembros del equipo de esta revista presenciaron el proceso al que alude el editorial y por lo tanto Arcadia se mantiene en sus opiniones.

Disfruté su especial del Hay Festival, sobre todo la entrevista a Grayling. Quiero felicitar al periodista Rodrigo Restrepo por su rigor a la hora de preguntar. Grayling, en cambio, me pareció arrogante. “Adorno habla basura”. ¿No le pareció oportuno al señor Grayling dar una justificación para tan grande juicio?

Gustavo Lopera

Dos errores: En la pasada edición se anunció que la Orquesta Sinfónica de Bogotá y la Filarmónica Nacional de Colombia harían parte de la programación del I Festival de Música de Bogotá. Hay una equivocación. Aunque las dos orquestas estarán presentes en el Festival, sus nombres correctos son Orquesta Filarmónica de Bogotá y Orquesta Sinfónica Nacional de Colombia. ?También en la sección Minúsculas de la pasada edición se afirmó que la argentina Andrea López había renunciado a la dirección de Alfaguara en Colombia para irse a la editorial SM en México. Es falso. Según confirmó Arcadia, López regresará a Argentina para trabajar en la editorial Adriana Hidalgo. Ofrecemos disculpas.

 

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.