RevistaArcadia.com

Canciones de amor

2012/08/17

Por Andrés Gualdrón

Vivimos en una cultura musical que ha hecho de las "baladas" y las canciones de amor casi un fetiche. Algunos toman la desición radical de alejar su producción de este horizonte temático y embarcarse en otras ideas: The Clash, en alguna entrevista a inicios de los 80, declararón como su música tenía una intención particularmente política y cómo preferían alejarse del "tema del amor" en tanto ya había sido cubierto suficientemente por millones de artistas.

 

En estos días, sin embargo, he recordado algunas canciones que me han hablado con fuerza en momentos en los que el tema, con sus múltiples aristas, me ha rondado insistentemente por la cabeza. Soy uno entre muchos: he observado, con curiosidad, cómo la gente suele construir una biografía de sus propios sentimientos a partir de la música.

 

Para este post me aventuré en la tarea de reconstruir y ordenar una pequeña lista biográfica con canciones de amor que aparecieron en momentos importantes. Y es que es casi un prodigio que entre la sobreabundancia de música sobre el tema exista alguna pieza que todavía sepa iluminarnos y mostrarnos un ángulo nuevo.

 

 

 

Human Nature (Michael Jackson)

 


Vuelvo al 2005. Un viejo reproductor de Mp3. Días de frío y niebla alrededor de los meses de julio y agosto y una canción que me recuerda que el pop a veces es todo menos ingenuo.

Entre sintetizadores, ambientes y ecos, Human Nature nos muestra como todos los amores están íntimamente ligados a los lugares donde nacen, a las calles en donde se dibujan, a los espacios que los contienen. La canción logra transmitirnos la idea del amor como una suerte de euforia contenida, contemplativa, enormemente poderosa. Nos cuenta, acorde tras acordes, la historia de una relación que se parece a observar el amanecer sobre la ciudad.

Looking out across the morning
The city's heart begins to beat”



Re: Stacks (Bon Iver)



2010, el color de las cuatro de la tarde en un día soleado y una canción que aparece como una revelación. Como una excavación profunda dentro de un universo personal, donde lo que se dice puede expresarse únicamente mediante palabras vagas, a veces más cercanas a la música y el sonido que a cualquier otra cosa.

Re: Stacks está poblada por acordes detenidos. Iluminada por una voz que parece hablar desde un lugar anterior a todas las voces.  

(El enamoramiento, como una suerte de lente implacable, cambia el color de todo aquello que aparece a su paso. Cuando llega, trae consigo otra forma de mirar).



Té (Javier Barría)

 



Junio y Julio de 2011. Lo que sucede con algunas canciones es similar a lo que sucede con algunas relaciones. Se despliega en ambas un universo de códigos, pequeñas historias y pequeños significados cuyo valor es intransferible e inexplicable. Un universo casi intangible que aparece entre los cambios de acordes, entre las metáforas, entre los silencios, en medio de los lugares y los días que los ven nacer.

Sucede también que este universo de códigos nunca conserva una sola forma. Porque las canciones, al igual que las personas, van cambiando con los días.



Ojos indios (Alfredo Gutierrez)




Estoy en Agosto de 2012 y veo como el tipo de escritura que surge del amor no está relacionado necesariamente con la concreción de un sentimiento puro, contemplativo o exento de ideas violentas. Hay otra dimensión, la del dolor, la de la desesperación, la de los sentimientos cercanos a la perversión y el odio, que atraviesan muchas de las etapas de esta experiencia.

Alfredo Gutierrez le canta al amor, pero también al salvaje sentimiento de la posesión. En tanto ama y piensa que es esclavo de la mirada de su amada, no teme relatar el anhelo profundo de adueñarse de su ojos indios, de arrancarlos, de hacerla permanecer a su lado sin importar las consecuencias. Una suerte de demencia temporal se adueña de su canto. Parece querer decir, mediante este gesto salvaje, que ya no es dueño de sí.

 

---------

 

Tierra - Xoel López

 

 

Aparece, al final de la historia, una canción profunda, que habla con una belleza incomparable sobre la distancia. Un recordatorio de cómo cada partida es un camino para encontrar cosas cada vez más esenciales.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.