RevistaArcadia.com

Clase de Megaminería en el subdesarrollo #3

Cómo explotar un país subdesarrollado

2014/10/24

Por Camilo Velásquez

Clase #3 Debilitamiento de la institucionalidad.

Hasta cuándo irá a llover. Lo mismo fue ayer y lo mismo fue antier y no sé en qué andarían pensando los que deciden estas cosas en esta universidad cuando les dio por hacer salones en este galpón... no me oigo ni mi voz. ¿Me oyen?

-Pro, si quiere llamo a los de asistencia técnica; le ponen micro y no se tardan nada.

-No, muchas gracias; lo que pasa es que yo nunca he sido de micrófonos; más bien voy a hablar un poco más alto a ver cómo nos va. Y empezaré por decirles que o es mi impresión o están un poco desorientados; porque tareas fáciles y las que le puse la clase anterior; casi todos trocaron lo de los chicos malos. Se precipitaron jóvenes, se precipitaron: contrario a lo que muchos de ustedes se figuran, a los chicos malos no hay necesidad de llamarlos con tanta antelación. Esas cosas se mueven por sí solas, solitas se resuelven y ya. Ya irán comprendiendo la mecánica del negocio. 

En las clases anteriores vimos cómo en los países como este (vamos a empezar a dejar de usar la palabra subdesarrollo) es posible hacer un marco legal que declare la minería como una actividad de primera necesidad; evitando así la lidia con aquellos que alegan cosas como la integridad del tejido social, la biodiversidad, las fuentes hídricas, el régimen tributario, el valor histórico, e-te-cé.

También vimos que entrar en un territorio rara vez es sencillo. Es difícil evitar alguna confrontación con la comunidad y siempre habrá intereses dispuestos a aprovechar este tipo de coyunturas en detrimento del proyecto extractivo. Por esto y por otros motivos que veremos, no precisamente en esta clase, nunca está de más apelar al recurso de la empresa fachada.

Ahora bien, que la lluvia amaina, podemos empezar con la tercera clase. 

Recordemos. No, recordemos no es la palabra. Piensen, imaginen lo primero que se les viene a la mente cuando piensan en la palabra utilidades. O también pueden pensar si quieren, en rentabilidad; una término que personalmente prefiero. Cuenten hasta diez y ahora sí, visualicen la cordillera central, el paso de la línea, estamos ora en el Tólima ora en el Quindío, estamos ora más altos hasta que vamos descendiendo y vemos un montón de plataformas exploratorias; posémonos con suavidad sobre esa tierra, que es algo más y algo menos que tierra. Abran los ojos y presten atención:

Básicamente dos factores determinan la rentabilidad de una explotación, a saber:

-Concentración del material (o los materiales) en la tierra.

-Proximidad a vías de transporte.

La Colosa y sus tantas bocaminas superan en estos dos aspectos a cualquier otra mina del país. Recordemos que la cordillera de los Andes surge fruto de la subducción que se da del choque entre la placa de Nazca y la placa Sudamericana. Cualquier geólogo sabe al ojo que ahí yacen grandes cantidades de oro, plata, platino, molibdeno, zinc, titanio, plomo, níquel y demás concesibles. Lástima que esta no sea una clase de geología, ciencia interesante donde las haya; pero les aconsejo que investiguen un poco porque vale la pena.

A la luz de esto, con semejante panorama, a tenor de los resultados… momento. Creo que dije una palabra… Definamos:

tenor1.

(Del lat. tenor, -oris, de tenere, tener).

1. m. Constitución u orden firme y estable de algo.

2. m. Contenido literal de un escrito u oración.

a este ~.

1. loc. adv. Por el mismo estilo.

a ~ de, o al ~ de.

1. locs. prepos. Según, conforme a.

Real Academia Española © Todos los derechos reservados


tenor2.

(Del it. tenore, y este del lat. tenor, -oris).

1. m. Mús. Voz media entre la de contralto y la de barítono.

2. m. Mús. Persona que tiene esta voz.

3. m. Mús. Instrumento cuyo ámbito corresponde a la tesitura de esta voz.

 

No puede ser! no tengo el primer signo de admiración y el diccionario de La RAE no dice nada! Intentemos por otra parte. Bien. Ya.

Diccionario del minero:

Tenor (geol), tenor, grade, la cantidad relativa o el porcentaje de contenido del metal en su yacimiento

Ahora que entramos en jerga ya podemos decir: la rentabilidad de una mina está dada por su altura de tenor y su cercanía a las vías. 

-¿Cómo se mide ese tenor?

-Gracias, caty... de dónde habrás salido tan precipitada.

Para nuestro caso se perfora la tierra, se hace una detonación, luego se emplea mercurio, cianuro… pero no… un momento que esa es otra clase. Baste por ahora decir que se toma digamos un metro cúbico de tierra y por procedimientos físico-químicos se extrae el metal. Para el oro, en el caso de nuestra empresa imaginaria, cómo es que se llama... Ah, la Anglogold Ashanti, sí. Dice. Se dice por ahí; quiero decir ella misma refiere a la agencia nacional de licencias ambientales, que el tenor de oro de La Colosa es de 0.86 partes por millón. 

Eso ya es un número rentable. Permítanme les explico. Eso significa que para extraer 0,86gr de oro hay que trajinar una tonelada de tierra, roca, y demás. Dicen los de la Anglo, que saben más que los del ministerio, que hay 24 millones de onzas de oro por extraer. Eso equivale a... uff, eso es tierra, mucha, muchita, un titipuchal, como diría un amigo. Aunque quién sabe, es posible que no sea así, el tenor podría ser más alto. No olvidemos que Colombia es un país sin la capacidad suficiente para dar cuenta con rigor de ese tenor. Pregunten nomás cuantos funcionarios hay habilitados para inspeccionar la actividad de varios miles de bocaminas en el país. Pregunten y frótense la manos.

En países subdesarrollados siempre se puede falsear el tenor, amén de tener libre vía para enviar sus muestras para ser analizadas en otros países con mejor infraestructura.

Sí; la verdad es que hay países de países y Colombia no deja de ser uno bien llamativo para la inversión extranjera. Recuerden que en este país no se sigue un modelo de concesión basado en subasta, donde se incluirían como criterios de selección las ofertas que propongan mayores participaciones al estado o la comunidad; sino que siguen un modelo de concesión que se conoce como “primero en tiempo, primero en derecho”. Dicho esto se entiende que ganar la solicitud, entre otras cosas, es una cuestión de agilidad. Buscamos menores costos indirectos y menor participación del estado; eso es lo que buscamos.

Y eso es solo el comienzo, pues el régimen tributario de este país se caracteriza por su intrincada complejidad y la precaria exi­gencia a las empresas de presentar información detallada en sus declaraciones de renta, con la consecuente ausencia de transparencia. El capital extranjero se protege como en muy pocos lugares. Se encuentran, así para nombrar algunas, las siguientes ventajas tributarias:

-Deducción especial por inversiones en activos fijos.

-Deducción por el pago obligatorio de las regalías

-Deducción por depreciación de activos fijos

-Deducción por amortización de inversiones

 Comparemos:

En Colombia el impuesto a la renta es de 33%. En Estados Unidos es de 35%  Dirán que no es nada, no se apresuren. Las regalías para el oro en Colombia son del 4% contra un 35% en Estados Unidos. Pero donde hay mayor diferencia es en el impuesto a las remesas de utilidades. Colombia 0%, Estados Unidos 30%.

Hay mucho pero que mucho más por decir. Pero si con esto no se convence a un inversionista, entonces no sé con qué se convence a un inversionista. Además el presidente de la república no tiene que consultarle a nadie para decir: LA COLOSA VA. ¡Ay Alvaritos!, ¡Ay J.M.S.C!¡Ay, cualquiera!; que los capacetes al final del día son prescindibles.

Dejemos así por hoy. Pasemos a la lúdica.

Tarea a desarrollar: Compare el sistema tributario de explotación minera colombiano con el canadiense.

Textos de Apoyo: The turn of the screw (Henry James), Nostromo (Conrad), Economía para dummies, Derecho para dummies, Constitución política de Colombia.

Frase de reflexión: Todo no vale si el resto vale menos (León de Greiff)

Canción: Por un puñado de oro (Orlando Contreras)




“Tenemos que iniciar un programa nuevo y audaz para lograr que los beneficios de nuestros avances científicos y nuestros progreso industrial sirvan para la mejoría y el crecimiento de las regiones subdesarrolladas”

 

Harry Truman

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.