RevistaArcadia.com

De músicas simultáneas

2011/01/30

Por Andrés Gualdrón

jackson-pollock-white-light.jpg

 

Sentado en el bus en un día de tráfico pesado por el norte de Bogotá, con los ojos cerrados, percibo distintas capas de sonido superponiéndose entre sí. Al aguzar el oído y entretenerme en el detalle, puedo diferencia el motor y sus ritmos asimétricos de la música confusa que emite la vieja radiola del vehículo. Tras una pausa, y al concentrarme de nuevo, escucho el rumor de las distintas conversaciones de los pasajeros yuxtaponiéndose y reconozco, por ejemplo, algunas vocales, el sonido gaseoso de la letra S o la entonación aguda de una carcajada.

 

La gran masa de sonido a nuestro alrededor se configura a partir de fuentes inconexas: los sonidos de la vida diaria no responden a una intención específica que las agrupe sino que brotan y se mezclan de manera azarosa, generando, siempre, una imagen sonora irrepetible. Este día a día del sonido, su falta de dirección y la posibilidad eterna de la sorpresa a la que nos somete ha sido fuente de inspiración para cientos de compositores y artistas.

 

Van algunos ejemplos de música donde múltiples capas de sonido se superponen, donde el gusto del compositor puede difuminarse en favor de lo impredecible y donde hay un margen para el asombro tan amplio como el que hay cuando cerramos los ojos en el bus para escuchar.

 

(importante: haga click en los títulos para oír las piezas) 

 

 

Imaginary Landscape No. 4 – John Cage

 

 

Escrita en 1951 para 12 radios, 24 interpretes y un director, esta pieza se centra en las distintas variaciones de sonido que permite el modular la sintonización y el volúmen de varios radios a la vez. La pieza jamás será igual dos veces: dependiendo de la ciudad donde se interprete, los sonidos que en ella surjan cambiarán. Las diferentes indicaciones que da Cage en la partitura están también determinadas de acuerdo a un meticuloso sistema que permite al compositor, mediante el uso del azar, liberarse de sus propias intenciones y gustos sonoros. Cage, en la vena de la filosofía zen, busca alejar su yo lo más posible de la música que compone, aún cuando es consciente todo el tiempo de la paradoja que reside en esta decisión.

 

 

Free Jazz – Ornette Coleman

 

 

En 1960 Ornette Coleman se embarcaría en uno de sus más radicales proyectos: el álbum Free Jazz: A collective improvisation, que consta de un track continuo de 40 minutos de duración para dos cuartetos de jazz simultáneos -y cuya carátula muestra la pintura White Heat de Jackson Pollock, que ilustra este post -. En la obra, capturada en estéreo, uno de los cuartetos se encuentra totalmente a la izquierda y el otro totalmente a la derecha, como si se tratara del encuentro en un recinto de dos grupos de música sonando al mismo tiempo pero independientes entre si.

 

(Seguidores de Coleman parece haber en todas partes. Al parecer a Patricio, el amigo amigo de Bob Esponja, no le era ajeno el jazz de vanguardia): http://www.youtube.com/watch?v=M4sEcIHG0Yc&feature=related

 

 

Central Park in the Dark – Charles Ives


 

Ives fue uno de los primeros compositores en el mundo entero en experimentar con las posibilidades de la superposición de músicas y sonidos de procedencias heterogéneas sin seguir las restricciones tradicionales de la academia en el uso de ciertas disonancias. Aunque su música fue ampliamente ignorada a lo largo de su vida, su trabajo y sus ideas generaron una influencia tal que hacia mediados del siglo XX terminó por convertirse en una de las figuras emblemáticas de la tradición norteamericana de composición.

 

Central Park in the Dark es una especie de pintura sonora de lo que escucharía un hombre en una banca en el Central Park de Nueva York en las épocas anteriores a la industrialización. En ella se escucha la música de las bandas de guerra, los sonidos de las pianolas, las conversaciones de las personas a lo lejos y los pájaros en la distancia. Es uno de los ejemplos más antiguos y conmovedores de esta manera abierta y múltiple de pensar la música.  

 

----------------------------------------

 

(Amigo lector: ¿cuáles son sus sonidos favoritos? Recuerda algún viaje, algún momento de su vida o algún espacio en el que uno o varios sonidos de la vida diaria le hayan llamado espacialmente la atención? envíe sus respuestas a andresgualdron@gmail.com y espere una sorpresa en nuestra próxima entrada). 

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.