RevistaArcadia.com

La fascinación excéntrica de Portlandia

Este programa de sketches, creado por Fred Armisen y Carrie Brownstein redefine las series de este género de comedia

2014/04/10

Por Daniel Rojas



Viendo televisión, yo funciono por obsesiones. Esta vez estoy pegado a las tres temporadas del programa de sketches Portlandia. Lo recomiendo porque con solo con dos protagonistas, en cada episodio resultan convirtiéndose en personajes de todo tipo, guiados por un tono irónico que satiriza todos los escenarios, las tradiciones y las dogmas de vida.


Los personajes mas excéntricos se pueden encontrar en Portlandia, porque este programa fue hecho para reírse de todo lo que pasa en nuestra sociedad, que intentan avanzar, creando nuevos problemas y nuevas necesidades: un reciclaje incomprensible, tendencias musicales que son un desastre y filosofías de vida que son inauditas. 


En nuestro mundo hay espacio para todos y para cada gusto, y es así como se vive en el universo Portlandia.


Para explicar un poco sobre cómo funciona el programa, un ejemplo es el concepto del reciclaje, que lleva a ciertas medidas obsesionadas. Se crean canecas de tantos colores hasta un punto que es imposible mantener la cuenta de todas ellas. En la serie, este es el tema perfecto para hacer un cold open en la segunda temporada. Se ríen de estas iniciativas complicadas, que pierden sentido del asunto, para al final afirmar que solo el 3% de ese reciclaje va verdaderamente a funcionar y el 97% restante, va al mar.


Este programa fue creado por Fred Armisen y Carrie Brownstein, que son los dos protagonistas, los personajes recurrentes, además de guionistas y productores de la serie.


A Fred lo conocía porque también hizo parte del elenco de Saturday Night Live hasta unos años y en este momento también se puede ver junto a su ex compañero de programa Seth Meyers, en su Late Night Show, donde dirige la banda. Por su parte, a Carrie no la conocía, no tiene gran trayectoria en televisión, aparte de su participación en Los Simpsons.


En escena, los dos parecen estar hechos el uno para el otro. En cada uno de los sketches sacan ocurrencias que hacen de este programa especial en su género. 


No se puede esperar un programa tradicional. En Portlandia, en cada episodio se pueden ver tres o cuatro historias diferentes, que logran cultivar, cada una desde su originalidad. Lo más gracioso es cuando hacen pareciera que hay un hilo conductor, que también resulta como irónico y que le da más elementos de genialidad a esta creación de comedia.


Aunque existen otros de este estilo, incluyendo al mismo Saturday Night Live, hay una empatía en el humor de Portlandia que hace que uno vuelva a verlos, además de la originalidad para reírse de las ironías de los actos cotidianos.


Aquí un extracto de un episodio, donde el personaje de Fred decide irse inesperadamente con la chica con la que está saliendo para Italia y todo lo que sucede por ser tan espontáneo.



¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.