RevistaArcadia.com

La flecha de Buda sería la misma de Zenón

El eterno problema de Aquiles y la tortuga, del cine y la foto, de lo continuo y lo discreto.

2014/08/17

Por Camilo Velásquez


Según Borges, en la leyenda, inaugurada en occidente por Paul Deussen, se oye decir que el mismo Buda se negaba a discusiones abstractas; inútiles le parecían. Así fue que formuló la famosa parábola del hombre herido por una flecha y que no se la deja arrancar hasta no saber antes la casta, el  nombre, los padres y el país de quien lo hirió. Actuar de esta manera, razonó el Buda, es correr peligro de muerte, yo enseño a quitar la flecha, debió decir. Se dice que con esta imagen respondió a muchos de los que le preguntaban si el universo es finito o infinito, si es eterno o ha sido creado.

El relato que contiene la segunda flecha es griego, presocrático, del siglo V a.C., 
expuesto menos de cien años después de la parábola enseñada por Buda; y se 
le atribuye a Zenón de Elea, discípulo de Parménides y contradictor de la doctrina 
del movimiento promulgada por Heráclito. La paradoja de Zenón expone que una flecha, para recorrer una distancia X, debe primero recorrer la mitad de esa distancia, y que para ello tendrá que haber recorrido la mita de esa mitad; así hasta el infinito: el movimiento debe ser entonces imposible.

En torno a  la flecha de Zenón hay un móvil específico: aprovechar el sinsentido de las conclusiones para dar a entender a los seguidores de Heráclito que su doctrina es absurda.

Y esta versión de las cosas puede sonar a sofisma hasta que el lector recuerde que el cine está hecho de fotogramas en seguidilla que al persistir en la retina dan la ilusión de movimiento, de continuidad. La paradoja sigue vigente si pensamos 
que entre fotograma y fotograma siempre puede haber más fotogramas: la continuidad como ilusión de la contigüidad; así la  flecha, dividiendo los fotogramas hasta el infinito, seguirá quieta por rápido que parezca moverse.

Concluyamos pues, que la flecha, al no moverse, no se ha clavado; y no necesitará de un Buda para ser extirpada.

Este contenido hace parte de la edición impresa. Para leerlo, debe iniciar sesión:

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción por favor ingrese la siguiente información:

No tiene suscripción. ¡Adquierala ya!

Si usted tiene algún inconveniente por favor comuniquese con nosotros en Bogotá al 7421340 o a la línea nacional gratuita 018000-911100 (Lunes a Viernes de 7:00 am a 8:00 pm, Sábados de 09:00 am a 12:00 m).

Su código de suscripción no se encuentra activo para esta publicación