RevistaArcadia.com

Salón Comunal

Salón Comunal. Un nuevo espacio de arte en Bogotá.

2013/12/11

Por Daniel Salamanca


Chapinero alto. Carrera 3ª No. 63 - 36

Alrededor de una robusta chimenea central hay un amplio espacio que, hace unos años, de seguro sirvió como sala-comedor a una familia bogotana de clase media. Ahora está deshabitado, tiene un piso laminado, luce desprovisto de muebles y lo ambienta una luz de tubo blanca que asemeja la luz del día. 

Como lo indica la tipografía en vinilo adhesivo pegada en la ventana exterior, es un salón comunal. Pero no uno de esos donde se celebran primeras comuniones, bautizos, fiestas de quince o asambleas de copropietarios, sino que se trata de un salón de arte, como eran denominados los espacios de exposición a principios del siglo pasado. Ubicado en una típica casa de chapinero y compartiendo espacio con una productora y un almacén de plantas y jardines verticales, este lugar, según su director, el artista Bernardo Montoya, pretende ser un sitio de encuentro y un espacio abierto para que  diferentes actores del medio se lo apropien y propongan sus propios proyectos. Hasta la fecha llevan 3 exposiciones: Green Works, Momento material e Impresión. Estas estuvieron acompañadas de conversaciones, charlas y otros eventos paralelos. 

Aunque no se trata de una galería convencional las obras allí expuestas están a la venta. El reto, a mi modo de ver, para evitar un posible naufragio, está en gestionarlo muy bien sin perder el norte. Esto implica lograr un equilibrio entre ser un espacio independiente, comunal, como lo indica su nombre, pero a la vez generar una entrada de recursos y de dinero que lo haga sostenible y viable en el tiempo. 

Aquí encuentran toda la información.

Aparte les dejo dos links con una investigación de la curadora venezolana Susana Quintero Borowiak sobre los espacios independientes en Bogotá. 

De artistas para artistas 1 / 2 

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.