RevistaArcadia.com

Los libros más vendidos del 2008

Nicolás Morales hace un esbozo de sus hallazgos luego de ver el listado de los libros más vendidos del 2008.

2010/06/30

Por Nicolás Morales

Se termina el año. El firmamento editorial de las grandes ventas consolidadas deja ver que los libros de epopeyas militares, ex secuestrados y mafia campean. Nada que hacer: el listado de los más vendidos, publicado por El Tiempo cada sábado en la sección cultural, continúa su tradición polémica, y bueno, curiosa. Los resultados, tal como los encontré en 34 de estos “listines” publicados entre enero y octubre, corresponden a casi el 90% de los publicados en ese periodo. Por considerar que es de interés para los lectores, esbozo algunos hallazgos que no dejan de hacerme sonrojar.

El libro más vendido. El secreto, de Rhonda Byrne, es el libro más vendido en Colombia según la lista. Estuvo 26 semanas en diversas posiciones del conteo superando a El olvido que seremos (24 semanas), El cartel de los sapos (22) y Mi fuga hacia la libertad (18). En la quinta posición encontramos, curiosamente, la novela del afgano Khaled Hosseini Cometas del cielo, que no solo fue la novela más vendida en Colombia, sino también uno de los cuatro o cinco libros decentes de ficción que se colaron en la lista, en la que alcanzó 14 semanas.

El triunfo de los renacuajos. El best seller que logró más semanas en el primer lugar fue El cartel de los sapos, de Andrés López (Editorial Planeta). Mi fuga hacia la libertad (Planeta) y Siete años secuestrado por las Farc (Aguilar) ostentaron la camiseta amarilla durante cinco semanas cada uno. Germán Castro Caycedo se tomó el listado durante cuatro semanas con su Palacio sin máscara (Planeta) y algo similar le sucedió a nuestro ex canciller con El trapecista (Planeta). Por editoriales, no quedó duda del triunfo de Planeta (20 semanas) y su rival más cercano, Alfaguara, tuvo que conformarse con siete.

Editorial Planeta masacra. Por eso aparece citada 147 veces con distintos libros en distintas posiciones a lo largo del año. La siguen de lejos Urano y Santillana-Alfaguara con apenas 24 citaciones cada una y Random House con 21. Salamandra no está lejos (20) y Norma tan solo logra 19 citas. Intermedio Editores registra 14 y por último, Villegas Editores con un solo libro. No hay editoriales distintas a las ya citadas salvo dos libros independientes que parecen marcianos: Te amo pero no soy feliz, de Jaime Jaramillo, y Aventuras con tus Ángeles, de María Elvira Pombo. No hay libros de Anagrama, Pretextos, Acantilado, Crítica, Gedisa, Paidós ni Editorial Panamericana. No hay un solo libro de edición universitaria ni de sellos independientes nacionales tan prestantes como La Carreta, Icono o La Silueta.

Escasean los libros intempestivos. El club de libros que aparecen en alguna posición del listado y mueren rápidamente es pequeño. Solo encontramos una decena de títulos, comparados con los cientos de libros que aparecen por una sola vez en prestigiosos listados internacionales, como el de la revista británica Booksellers. Un poco raro.

La ficción no vende. La ficción escasea, por supuesto. De cada 10 libros, solo uno y medio es de ficción. Y si quitamos el libro de los chicos afganos, nos quedamos con apenas algunos libros de ficción durante todo el año: Harry Potter y las reliquias, Justos por pecadores, Líbranos del bien, El País de la Canela y Lara y un par más. Ausencia total de novelistas extranjeros salvo por la chillona Isabel Allende. ¿Nadie compra en Colombia libros de Sandor Marai, Philip Roth, Zambra ni Murakami?

El caso de El olvido que seremos. Bonito récord el de Héctor Abad. Muy aceitado lo encontramos en el listado y, bueno ayuda el que lo publique Planeta. Pulula al comienzo del año, con unos insignificantes baches durante marzo y septiembre para tener un regreso triunfal en octubre. ¿Será este el libro de no ficción colombiano más vendido de todos los tiempos?

Otros datos curiosos: apenas tres libros provienen de trabajos académicos: Mataron a Gaitán, Las Farc y Parapolítica. El único autor con dos libros en los listados fue el popular Carlos Ruiz Zafón con El juego del Ángel y La sombra del viento. Por su parte, Harry Potter, tras ganar por dos semanas consecutivas en el listado, desapareció de este en el mes de julio como por arte de magia. Fue un poco radical su desaparición, aunque se entiende al no ser Planeta su amuleto.

Hace algunos años propuse en El Malpensante una arqueología de este listado, al que llamé La culpa es de la vaca en honor a un libro dudosamente laureado y a los practicantes que hacían los listados del periódico nacional. Mostré los errores, las pasiones y las falsedades de un ejercicio torpe que por aquel entonces intentaba ser un indicador cultural con cierta credibilidad. Pues bien, debo confesar que, después de tres años, el listado se afinó. Se ordenó, es más coherente, tiene muchos menos títulos y es menos aleatoria la selección. Sin embargo, se mantienen algunos problemas de credibilidad que provienen del hecho de que es bien probable que una sola librería lo esté dictando casi al pie de la letra y de que Planeta esté exagerando su presencia. Una sola librería, por más grande que sea el centro comercial donde se encuentra, no puede dictar lo que se lee en Colombia y Planeta, por su parte, no debería borrar de forma tan visible a sus competidores. Ediciones B, Santillana o Norma tendrían mucha mejor suerte si los dados no estuvieran cargados.

Sin embargo, si el listado conserva algo de verosimilitud, lo más preocupante de todo es que sea eso lo que los colombianos están leyendo, pues en un 80% se trata de mediocres libros de autosuperación y consejos y de no-ficción basura. Y bueno, claro, son los libros más vendidos. Pero ya que presuponemos que la lista esta ligeramente maquillada, ¿no será bueno embellecerla un poquito?

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.