RevistaArcadia.com

Colombia, un país que sí lee (basura)

"basta decir que 15 minutos, la peor revista impresa en la historia de la humanidad, esa por la que Gutenberg se revuelca en su tumba, es la segunda más leída en Colombia". Nicolás Morales hace un juicio crítico sobre las publicaciones que se leen en Colombia.

2013/10/18

Por Nicolás Morales.

 

Recibí por error un estudio TCI (Target Club Index, 2012-2013, Ibope) con un ranking de revistas del país que es preocupante manteca en la arterioesclerosis de la lectura nacional. Ya sé que las metodologías de estos estudios, en la era de los contenidos abiertos, son extrañas. Pero los publicistas, gremio ingenuo aunque mágico, se creen todo lo que dicen y, por ósmosis, contaminan con sus creencias al resto de la sociedad. Así que aquí vamos, deslizándonos sobre la grasa de este estudio.

La farándula arrasa.
Como era de esperarse, la revista Tv y Novelas, estandarte de la colombianidad, ocupa el primer lugar del conteo, y de lejos. Es la publicación insigne e imbatible, la obra de arte total, la pastilla de Ricostilla de esa construcción primaria a la que llamamos “identidad nacional”. Pero, aunque ganando por mucho, no está sola: otras seis revistas de farándula y boberías están en los primeros diez lugares: 15 minutos (2), Vea (6), Caras (7) Jet Set (9) y Gente y actualidad (10). Es decir que podemos empezar a gritar, compatriotas, pues estas son las revistas que se leen en Colombia. YVea le digo, ¿cómo es posible que El Espectador logre vender tantísimos ejemplares de este bodrio que nos hace extrañar incluso a la Vea original, de historias improbables y papel rosado

Políticas de la ausencia. Semana (3) y Credencial (48) son las únicas revistas del listado dedicadas a la política. Sí, ya sé que cada vez es más difícil diferenciar la política de la pura farándula de Tv y Novelas, pero aun así –aunque Semana da cátedra con su formato juicioso, a veces aburrido, entre otras por esa obsesión con la política tradicional, tan plana y abstracta para más de uno– es preocupante que las revistas políticas brillen por su ausencia. Siendo mamerto, habría que decir que es preocupante en un país que desea construir nuevos relatos políticos en el posconflicto.

Poco periodismo.
Pocas revistas en el listado tienen un componente periodístico estructurado. Están SoHo (4), la juiciosa Diners (22), la aún menos “estructurada” –incluso en términos de estructuras mamarias– Don Juan (29), y también Gatopardo (46), Credencial (48) y la muy cultural El Malpensante (62). Me llama la atención que Gatopardo –una revista de contenidos casi exclusivamente mexicanos– le gane a El Malpensante y eso, además de generarme bastantes sospechas sobre la veracidad de este listado, me hace preguntarme qué pasaría si todas las revistas decidieran incluir tetas en cada una de sus ediciones.

El folleto-revista se impone.

Increíble que las revistas que lentamente se posicionan sean fascículos como Bienestar Sanitas (16) o Salud Coomeva (19). Si eso puede definirse como “revista”, vámonos, empecemos de cero una nueva sociedad en algún país como Etiopía o Islandia donde, con seguridad, los equivalentes de las EPS no se gastan la plata que no invierten en medicinas publicando estas babosadas.?La permanente crisis económica. Dinero conserva su magro reinado (18) en el grupo de las revistas económicas, mientras que Gerente no pudo pasar del puesto 53. La Nota Económica quedó en el 74 y América Economía en la posición 90. ¿No nos habían dicho que esta iba a ser la era de la economía y que nuestros ciudadanos estarían informados de la cosa económica?

“¡Exijo una explicación!”.
 
La posición de la revista Condorito (7) es una no tan excelente noticia para los amantes del cómic pero es aún menos promisorio el hecho de que la revista del sobrino de Condorito, Coné, esté en la posición 70. Que en un país donde la pésima revista de un parrajaco, familiar de otro pajarraco famoso, tiene casi los mismos lectores que muy buenas revistas colombianas es revelador.

Ordóñez wins.

Macramé le gana a la Guía del ocio. Tejidos dos ajugas le da sopa y seco a Summus. Bordados está muy por encima de Playboy. El procurador está muy contento: la gente de bien en Colombia está aprendiendo a tejer para hacer muchas prendas de lana y con ellas cubrir los cuerpos desnudos de la inmoralidad reinante.

Slim, gran gestor.
Y bueno, para acabar por donde comenzamos, basta decir que 15 minutos, la peor revista impresa en la historia de la humanidad, esa por la que Gutenberg se revuelca en su tumba, es la segunda más leída en Colombia. El aporte de Carlos Slim a nuestro desarrollo no podía estar más claro. Por cierto, Natalia París va en la última portada... Increíble que a la modelo paisa no se le hayan pasado sus 15 minutos aún, ¿no?
 

 

 

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.