RevistaArcadia.com

La Fil Book Chicken

Nicolás Morales hace un resumen de la última Feria del Libro a partir de doce hechos relavantes y muy subjetivos.

2013/05/17

Por Nicolás Morales

La Feria del Libro de Bogotá cerró sus puertas y la alegría de nuestra gran comunión con la cultura ha terminado. A manera de resumen lanzo doce hechos relevantes de la pasada Feria, todos muy subjetivos como es mi terrible costumbre.

Los independientes ya son grandes. Bellos y nutridos los stands de las editoriales independientes salen del folclor y nos muestran verdaderos catálogos. Se ven fuertes La Silueta, El Peregrino, Laguna, Robot, Rey & Naranjo, Luna y Contraluz. Volvió Arango e Ícono se mantuvo. Incluso una editorial como Destiempo se da el lujo de fichar a Evelio Rosero con un libro increíble de cuentos, lo que marca un hito en Colombia. ¡Bravo!

No hubo una novela colombiana reina. A mí me da pena pero no vi una gran novela despuntar el alba. De acuerdo, aún falta leer lo último que salió, pero el hecho de que las grandes editoriales no hayan empoderado una gran novela deja que pensar. ¿Escasea el talento? Laura Restrepo, Juan Gabriel Vázquez debieron encabezar los verdaderos libros más vendidos y aunque habrá que leerlos para no calumniar el momento editorial colombiano, a mi parecer creo que está algo flojongo.

Ana Roda kaput. La salida de Ana Roda fue la peor noticia de los cocteles de la Feria. Qué maja esta directora y qué buenos años los de la Biblioteca Nacional en su administración. Con Genoveva Iriarte del Instituto Caro y Cuervo van dos valores seguros que se van del Mincultura. ¿Desbandada?

Hace falta Norma (interés general). Comienza a verse el bache dejado por Norma. ¡Lo predijimos! Los indies harán lo suyo para reemplazarlo, pero se extraña el sello caleño.

Nadie sabe qué leemos (ni cómo). Mauricio Reina demostró en una conferencia que no tenemos mucha idea de cuánto leen los colombianos y que todas las encuestas de consumo cultural apuntan a que los cambios son drásticos. Por cierto, un publicista en otra conferencia nos dijo que éramos los editores los culpables de que en Colombia se leyera poco y que la solución era —grosso modo— llenarnos de jefes de mercadeo. Fue el chiste del año. Las aduanas nos premiaron. Fuimos inundados por joyas importadas de editoriales como La Bestia Equilátera, Marbot, Nórdica, Impedimenta, Caja Negra Editora y Contraseña Editorial, entre otros. De luxe.

El oso del PPC. Dos pollos humanos bailaron para atraer clientes en una carpa cabaret avícola en plena Feria. Unos payasos del terror amenazaron la entrada de un importante pabellón de libros. Me pregunto, para reforzar el cuestionamiento de Yolanda Reyes en El Tiempo: ¿entiende Corferias qué es una feria del libro?

Perú se fue asustado. El otrora Imperio inca es el país invitado del 2014. Con semejante presencia de Portugal las cosas están para acojonarse. Voy a disparar una hipótesis: Portugal fue uno de los mejores países invitados de la última década. Hoy, hasta el Brasil del año pasado parece colonia.

Al gratín, no es como antes. Entró menos pueblo a la Feria con la tradicional entrada gratuita de público del segundo viernes. ¿Eso es bueno o malo? Es una discusión en la que ni por el chiras me meto.

El acto más solo. El expresidente Álvaro Uribe presentó su libro en un auditorio para setecientas personas y al parecer solo vinieron sesenta y dos personas. Hay causas perdidas…

El mejor stand. El de Siglo del Hombre. Qué delicadeza de stand. ¡Hasta tenía música clásica!

El personaje de la Feria. Sin restarle méritos al presidente de la Cámara del Libro, el personaje es su equipo: la súper Diana Rey y, en especial, el editor Juan David Correa. La programación cultural fue increíble, musculosa y muy atractiva. Hay que mantener y empoderar este grupo de personas durante un largo tiempo, así como lo hizo la Feria de Guadalajara con su extraordinaria directora Nubia Macías. Digo, si lo que se quiere es que de verdad seamos la segunda feria del continente y no el bailadero de unos pollitos semirostizados.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.