Andrés Roldán

Memoria presente: los museos en la era digital

Andrés Roldán, Director del Parque Explora de Medellín opina sobre el papel de los museos en un mundo cada vez más interconectado. "Los museos pueden ser más que depositarios de objetos dispuestos a la contemplación. Los museos pueden ser pensados como lugares para recrear experiencias".

2014/08/21

Por Andrés Roldán*Director del Parque Explora, Medellín

Del campo al barrio, las comunidades valoran los encuentros con los demás para hacer y aprender. La interacción ha trascendido la observación: no somos lo que sabemos sino lo que somos capaces de hacer y vivir en comunidad. Somos, ante todo, memoria, y el museo como punto de encuentro que alberga un recorrido por una historia es el lugar ideal para aprender desde la experiencia colectiva.

¿Cómo comprender al museo en la era digital? En un momento en el que casi toda la información parece estar al alcance de la mano, sin salir de casa y gracias a internet, ¿qué sentido tiene ofrecer un recorrido informativo por una colección de piezas? La respuesta está en el mismo acceso a las tecnologías de la información que, al tiempo que cuestionan la pertinencia del museo como espacio de enseñanza y aprendizaje, han ampliado la noción de las experiencias que se ofrecen desde los espacios culturales.

Al principio, los museos eran definidos por sus colecciones. Luego pasaron a ser definidos por sus edificios. Hoy los museos se definen por sus comunidades. En la actualidad, más allá de apelar a una interacción exclusiva con la memoria del pasado, los museos deben ser episodios en la narrativa de nuestras experiencias actuales, relatos de nuestra memoria presente. ¿Cómo ofrecer conocimientos y experiencias de memoria que a su vez se hagan memorables?

Es creciente la aparición de lugares para aprender y enfrentar colectivamente la dificultad de resolver laberintos. En Fráncfort y Hamburgo tenemos dos versiones del museo Diálogos en la oscuridad, donde a oscuras se puede vivir durante una hora un recorrido por situaciones sociales y sensoriales en las que podemos oler, tocar, hablar, pero no ver. Y la emergencia de los makerspaces: talleres para aprender haciendo que replican el principio de acceder a herramientas que, concentradas en un laboratorio-taller, motivan la realización de proyectos.

Los museos pueden ser más que depositarios de objetos dispuestos a la contemplación. Los museos pueden ser pensados como lugares para recrear experiencias. Vivimos una época que, desde las herramientas digitales, abre un océano de posibilidades y plantea nuevos retos a los museos. Las colecciones y sus objetos ya no son el centro. El protagonista mismo es la experiencia de un público cada vez más informado y motivado a aprender, hacer y construir.

Este contenido hace parte de la edición impresa. Para leerlo, debe iniciar sesión:

Revista Arcadia anuncia a sus lectores que nuestra versión impresa comenzará a pedirles que se registren en nuestra página web.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com