RevistaArcadia.com

Miscelánea

Luego del entusiasmo de la Feria del Libro, tenemos datos misceláneos que quiero compartir con mis amables lectores. .

2013/06/13

Por Nicolás Morales

Luego del entusiasmo de la Feria del Libro, tenemos datos misceláneos que quiero compartir con mis amables lectores.

Cae la cultura. En el momento en que los festejos culturales son apoteósicos, por la gran cantidad de eventos de todo tipo, el DANE nos quiere arruinar la fiesta. El organismo público trae la amarga noticia de que casi todos los indicadores de consumo cultural tradicional cayeron estrepitosamente. La estadística es del 2012 y funciona en compración con la del 2010. Así, podemos ver que, como decía Elliot, “todo decae”. Se van al traste la asistencia a conciertos y recitales de música, a ferias, teatro, danza, ópera, exposiciones de arte y fotografía e, incluso, a fiestas municipales y a espectáculos de títeres. Baja la asistencia a bibliotecas y casas de la cultura; en fin, es una hecatombe nacional. Por otro lado, en un cálculo tan complejo y misterioso como todos los que acostumbra el DANE, se nos dice que la lectura de libros sigue disminuyendo (sí, aún es posible). Solo el cine 3D –que está en su peor momento de exhibición– y, por supuesto, Internet, logran hacerse sentir como ríos caudalosos que arrasan a su paso con eso que se llamaba “cultura”.

El arte de hacerse los poderosos

La Silla Vacía publicó un ranking de los muy poderosos en el arte colombiano y, de ese conteo, llaman la atención algunas cosas sueltas: 1) Figuran pocos artistas, y casi ninguno de los que figura lo hace en calidad de artista. 2) La lista, como se afirmó en varios comentarios de Esferapública, es centralista (¿habría “poder” en el arte de las regiones? ¿Son esas regiones dignas de ser incluidas en la noción “país” acuñada para este conteo). 3) En un medio tan “desempoderado” como el arte en Colombia, ¿qué significa “poder”? Y, si “salvo el poder todo es ilusión”, como dijera Mao, ¿no estaría hablando la lista más bien de la ilusión de poder? Digo, falto de información sobre el muestreo. 4) Hay buenos galeristas en el listado, pero si esos galeristas son poderosos, debe de ser porque también les venden a coleccionistas y, en consecuencia, habría ahí una importante transferencia de poder. Es decir, faltaron los coleccionistas.

Matando a los hijos chuscos

Recordarán los televidentes lo grande que fue CityTv. La primera temporada, en asocio con una cadena de Canadá, despuntaba mucha imaginación y producción seria. Hasta la segunda temporada aún era soportable. Hoy es otra cosa, una cosa muy triste y, me temo, esa voluntad de matar lo que tienen de bueno es una vocación de todas las megaempresas de comunicación en Colombia. Hay rumores –no confirmados– de que la revista Shock será transformada y aminorada. Justo cuando despuntaba línea y contenido. Justo cuando, por fin, Colombia tenía una revista con cuidado editorial para lectores jóvenes. Aunque acepto, eso sí, que eso de “jóvenes lectores” es una expresión hoy algo confusa.

La victoria del indie

Emma Reyes fue la verdadera ganadora en la Feria del Libro. Muchas otras editoriales vendieron muchos libros. Pero no vale, pues con oficinas de mercadeo, presupesto publicitario y promotores coquetos, casi cualquiera vende hasta Coelhos. Sin embargo, Laguna Libros vendió en la Feria casi mil ejemplares de Memoria por correspondencia. O sea que hay esperanzas, y ambiciones. Las independientes están listas para apuntar más allá de todos esos “libros mini bonitos” que sacan, muy bonitos, sin duda, pero a veces algo “mini”. 

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.