Por Nicolás Morales.

¿La web de El Tiempo será su tumba?

La literatura del periodismo se afana por la destrucción de la prensa escrita. Y culpan a internet. Pues que no se busquen más ejemplos: en Colombia, El Tiempo y su extraña y feroz página web son el mejor ejemplo.

2015/05/22

Por Nicolás Morales

La literatura del periodismo se afana por la destrucción de la prensa escrita. Y culpan a internet. Pues que no se busquen más ejemplos: en Colombia, El Tiempo y su extraña y feroz página web son el mejor ejemplo.

Es un ado-Facebook En un recuadro grande podemos leer junto a una foto grande que volvió el juego de la culebrita para el celular. En un recuadro chiquito y abajo podemos leer que la Fiscalía le cayó al gobernador de Cundinamarca. Hace poco, una gran noticia de orden constitucional compartía importancia con el hecho de que una perrita hubiera sobrevivido a la muerte en un humedal y hubiera tenido perritos. La página de El Tiempo parece el Facebook de un adolescente con todo revuelto: política, farándula, rumba y deporte. Y funciona con una lógica básica del primer periodismo digital: cada quien descargará lo que quiera leer. Filosofía elemental y populista del periodismo digital que propone que no intervengan editores. Una selva de noticias, si es que pudiera llamarse noticias al regreso de la culebra, la perrita del humedal y la historia de la muchacha que murió por comer chicle.

Pando, muy pando. Algunos artículos que vienen del impreso cuentan, muchas veces, con una buena estructura, pero hay un sinnúmero de entradas redactadas para la web o pirateadas de los sitios más dudosos de internet, que están hechas con la profundidad de un charco. Y no hay que hablar demasiado para entender qué tipo de lector haría de un charco su ecosistema.

No parece la web del periódico más importante del país. Es un portal de noticias en red, pero no es el portal del diario más importante de Colombia. El modelo online de El Tiempo es ADN o Q’hubo, no el New York Times o al menos La Jornada. Otros periódicos conservan la importancia del medio como rector de noticias en la web, construyendo opinión política, influyendo bajo la premisa de ecuanimidad en los contenidos, generando credibilidad y defendiendo la marca, etcétera. Pobre marca la de El Tiempo.

El impreso, créanme, es infinitamente mejor. Sé que no es el mejor periódico del mundo, pero invito a una cierta contextualización regional del asunto. El Tiempo (impreso) es un periódico que parece una trenza: hilos de muy buena calidad (ensayos, artículos largos, columnas de opinión y a veces información periodística relevante) con otros de una escritura periodística muy mediocre. Sin embargo, comparado con los diarios de la región andina, es un buen periódico. La opinión es democrática y la sección “debes leer”, perdónenme, salvó al periódico. Claro, hay una postura gobiernista que puede o no gustarle a un lector. A pesar de la creciente influencia de derecha que está teniendo en el periódico María Isabel Rueda, espantando a los lectores más liberales, creo que la versión impresa se mantiene, y sirve, a diferencia de la edición online, para bastante más que para envolver aguacates (que alguien diseñe por favor un app para madurar aguacate con periódico digital).

Puede que la web de El Tiempo sea la página más visitada en Colombia. Pero, si ese es el argumento para defenderla, entonces pasémonos todos a escuchar Candela Estéreo. La falta de visión en sus políticas online ahuyenta a los lectores jóvenes con capacidad crítica, formación y deseos de ser bien informados. Esos lectores no se suscribirán jamás a la edición impresa, ni volverán a hacer clic en la digital, pensando que la segunda genera a la primera. Si los responsables persisten en democratizar la información con la vara más baja, prefiero entonces resignarme a escuchar los editoriales de Vinasco Che en el taxi de la mañana.

Este contenido hace parte de la edición impresa. Para leerlo, debe iniciar sesión:

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción por favor ingrese la siguiente información:

No tiene suscripción. ¡Adquierala ya!

Si usted tiene algún inconveniente por favor comuniquese con nosotros en Bogotá al 7421340 o a la línea nacional gratuita 018000-911100 (Lunes a Viernes de 7:00 am a 8:00 pm, Sábados de 09:00 am a 12:00 m).

Su código de suscripción no se encuentra activo para esta publicación