RevistaArcadia.com

Delante de ellas

'Amazona', el documental de Clare Weiskopf y Nicolás van Hemelryck, es un acto de amor ofrecido a una madre cuyas decisiones la hija no entiende ni acepta del todo. Está en cines colombianos hasta el jueves 31 de agosto, pero con una asistencia masiva puede pasar más tiempo en salas.

2017/08/25

Por Pedro Adrián Zuluaga

El lugar común traza una distinción entre los documentales del yo, aquellos que se ocupan de un sujeto que también es el director, y los documentales que registran el mundo histórico y construyen argumentos o discursos sobre este. En los primeros predominaría el sentimiento, la intimidad y el interés privado, que Hannah Arendt consideró “el único interés común que queda”, mientras los segundos se sujetarían a lo racional y lo sobrio. Estas categorías, bastante esquemáticas, hacen crisis a cada paso. Un documental como Amazona, de Clare Weiskopf y Nicolás van Hemelryck, cuestiona esas presunciones y registra el reencuentro entre una madre y una hija, construido como una tensa pero a la vez amorosa conversación. Como todo diálogo crucial, el de Clare y Val, su madre, es un ir y venir de argumentos sobre la libertad y el compromiso, el sacrificio y la culpa, los errores y las responsabilidades, que tienen como base la experiencia compartida por las dos mujeres. Aquí hay emociones y subjetividad pero también ideas que persuaden o cuestionan las creencias y valores del espectador.

Tiempo atrás, Val se internó en la selva colombiana buscando una salida al duelo por la muerte trágica de su hija mayor, dejando a un lado a dos hijos pequeños, entre ellos Clare. El documental se ofrece como dispositivo que permite volver sobre los hechos y las consecuencias de esa decisión. ¿Pensó Val en la manera como ese camino de redención personal marcaría la vida de sus hijos? ¿Acepta que pudo haber sido un acto de egoísmo? ¿Es compatible la libertad con la maternidad? Estas preguntas se van llenando de nuevos sentidos porque Clare también está embarazada, lo que hace más urgente y ansiosa su búsqueda de respuestas.

En un momento Clare le pregunta a Val cuál cree ella que es el tema del documental y el porqué lo están haciendo. “Es sobre nuestra relación”, dice Val. El espectador es puesto en la situación de testigo de este y otros diálogos, pero también de juez que toma posición y que acepta las razones de la madre o la hija. La generosidad del documental está en ofrecer los dos puntos de vista y en darles un espacio suficiente. Aunque predomina el retrato de Val y su exposición de motivos y experiencias, la presencia de Clare va creciendo hasta el encuentro final que presupone una reconciliación simbólica allí donde las palabras y los argumentos han agotado su parte.

Amazona es un acto de amor ofrecido a una madre cuyas decisiones la hija no entiende ni acepta del todo. Val es un personaje poderoso y magnético que resume una época de transformaciones y utopías: los años sesenta, los viajes iniciáticos, el hippismo. Ella representa una generación que soñó con cambios profundos en las nociones de familia o pareja, y para la cual la estabilidad era una claudicación. Observada por los ojos amorosos de su hija, Val es una guerrera solitaria. Clare hace parte, por el contrario, de la generación del repliegue, movida por el deseo de construir cimientos firmes. Y el hijo o la hija que ella espera ¿cómo recibirá y transformará esa herencia?

El documental de Clare y Nicolás nos asedia con preguntas que conciernen a cada espectador, a su propia noción de ser hijo o hija, de ser padre o madre. Y logra, gracias al espacio público que genera una película, volver colectivo aquello que pertenecería a la esfera de lo íntimo. Su cercanía con otros productos culturales contemporáneos (es el caso de Home: el país de la ilusión, de Josephine Landertinger Forero, o Inés, recuerdos de una vida, de Luisa Sossa) señala un síntoma que define a esta época y que analiza mejor que nadie Leonor Arfuch en El espacio biográfico. El sujeto contemporáneo no se expresa a través de un discurso sino que se constituye o se funda por medio de ese discurso en un diálogo con su otredad. Así, el dispositivo narrativo de Amazona le habría dado forma a una relación que no existía antes del documental, o que permanecía brumosa, en la sombra, y que la película, eficazmente, hace emerger.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.