Portada de El segundo avión de Martin Amis

Antes del fin

Luis Fernando Charry reseña Antes del fin, libro de ensayos de Martin Amis sobre el atentado del 11 de septiembre.

2010/03/16

Por Luis Fernando Charry

El segundo avión –el último libro del escritor inglés Martin Amis (Oxford 1949)– es una colección de notas de prensa, ensayos y crítica literaria tan equilibrada como sus mejores obras de ficción. La mayor parte del material fue publicado en The Guardian y The New Yorker entre 2001 y 2007 y tuvo como punto de partida los ataques a las Torres Gemelas y el Pentágono el 11-S. En el ensayo que da título al libro, el autor apunta: “El terrorismo es la comunicación política por otros medios. El mensaje de aquel 11 de septiembre reza como sigue: Norteamérica, es hora de que aprendas cuán implacablemente eres odiada. El vuelo 175 de United Airlines era un misil balístico intercontinental lanzado en Afganistán y dirigido a su inocencia. Una inocencia –se pretendía dejar bien claro– que no era sino una quimera pomposa y anacrónica”. Ese fue, según Amis, el inicio oficial del siglo xxi.

Y todo parece indicar que esa tendencia no se modificará. Ahora será necesario interpretar (aunque hay ciertas asignaturas que no se pueden interpretar) el lenguaje matutino del miedo. En “Terror y aburrimiento: la mente dependiente” –acaso el ensayo central del libro–, Amis se mete de lleno en el tema y hace un análisis minucioso del fundamentalismo islámico; de paso, insinúa por qué ha sido tan errática la respuesta de Occidente. En un plano aún más privado, ya desde el prólogo del libro –las opiniones del autor han desatado tormentas mediáticas e insultos de variada naturaleza–, deja claro cuál es su posición: “No soy un islamófobo. Lo que soy es un islamismófobo, o, mejor, un antiislamista, porque una fobia es un miedo irracional, y no es irracional temer a alguien que dice que quiere darte muerte. El enemigo más general es, por supuesto, el extremismo. ¿Qué ha hecho el extremismo por cualquiera de nosotros? ¿Dónde están sus dádivas a la humanidad”. Así, después de la Guerra Fría, el islam se ha convertido en el nuevo enemigo silencioso de Estados Unidos. Y al parecer lo seguirá siendo hasta el final, hasta el final que tal vez ellos mismos propiciarán.

Con todo, Amis también se ocupa de la invasión a Irak, de la suerte de Irán, del multiculturalismo, de la experiencia de viajar –en una serie de viajes oficiales no tan placenteros ni tan exentos de inconvenientes, cuyas verdaderas secuelas taz vez no desaparecerán en mucho tiempo– en compañía de Tony Blair por Londres, ?Washington e Irak. Por otro lado, plantea cuál es la nueva postura del escritor. “El 12 de septiembre de 2001, después de un par de horas en sus mesas de trabajo, todos los escritores del planeta le dieron vueltas al tratamiento que Lenin prescribió amenazadoramente a Máximo Gorki: cambiar de ocupación. Recuerdo haber pensado que yo era como Josephine, la ratona cantante de ópera del relato de Kafka: ‘¿Cantar? Ni siquiera sabe chillar’. Consideramos cortésmente la novela como una obra de la imaginación; y la imaginación, aquel día, fue sin duda totalmente incautada (en vano)”.

Ante este golpe a la imaginación, la respuesta de Amis no parece desacertada. O al menos eso se desprende de “Los últimos días de Mohamed Atta” y “En el Palacio del Fin”, dos excelentes relatos incluidos en El segundo avión, donde el despotismo, la virilidad, el desprecio y la inmolación hacen parte de un intenso rito contemporáneo. Es un rito de miseria, de miseria humana. Nada más adecuado para este nuevo milenio marcado por el horror.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.