RevistaArcadia.com

Be-bop clásico

Andrea Baquero reseña el último disco de Kronos Quartet y Ron Carter, Monk suite: Kronos quartet plays music of Thelonious Monk

2010/03/15

Por Andrea Baquero

Nuevamente los límites entre la mal llamada música clásica y el jazz se desvanecen gracias a la idea del productor de jazz Orrin Keepnews en colaboración con el Kronos Quartet en la grabación Monk suite: Kronos quartet plays music of Thelonious Monk with special guest artist Ron Carter.

El Kronos Quartet, que conserva la orquestación tradicional: primer violín (David Harrington), segundo violín (John Sherba), viola (Hank Dutt) y violonchelo (Joan Jeanrenaud), lleva más de treinta años promoviendo la música de los siglos XX y XXI, y a pesar de mantener un formato tradicional, ha grabado la música de Jimi Hendrix, Bill Evans y Sigur Rós, y ha participado en conciertos de David Bowie, Café Tacuba y Nelly Furtado, entre otros.

Esta producción de 2004, es una grabación en formato de disco compacto, aunque el concepto del álbum se puede comparar con la estructura de los acetatos pues está dividido en dos partes. La primera sección del álbum cuenta con seis temas originales de Monk arreglados por el compositor y editor de Keyboard Magazine, Tom Darter, y la segunda parte es un homenaje a tres de las versiones que interpretaba Monk de los temas de Duke Ellington.

En los cuatro primeros cortes del disco, el contrabajista de jazz, Ron Carter, se apropia de las improvisaciones, imprimiendo el be-bop a esta grabación que demuestra el nivel técnico del Kronos Quartet. Los siguientes dos cortes, Round Midnight y Misterioso, no llevan improvisación, sin embargo, las versiones suenan a música contemporánea y los acordes que tanto le gustaban a Monk se pueden disfrutar con las dinámicas de las cuerdas, algo que técnicamente es imposible de lograr en el piano.

En la segunda parte de la grabación, “Monk plays Ellington”, el cuarteto presenta básicamente las transcripciones de las interpretaciones de Monk con su trío de 1955 en tres temas originales de Ellington. Esta parte del álbum surgió por petición de David Harrington, el fundador del Kronos Quartet, quien se fascinó por la forma en que Monk se apropió de las composiciones de Ellington en la producción de Riverside, grabación en la que Oscar Pettiford y Kenny Clarke acompañan a Monk.

En “Monk plays Ellington”, el cuarteto toma el papel del piano y la sección rítmica está a cargo del bajista Chuck Israels y el baterista Eddie Marshall. El resultado de este trabajo es música auténtica que reúne muchos factores que en su mayoría son contradictorios y que logran una propuesta musical moderna y muy interesante. Primero: Monk no usaba la técnica tradicional para tocar el piano. Cualquiera que ve un video de este pianista sin oír lo que está sonando puede pensar que es alguien jugando con el instrumento pues lo tocaba como si fuera un tambor. Segundo: el Kronos Quartet es reconocido por el nivel técnico de sus integrantes, tanto así que en 2004, el mismo año en el que salió al mercado este disco, se ganaron el premio Grammy a mejor interpretación de música de cámara. Tercero: hacia sus últimos años de vida, Monk no hablaba con los músicos que lo acompañaban, simplemente les entregaba las partituras, presentaba el concierto y se iba. Cuarto: los integrantes del Kronos Quartet están en constante diálogo y esto se refleja en interpretaciones como la de “Well You Needn´t”, tema en el que una misma frase la empieza el violín y la termina el violonchelo. Quinto: tanto el Kronos Quartet como Thelonious Monk han revolucionado el mundo de la música después de haber tenido que luchar su merecido reconocimiento dentro de la industria musical.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.