RevistaArcadia.com

Conversaciones con Al Pacino

Conversaciones con Al Pacino de Lawrence Grobel hace parte de La lista Arcadia, una lista de los mejores libros del 2007.

2010/03/15

Es, en efecto, una conversación: no se trata de una entrevista miedosa con el intérprete de clásicos del cine como El padrino, Tarde de perros y Fuego contra fuego, sino de un cara a cara entre dos hombres sinceros que se conocen de verdad. Lawrence Grobel, célebre por sus diálogos con Truman Capote y Marlon Brando, hace siempre las preguntas incómodas que el lector necesita para que la historia avance. Y Al Pacino jamás se anda por las ramas. La diplomacia no se asoma en sus palabras. Sabe qué ha hecho bien y qué ha hecho mal. Se ríe de sí mismo. Se celebra. Se queja de la pobre energía de la tercera parte de El padrino. Se molesta ante las preguntas personales. Revela que lamenta no haber trabajado nunca bajo la dirección de Woody Allen. Tiene claro quiénes son los buenos actores de ahora: Johnny Depp y Sean Penn. Es el primero en reconocer que trabaja muchas veces por dinero. Y no duda en el momento en el que se le insinúa que era un mejor actor en los años setenta: “Quizá nunca vuelva a actuar tan bien”, acepta. Mientras eso, mientras las confesiones van apareciendo en las páginas como en el consultorio de un psiquiatra, mientras vuelve la infancia y el dolor del presente es discutido, se tiene esa extraña sensación de estar ahí. Que ha sido siempre el logro, la marca de estilo, de Grobel.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.