RevistaArcadia.com

El amanecer de un marido

Samuel Pinazo reseña el último libro de Héctor Abad, El amanecer de un marido

2010/07/13

Por Samuel Pinazo

El amanecer de un marido, la última obra de Héctor Abad, es un libro de 16 relatos breves. El tono, las voces y la temática de las historias son tan variados como los recursos estilísticos de los que el autor se sirve magistralmente para mostrarnos las inquietudes de estos personajes comunes, aparentemente sencillos. Héctor Abad sabe escoger bien el momento para llevarnos al interior de estos seres que ya no aspiran a ser nada más que protagonistas de sus propias vidas. Y es que el autor suele presentarnos a los protagonistas en sus íntimos momentos de soledad, de ensimismamiento. Es precisamente en esos momentos esenciales de franqueza cuando los personajes se tropiezan con las certezas más duras, cuando surge repentinamente la crudeza del pequeño mundo que los rodea, el hastío que produce la rutina, la triste sorpresa al reparar en la rapidez con la que se envejece, o la confusión de sentimientos con la pareja después de tantos años de convivencia.

Si hubiera que hallar un término con el que agrupar este abanico de relatos perfectamente independientes entre sí, un término que evocara la atmósfera que se respira en todas estas historias, ese término sería la confesión. Asistimos a la confesión de estos personajes (a veces incluso a las confesiones encontradas en primera persona de dos personajes distintos dentro de un mismo relato, como ocurre en El sosia), y nos identificamos con ellos. De esta manera, el lector se sumerge en el lugar donde los secretos, las inquietudes y los miedos más personales ponen a rodar las ideas y los pensamientos de los narradores, de las voces protagonistas. Desde la angustia del hombre de mediana edad que olvidó por primera vez la cita semanal para almorzar con su anciana madre, (relato que abre el libro, titulado Álbum), hasta el delirio de un escritor atormentado con la idea de que en este país nadie está a salvo y en cualquier momento vendrán a asesinarlo (en el último relato: Mientras tanto).

La prosa de Héctor Abad alcanza su mayor grado de lirismo en los relatos más breves, como se demuestra en En medio del camino de la vida, texto sostenido por una escena detenida en el tiempo en el que el lector experimenta las emociones de una señora que observa en silencio a su marido mientras duerme.

Nos encontramos ante un repertorio de historias que mantienen a sus protagonistas sometidos a un miedo que no les permite olvidar para poder enfrentarse a esas otras vidas mejores que ansían.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.