RevistaArcadia.com

El apestoso hombre queso y otros cuentos maravillosamente estúpidos

Andrea Victorino Ramírez reseña El apestoso hombre queso y otros cuentos maravillosamente estúpidos, de Jon Scieszka Ilustraciones: Lane Smith Thule, 2004 52 páginas

2010/03/15

Por Andrea Victorino Ramírez

Las autoridades sanitarias advierten que estos cuentos son maravillosamente estúpidos y probablemente perjudiciales para su salud”. Después de esta advertencia y de leer la introducción, que sugiere al lector abandonar el libro y le insiste en abstenerse de leer, no queda otra opción que hacer lo contrario: leerlo una y otra vez y descubrir en él ese exquisito humor negro.

Este libro es la antítesis de lo que concebimos como una compilación de cuentos para niños. Desde la portada podemos advertir que se trata de un juego que invita al lector, en primera instancia, a comprar este ejemplar por una módica suma. Una oportunidad increeíble. Si a este fabuloso precio le sumamos un narrador extraviado e imprudente y una gallina roja insistente, que interrumpe en la mitad de los cuentos, obtenemos unas versiones muy particulares de historias escritas originalmente por Perrault, Andersen y los hermanos Grimm, donde, por ejemplo, Caperucita cambia su capa por unos pantalones rojos que la hacen más veloz que el lobo. Ésas no son las únicas libertades que se toman los autores.

Juan, el narrador imprudente, es también protagonista de su propia historia; una y otra vez se ha encontrado las semillas de unas habichuelas mágicas y su antagonista, cansado de ser eternamente engañado por el inteligente Juan, decide cambiar el curso de la narración y contar su propia historia. Una especie de “cadáver exquisito” con frases maravillosas.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.