El otro Bicentenario

Luis Daniel Vega reseña "Bolívar en música" de la Orquesta Sinfónica de Colombia y la Orquesta Filarmónica de Bogotá.

2010/09/21

Por Luis Daniel Vega

A mediados de la década de los 90 el economista tumaqueño Carlos Barreiro Ortiz fundó A.C.M.E (Asociación Colombiana de Música Electroacústica), un espacio de investigación y visibilización de músicas que, dada su naturaleza académica, han quedado excluidas del imaginario local.

De esa labor bien quijotesca han quedado cinco registros que dan cuenta de un buen número de compositores colombianos de los que casi nunca se tiene noticia, salvo las viejas grabaciones que han realizado la Sinfónica de Colombia y la Filarmónica de Bogotá.

Primero fue Onda electroacústica colombiana (1998) al que le siguió Colombia: piano en el siglo XX (1999). Unos años más tarde editaría El cine colombiano en música (2005), Desde Rusia: notas sinfónicas de Colombia (2008) y recientemente, con motivo de la celebración del bicentenario Bolívar en música (2010), disco en el que Barreiro difunde cuatro piezas poco conocidas de Guillermo Uribe Holguín, Luis Antonio Escobar, Luis Carlos Figueroa y Blas Emilio Atehortúa.

Abre el disco “Homenaje a Bolívar Opus 106” de Guillermo Uribe Holguín, una pieza que según nos cuenta Barreiro en las juiciosas notas del librillo interior, fue la segunda partitura sinfónica de un compositor colombiano del siglo XX que alude en forma directa a Bolívar. Escrita en 1958 para soprano, tenor y coro, la obra se apoya en la poesía de José Joaquín Casas y José Asunción Silva, dándole un carácter muy dramático a la figura del héroe.

De carácter marcial resulta “Juramento a Bolívar”, del villapinzonience Luis Antonio Escobar, quien la estrenó en 1964. Acá los visos neoclásicos y nacionalistas de Escobar quedan resaltados de manera imponente por el discurso poético de Jorge Rojas y el cuadro Retrato de Simón Bolívar que David Manzur pintó en 1964 para la portada del vinilo donde se publicó originalmente la pieza. Para esta ocasión, Barreiro reproduce en la contracarátula del librillo el cuadro de Manzur.

Las siguientes obras dan un giro inesperado a la compilación y dejan respirar al oyente luego de media hora grandilocuente dedicada al Libertador. “Nocturno para Manuelita” y “Preludio” son dos piezas para piano del caleño Luis Carlos Figueroa, compuestas en 1978 para la serie de televisión “Manuelita Sáenz” de Revivamos Nuestra Historia. Con ciertos ademanes impresionistas, las dos miniaturas, si se permite la digresión, muestran, también, cierta inclinación al jazz que se revela con la bella interpretación que la pianista Marjorie Tanaka logra. Así quedamos preparados para recibir el largo poema sinfónico y vocal “Simón Bolívar”, del antioqueño Blas Emilio Atehortúa.

Dividida en cinco secciones, “Simón Bolívar” es una de las dos composiciones en las que Atehortúa aborda a Bolívar. En esta, además de la dificultad y el ánimo vanguardista, de nuevo cobra importancia la inclusión de pasajes literarios. Recopilados por el mismo autor, los escritos y poemas pertenecen a José Martí, Miguel Ángel Asturias, Pablo Neruda y Miguel Antonio Caro. Con ellos se reconstruye el periplo libertador de Bolívar y, además, logran penetrar las angustias, los aciertos y las frustraciones de un personaje que ya parece obra de la ficción.

A decir verdad, y con cierto desengaño, este disco no es novedoso y la música acá contenida no resulta muy atractiva para algunos si tenemos en cuenta que la celebración del bicentenario, sobre todo en el campo musical, se redujo en muchos de los casos a mostrar la cara más banal y aburrida de Colombia. Si no, allí esta Cabas con su desabrida versión de “Colombia tierra querida” para demostrarlo.

Bolívar en música

Orquesta sinfónica de Colombia / Orquesta Filarmónica de Bogotá

A.C.M.E, 2010

$30.000

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.