RevistaArcadia.com

Héroes implicados

Lucas Mateo Guingue reseña Soluciones para todo menos para los problemas, un tributo a Hora Local

2010/03/15

Por Lucas Mateo Guingue

Este disco hace pensar en el asunto esquivo de la identidad de aquellos colombianos que crecimos en las ciudades del interior, lejos del litoral y “extraviados en medio de un bosque de antenas parabólicas” (para citar una de las frases más lucidas que componen las letras de Hora Local). Por esta razón algunos podríamos sentirnos mucho más implicados con las letras de este viejo grupo semidesaparecido, que con el sombrero sinuano, la gaita o el acordeón.

Hora Local es, o fue, un grupo auténticamente bogotano que comenzó en 1986. Para algunos puede encarnar una leyenda, para otros una blasfemia que “el rock nunca necesitó”, y para el resto simplemente nada. Por eso la importancia de este tipo de discos compilatorios que recogen piezas de nuestra historia urbana que pueden estar guardadas, perdidas o escondidas, cuando deberían estar presentes para mostrarnos quiénes somos y quiénes hemos sido.

Soluciones para todo menos para los problemas es un disco doble de edición lujosa, que compila las producciones discográficas de Hora Local (un sencillo editado en 1988) y el álbum Orden público de 1991, y además incluye un extenso conjunto de versiones de sus canciones grabadas por grupos actuales del país. El sonido punky con sintetizador de las canciones originales coincide con las corrientes de la época, al igual que el desaliño en el cantar y la irreverencia con lo establecido, pero es el humor sarcástico capaz de la autoburla el que da un carácter que solo se podría encontrar en esta ciudad: “Te suicidaste en el baño de un avión / cortándote las venas de ambas manos / con un cuchillo plástico de dotación / mientras volabas sobre un Atlántico / lleno de cruceros de placer… a veces hace frío en el infierno” (fragmento de “Hace frío en el infierno”); “Mis niños no son pescados, se nos inundó la casa, las basuras nos atacan… nos engañan los políticos” (fragmento de “Patio bonito”); “Todos estamos implicados / solo hay que esperar que las sirenas empiecen a sonar / implicados / no habrá primeras planas ni nos va a gustar donde nos van a llevar / porque todos estamos implicados” (fragmento de “Implicados”).

Ricardo Jaramillo (actual codirector de la Orquesta Filarmónica de Bogotá), Andrés Rojas (hoy contratenor radicado en Europa), Gonzalo Sagarmínaga y Nicolás Uribe (actuales productores de música para televisión), Pedro Roda (actor), Fernando Muñoz (pintor y video artista) y Eduardo Arias (periodista) fueron los directamente implicados en crear las canciones originales de Hora Local.

Entre las versiones de grupos actuales sobresalen con gran carisma las interpretaciones de Aterciopelados, De Lux Club, Odio a Botero, Las Malas Amistades, Morfonia, y en especial dos versiones de proyectos actuales de antiguos integrantes de Hora Local: Patasola con “Paso de todo”, y la Orquesta Sinfónica de Chapinero con “Héroes implicados: nada que decir”.

Este disco aporta un registro valioso de una década donde surgieron nuestras formas locales de underground y de postpunk. El caso de Hora Local suma una pieza importante de evidencia bogotana para demostrar que a diferencia de lo ocurrido en los países emisores de las señales captadas por nuestros “bosques de antenas parabólicas”, en Latinoamérica el concepto punk fue más puro que en los lugares de origen, pues no se cometió el “pecado” de “venderse al sistema”.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.