RevistaArcadia.com

¿Dónde está la verdad?

Mauricio Sáenz reseña 'El impostor' de Javier Cercas

2015/03/02

Por Mauricio Sáenz

El nombre Enric Marco dice muy poco de este lado del Atlántico, pero en España llegó a convertirse en sinónimo de mentira, oprobio y deshonra. Ese hombre, hoy nonagenario, se reinventó a los 50 años y a punta de engaños sobre su vida pasó muy pronto de mecánico anónimo a secretario general de la legendaria Confederación General del Trabajo. Maestro de la impostura, logró convertirse en presidente de la Amical de Mauthausen, la asociación española de víctimas del nazismo, sin haber jamás pisado ese ni ningún otro campo de concentración.

No llegó a ser simplemente uno más de esos mártires, sino su emblema: con un desparpajo de campeonato, el hombre dictaba conferencias y pronunciaba discursos que sacaban lágrimas a sus oyentes. Hasta que un historiador lo desenmascaró en 2005, a punto de llegar a la gloria: al otro día iba a hablar ante los jefes de Estado de Alemania y España, en la conmemoración de los 50 años de la liberación del campo.

Ese es el nudo narrativo de El impostor, el nuevo libro del catalán Javier Cercas. Pero el libro es mucho más que eso. Cercas no es historiador ni periodista, aunque su investigación es exhaustiva. Es un novelista, y como tal, conoce el poder de la mentira, porque en el fondo un novelista es alguien que miente con derecho. Alguien cuyo éxito está precisamente en su capacidad de crear, es decir, de mentir, de forma tan convincente que el lector se involucre en ese mundo ficticio y, más aún, lo disfrute.

De modo que Cercas, lejos de narrar simplemente esa historia de mentiras, nos involucra en sus propias dudas. La narración transcurre en dos líneas paralelas: la vida de Marco, pero también las agonías del propio autor al escribir y lucrarse con una historia inventada por otro. A producir lo que él mismo llamaría una novela sin ficción.

¿No es esa una contradicción fundamental? Por supuesto, y ese es el argumento de este texto que transita por los géneros sin ser ninguno. En el fondo, el libro existe para responder la pregunta de si un escritor puede ser un genio del embuste y contar la verdad. Por eso, no es descabellado decir que el protagonista del libro no es Marco, sino Cercas, quien resulta planteándose cuestiones sin respuesta. En un diálogo imaginario que sostiene con el viejo impostor, este le pregunta: “¿No ha tenido usted más de una vez la sospecha de que era yo el que había vivido lo que había vivido y había inventado lo que había inventado solo para que usted lo contase?”.

Sin embargo, detrás de esa relación contradictoria entre un personaje real-ficticio y un novelista que narra la verdad se esconden aún más dimensiones de este libro sorprendente.

Una, social y universal: Marco, en efecto, encarna a nivel heroico y público a ese mentiroso que todos, en mayor o menor grado, llevamos por dentro. Cercas logra que el anciano nos recuerde hasta qué punto uno crea su propio personaje y su puesta en escena para presentar ante los demás no el que es, sino lo que quiere ser.

Y otra, histórica y local: Marco vive a lo largo de casi todo el siglo xx, desde la Guerra Civil hasta hoy y crea su personaje justo en la época de la transición, cuando los españoles hicieron el proceso de dejar atrás más de 40 años de dictadura para abrazar una democracia incierta. Una época en la que todos, o casi todos, se re-crearon como antifranquistas cuando, en realidad, el generalísimo había sobrevivido tantos años en el poder precisamente porque muy pocos lo habían sido de veras.

Tal vez por eso, la indignación popular fue tan grande cuando cayó la máscara de Marcos, porque al tiempo cayó la de todos. Y lo hizo cuando en España se vivía un proceso de “memoria histórica”. Una idea que Cercas rechaza pues la considera contradictoria: “La memoria es individual, parcial y subjetiva”, escribe. “En cambio, la historia es colectiva y aspira a ser objetiva”. Y la verdad, ¿dónde queda? ¿Es posible?

Este contenido hace parte de la edición impresa. Para leerlo, debe iniciar sesión:

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción por favor ingrese la siguiente información:

No tiene suscripción. ¡Adquierala ya!

Si usted tiene algún inconveniente por favor comuniquese con nosotros en Bogotá al 7421340 o a la línea nacional gratuita 018000-911100 (Lunes a Viernes de 7:00 am a 8:00 pm, Sábados de 09:00 am a 12:00 m).

Su código de suscripción no se encuentra activo para esta publicación