RevistaArcadia.com

Nos vemos allá arriba, por Alberto de Brigard

Alberto de Brigard reseña Nos vemos allá arriba, de Pierre Lemaitre

2014/08/21

Por Alberto de Brigard

Como recurso para vadear catástrofes, los seres humanos solemos apoyarnos en una obstinada esperanza en el futuro, en un esfuerzo que puede encerrar una paradoja, porque con frecuencia los aspectos más atractivos de ese mañana anhelado son, precisamente, aquellos que más se asemejan a un pasado real o idealizado. Los protagonistas de la excelente novela de Pierre Lemaitre son dos soldados que descubren, una semana antes de que termine la Primera Guerra Mundial, que sus vidas a partir de noviembre de 1918 no van a tener nada que ver con los sueños que los sostuvieron durante cuatro años de lucha. En unos minutos, eventos grotescos y absurdos desatados por la mezquindad del teniente Henri d’Aulnay-Pradelle y encadenados por la lógica irónica e incontrolable de la barbarie hacen que los destinos de Albert Maillard y Édouard Pericout, donde hasta el momento era difícil hallar elementos comunes, queden unidos por una compleja red de gratitud, interdependencia, afecto y desprotección.

En el nuevo mundo de la posguerra ambos renuncian a sus identidades del pasado: Albert no consigue reiniciar su modesta carrera burguesa en busca de una esquiva seguridad laboral y familiar, mientras que Édouard, terriblemente lisiado, deja atrás una familia rica y poderosa a la que se había acostumbrado a escandalizar con su interés en las artes, su irreverencia por la autoridad y su gusto por los hombres. La corrupción y la miseria que de pronto los rodean les sugieren una estafa monumental que además ofrece una gran oportunidad para vengarse del patriotismo hueco que casi los destruye; por su parte, el ahora capitán Pradelle también recorre vías inmorales para enriquecerse y satisfacer su esnobismo en esos tiempos revueltos. La colisión de estos fraudes produce el agridulce desenlace de una historia llena de giros sorprendentes.

La novela de Lemaitre logró una carambola que se hace cada vez menos común: vendió millones de ejemplares en francés y en los muchos idiomas a los que ha sido muy rápidamente traducida, obtuvo el Premio Goncourt, insignia de la más prestigiosa literatura francesa, y entusiasmó a bandos enfrentados de comentaristas, tanto aquellos que por principio ponen en duda la calidad de cualquier libro que tenga éxito comercial, como aquellos que consideran que actualmente los premios literarios llegan a obras académicas condenadas a la oscuridad después de ser homenajeadas.

Esta coincidencia en la apreciación del público, el mercado y la crítica no habría sorprendido a los grandes novelistas del siglo xix y quizás es con ellos con quienes resulta más inmediata la comparación de Nos vemos allá arriba. Como Dickens, en pocas páginas Lemaitre consigue una fuerte conexión emocional entre el lector y los personajes, su mirada sobre las miserias y grandezas de sujetos de todas las capas sociales lleva a pensar en Balzac, en tanto que Victor Hugo se hubiera enorgullecido de crear un villano tan detestable como Henri d’Aulnay-Pradelle.

La mención de esos nombres famosos no es una manera de sugerir que asistimos al nacimiento de un nuevo clásico y que hay que apresurarse a mandarlo a empastar en cuero; más bien trata de indicar que cuando tratamos de acelerar la lectura de los últimos capítulos de esta novela para saber dónde desembocará su sorprendente trama, lamentando al mismo tiempo abandonar el mundo y los personajes creados por Lemaitre, tenemos una ocasión perfecta para compartir las expectativas y las experiencias de los miles de lectores que aguardaron impacientes una nueva entrega de La pequeña Dorrit o un nuevo volumen de La comedia humana: el placer de la lectura como recurso inagotable de entretenimiento.

Este contenido hace parte de la edición impresa. Para leerlo, debe iniciar sesión:

Revista Arcadia anuncia a sus lectores que nuestra versión impresa comenzará a pedirles que se registren en nuestra página web.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com