Señor Sombra novela de Óscar Collazos
  • Señor Sombra novela de Óscar Collazos
  • Señor Sombra novela de Óscar Collazos
  • Señor Sombra novela de Óscar Collazos

Anagramas del conflicto

Francisco Barrios reseña la novela Señor Sombra de Óscar Collazos.

2010/04/21

Por Francisco Barrios

Es curioso que un país tan proclive a la crónica roja como Colombia no tenga un escritor canónico de novela negra. Al igual que sucede con el cuento, las novelas policíaca y negra parecen ser en el medio editorial un género de segunda categoría frente a la “novela larga” (de preferencia histórica, y si se trata de un personaje de la Independencia, tanto mejor). Por esto es significativo que un escritor de trayectoria como Óscar Collazos (Bahía Solano, 1942) se empeñe en cultivarlo. Señor Sombra, la segunda novela negra de Collazos (la primera fue La modelo asesinada, Planeta, 1999) le propone al lector una versión de caso policíaco “de cuarto cerrado”, pero esta vez hay cámaras de seguridad en el cuarto de la víctima, Roberto Prado. Prado es un ex paramilitar que respondía al alias de ‘Señor Sombra’ y que funge de respetable empresario, hasta la madrugada en la que doña Merce, su empleada doméstica, lo encuentra muerto sobre su cama en una posición que evoca una venganza ritual. Será la fiscal especializada y narradora de la novela, Andrea Duarte, quien resuelva el caso con el apoyo de sus eficientes colaboradores Bertha Samudio y Ramiro Ruiz, y del tenso fiscal general Antúnez. A la persistente labor de la Fiscalía se opondrán un violento paramilitar desmovilizado, un turbio senador y un intrigante general retirado del ejército. Todo suena familiar y, aunque en una nota aclaratoria el autor nos advierte que se trata de una obra de ficción porque transcurre en el año 2014, esta dudosa relación de causa y efecto solo enfatiza el hecho de que se trata de un roman à clef. Sin embargo, el problema está en que la clave que se le ofrece al lector deja muy poco espacio para ese juego de deducciones que suelen proponer la novela policíaca y sus sucedáneos (la novela negra y la novela de suspenso o thriller). Me explico: Prado, alias ‘Señor Sombra’ (el señor de las sombras), es un antiguo comandante de La Empresa (La Oficina de Envigado), que tuvo relaciones políticas con el senador Itúrbide (el senador Uribe), con Carlos Avendaño (Carlos Castaño) y Enrico Manfredi (Salvatore Mancuso), a su vez aliados del general Rafael Augusto Buitrago (Rito Alejo del Río), a quien se le rindió un homenaje de desagravio en el que “el futuro presidente de la república pronunciaba su discurso”. Homenaje que promovió “un viejo periodista que había pasado media vida por la diplomacia.” (¿Es usted, Plinio?).

A lo evidente de estas y otras transposiciones literarias se suman lugares comunes que desaparecieron del género hace ya mucho tiempo, gracias, en parte, a series de televisión como CSI: “Ruiz tenía un presentimiento: Lora sabía mucho más de lo que quiso revelar en aquella entrevista.” (Suele suceder, ¿no?). Por otra parte, la narradora, aunque responde al nombre de Andrea, es poco verosímil como mujer (por supuesto, yo tampoco sé narrar como una mujer, pero sí he leído cómo lo hacen Le Clézio o Coetzee, para mencionar un par de ejemplos).

La aspiración del autor de construir una novela negra narrada por una mujer y que abarcara la complejidad del conflicto colombiano, lo llevó a sobreponer demasiados elementos. Pero Collazos no es nuevo en el oficio, y a la exhaustiva lectura de noticias que realizó para escribir esta novela, se le suma la buena construcción de los personajes Susana Trespalacios y Marcos Arcos, cuyos dramas personales a veces logran evocar el horror de nuestra historia contemporánea y con los cuales, tal vez, habría podido construir una historia más sutil y no por ello menos sugerente.

 

Señor Sombra

Óscar Collazos

Grupo Editorial Norma, 2009

391 páginas

$45.000

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.