RevistaArcadia.com

The Jam: Varios títulos

Eduardo Arias reseña el trabajo discográfico de The Jam

2010/02/09

Por Eduardo Arias

Colombia, territorio periférico en materia de modas musicales y mucho más en los años setenta, jamás se enteró de la existencia de The Jam, una banda emblemática del rock británico integrada por Paul Weller (guitarra, voz), Bruce Foxton (bajo, voz) y Rick Buckler (batería) que nació durante el auge del punk pero que desde un comienzo se distanció del movimiento. The Jam compartió con Clash, Sex Pistols, Damned y tantos otros la revuelta contra aquellas superestrellas que se presentaban en estadios, alejadas de su público y de su realidad, que en Gran Bretaña era muy poco halagüeña: desempleo, crisis económica, no futuro. Pero The Jam nunca estuvo de acuerdo con los postulados anarquistas del punk e incluso se ganaron la fama de ser derechistas. Lo que hizo The Jam fue retomar la música de los Kinks y los Who de la primera etapa, revivirla y adaptarla a la realidad de una Inglaterra que ya no disfrutaba del swinging London de Twiggy, Mary Quant y la Beatlemanía, sino que padecía la crisis económica y las tensiones raciales y políticas que se manifestaban en el auge del ultraderechista National Front.

The Jam también revivió la cultura de los “mods”. Mientras los Pistols se presentaban con imperdibles en los cachetes y camisetas raídas y los Clash con vestimentas de militantes de Baaden Meinhof y las Brigadas Rojas, los tres integrantes de The Jam aparecían en escena uniformados con traje y corbata. Paul Weller usaba una guitarra Rickenbaker idéntica a la que inmortalizó George Harrison en la película A Hard Day’s Night y Bruce Foxton daba saltos en el mejor estilo de Pete Townshend, el guitarrista de The Who.

A Colombia llegó una importación de material de The Jam ideal para coleccionistas ávidos de versiones remasterizadas y conmemorativas, pero también para aquellos que desconozcan su obra y quieran conocerla.

The Collection es un CD simple que trae los lados B de los sencillos de la banda y que se complementa muy bien con el grandes éxitos The Very Best. Mucho más exhaustiva es la caja de cinco CD titulada Direction, Reaction, Creation, que compila no sólo todas las canciones en estudio que editaron en sus LP y discos sencillos, sino también tomas alternativas y versiones en vivo. Trae un muy completo folleto con fotos y datos biográficos.

También se encuentran disponibles las versiones remasterizadas de In the City y The Gift, primero y último álbumes de la discografía de The Jam. El primero, muy cercano al punk. El último, un superéxito por canciones como “Town Called Malice”, en el cual ya se notaba la pasión de Weller por el soul, lo que explica la presencia de órganos y sección de vientos en varios de los temas.

Para coleccionistas, la edición de lujo de All Mod Cons. Además de las doce canciones originales del álbum remasterizadas (entre ellas los clásicos “David Watts” y “Down in the Tube Station at Midnight” y la hermosa balada acústica “English Rose”) incluye lados a y b de sencillos de 1978, demos y tomas alternativas. Esta edición la complementa un documental sobre la manera como se grabó este álbum, con entrevistas y material grabado en escena con algunos fragmentos de las canciones. Y la cereza que corona el ponqué es el DVD doble The Complete Jam que recopila todo el material disponible de la banda entre 1977 y 1982. Son dieciséis videos promocionales de algunas de sus principales canciones (una cifra bastante alta si se tiene en cuenta que The Jam es anterior al auge de MTV y similares), a los que se suman diversas presentaciones que hicieron en la televisión.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.