RevistaArcadia.com

Un libro póstumo

Miriam de las Victorias Tello resela el libro de de Jaime Gómez, Tras la huella de la verdad. El caso Gloria Lara de Echeverri

2010/03/15

Por Miriam de las Victorias Tello

Tras la huella de la verdad. El caso Gloria Lara de Echeverri es el libro póstumo de Jaime Enrique Gómez Velásquez. Jaime Gómez no alcanzó a publicar su libro por su repentina desaparición “el 21 de marzo de 2006, momento en el cual se desempeñaba como asesor de la senadora Piedad Córdoba. Sus restos aparecieron el 23 de abril del mismo año. Sobre su historia el sello de la impunidad ha sido estampado con la fuerza bruta que caracteriza el ejercicio del poder en Colombia”, se lee en la solapa. El libro comienza con un prólogo escrito por Roberto Burgos y un hermoso y doloroso preludio escrito por Diana Marcela, su hija, en homenaje a su padre.

Esta es una lúcida y aguda reflexión, apoyada en datos, sobre uno de los casos más sonados de la historia reciente en Colombia. Desde la perspectiva histórica, hace una interpretación crítica de la responsabilidad de los actores dominantes de la sociedad colombiana en el secuestro y asesinato de Gloria Lara de Echeverri, ocurridos entre el 23 y el 28 de junio de 1982. Una época en la cual el presidente Turbay Ayala hizo entrega de su represivo “Mandato claro” al “timorato” Belisario Betancur, quien recibió el poder con las promesas de reformas conciliatorias con los grupos levantados en armas.

Para comprender a manera de hipótesis “que se trató de un crimen político”, como dice Burgos, de una u otra forma, se va corroborando a través de documentos reseñados “que se acerca al crimen de Estado, no en su ejecución, sino en la manera en que se aprovecha un secuestro y la consiguiente muerte de (sic) frustrar una política pública desde el interior mismo del aparato estatal”, continúa el prologuista. Así, es primordial conocer las diversas manifestaciones de las fuerzas involucradas en los hechos: fue un crimen en medio de fuertes controversias entre el poder ejecutivo y el legislativo. Dice Gómez: “El caso Gloria Lara de Echeverri se desenvolvió entonces en el contexto de una coyuntura política dominada por una evidente y aguda confrontación entre los altos mandos de las Fuerzas Armadas, el gobierno y la sociedad civil”.

Ese marco político cívico-militar corresponde a la década de los ochenta, en la que se hizo visible la expresión “políticas de reconciliación” en el ámbito latinoamericano, y en el transcurso de la cual desaparecieron y asesinaron a miles de civiles inocentes “sobre pruebas arrancadas bajo tortura”, agrega el autor, y, continúa, “después de haber sido detenidos por el ejército, la policía u otros grupos”.

A través del minucioso análisis de los hechos, repudiados por el país entero, se demuestra cómo la política imperante en ese momento fue un fracaso. Además, se evidencia la alianza entre los diferentes gremios de la élite industrial y económica con grupos al margen de la ley, para llevar a cabo el “proyecto pacificador de Betancur mediante un discurso que reconocía la necesidad de construir una sociedad más justa con desarrollo económico y garantías democráticas”. Sin embargo, aclara el autor, el gobierno no aportó soluciones concretas para los problemas que aquejaban a las masas populares.

¿Presentiría Jaime Gómez cuando se dio a la tarea de escribir su libro que años más tarde él mismo sería desaparecido y víctima de los poderes oscuros? ¿Qué le queda al país después de tantos oprobios?

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.