RevistaArcadia.com

Un título que esconde un tesoro

Rafael Osío Cabrices reseña el libro de Amartya Sen, India contemporánea. Entre la modernidad y la tradición

2010/03/15

Por Rafael Osío Cabrices

Gedisa es una editorial indudablemente seria pero esta vez tomó una curiosa decisión de mercadeo: inventar un título engañoso para la edición española de un libro de —nada menos— Amartya Sen. En una tapa de estupendo diseño, dice India contemporánea. Entre la modernidad y la tradición, un título que hace esperar un reportaje o un ensayo redondo sobre el enorme país que hoy llama tanto la atención por su producción tecnológica, su poder nuclear y su presencia en las economías emergentes. ¿Se trata de un nuevo Vislumbres de la India, el maravilloso ensayo de Octavio Paz, pero reciente y escrito por el Nobel de Economía bengalí?

Las citas elogiosas de la contratapa no cortan esa primera ilusión. Tampoco lo hace la solapa que con cierta vaguedad ahonda un poquitín sobre el contenido del libro, para revelar que es una colección de artículos que tienen en común una revisión de la tradición reflexiva india. Pero cuando el lector abre el prólogo y empieza a transitar, se da cuenta de que India contemporánea no es una crónica sobre programadores de software, estrellas de Bollywood y magnates siderúrgicos. Es una serie de artículos, ensayos y conferencias que Sen, uno de los intelectuales más influyentes del pensamiento liberal contemporáneo, el hombre que demostró el nexo entre hambruna y autoritarismo, ha producido en los últimos años sobre el país en que nació. Y sus temas no siempre son “contemporáneos”.

El título original en inglés, a diferencia del que optó por imprimir Gedisa, no produce falsas impresiones: The Argumentative Indian: Writings on Indian Culture, History and Identity. Eso es verdaderamente el libro: un conjunto de ensayos muy académicos, ordenados y rigurosos, con un montón de notas al pie, que con frecuencia se adentran en aspectos específicos del vasto pasado indio y que a veces poco tienen que ver con esta India angloparlante de hoy que produce miles de ingenieros al año o gana en el Miss Universo. La primera parte reúne cuatro ensayos sobre la larga historia del diálogo abierto en el subcontinente, que atraviesa varios horizontes históricos y contribuye a hacer posible el milagro de la democracia. La segunda, “Cultura y comunicación”, examina el misterio de la interpretación de lo indio, para los occidentales y para los indios mismos; el ensayo sobre las visiones colonialistas de esa nación, una respuesta al clásico Orientalismo de Edward Said, es muy útil para entender cómo se construyó la idea (falsa, o al menos terriblemente incompleta) de que la India no es mucho más que una tierra de muchas religiones, un paraíso de la espiritualidad. La tercera parte se acerca algo más al título en castellano, pues hace un balance del medio siglo de democracia y se mete en los espinosos temas del género, el sistema de castas y la carrera armamentista. Y la cuarta vuelve sobre el tema de la identidad nacional, tan compleja y problemática en el caso indio que le hace pensar al lector latinoamericano que los problemas de cohesión nacional de sus países no son nada, comparados con los que tienen por allá.

Como sea que se titule, es un libro que dará mucho a quien tenga cómo lidiar con el estilo académico del gran Sen. Pero hay que saber algunas cosas para aprovechar estos enjundiosos comentarios. Leerse novelas como Hijos de la medianoche, de Salman Rushdie, o la más reciente Tierra roja, lluvia torrencial de Vikram Chandra. Es preciso dotarse de cierto background sobre la extraña India antes de llegar a estos ensayos de Sen. Pero el esfuerzo lo vale.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.