RevistaArcadia.com

Un triunfo de la especie

Rafael Osío Cabrales reseña El triunfo del dinero, del historiador escocés Niall Ferguson

2010/03/16

Por Rafael Osío Cabrales

¡Alegraos, lectores de periódicos que parpadean ante términos como bonos basura, subprimes o calificadoras de riesgo! Ha llegado el hombre capaz de explicarnos qué son esos papeles que valen fortunas y esas abstracciones cuyo valor decide la vida de millones de personas. Un joven historiador escocés que ha hecho tienda en la Universidad de Harvard ha escrito un libro que nos explica, como nadie o casi nadie, en qué consistió este sacudón financiero que postró al mundo y dejó a miles de familias en la calle. Niall Ferguson se llama el hombre que puede contarnos en cristiano qué fue lo que pasó, y además, escribiendo la mar de bien. Y se titula El triunfo del dinero: cómo las finanzas mueven el mundo el sorprendente libro que muestra cómo el vil metal –o sus actuales manifestaciones digitales– ha movido la historia humana, desde las Cruzadas y el Renacimiento hasta la urbanización del sur de Estados Unidos y la curiosa alianza de la hiperpotencia con China, la antigua economía mayor que vuelve, al parecer, a ocupar el sitio que había perdido en el siglo XVIII.

Ferguson tiene otros tres libros traducidos al castellano, todos publicados en el sello español Debate: Coloso, un ensayo sobre la dificultad que él ve en Estados Unidos para ser un imperio como los de antes; El imperio británico, acerca del auge y caída del gigante que empezó conquistando su propia tierra (Ferguson es escocés y no olvida mencionarlo); y La guerra del mundo, un extenso trabajo acerca de la red de acontecimientos que llevaron al auge capitalista de la segunda mitad del siglo XIX a autodestruirse en la Primera Guerra Mundial. Es un elocuente representante de esa escuela de escritores de no ficción de la lengua inglesa en la que la disciplina investigativa se acompaña de una notable capacidad para narrar, exponer y convencer. Identifica los hitos, personajes y temas críticos de la historia financiera y los usa para desarrollar historias que son enormemente interesantes, incluso para quien ha vivido huyendo de los temas económicos.

El cómo ciertos aventureros arruinaron a noblezas enteras o el cómo Shakespeare pintó en el temible Shylock una realidad característica de la República de Venecia, recuerda la ambición sin ningún límite de los yuppies estafadores del presente. Pero Ferguson no es Eduardo Galeano ni nada que se le parezca: él quiere transmitir, y lo logra, que el dinero ha sido tan importante para nuestra especie como la rueda o la agricultura. Nada de culpa católica, nada de frivolidad, nada de soberbia anglosajona: la plata nos ha ayudado a salvarnos del hambre y de la muerte, ha financiado el horror pero también la belleza, ha creado a Bernard Madoff pero también le ha dado de comer a Michelangelo Buonarotti. Entender qué es, de dónde viene y cuánto peso tiene en las vidas de todos nosotros (no solo el que ejerce sobre nosotros) es para él una decisión tan importante como enterarse de la existencia de la ley de gravedad o de la circulación sanguínea.

“Mientras no entendamos el origen de la especie financiera –concluye Niall Ferguson–, jamás podremos comprender la verdad fundamental del dinero: que, lejos de ser un monstruo al que hay que dominar, como se quejaba recientemente el presidente alemán, los mercados financieros son como el espejo de la humanidad, que revela cada hora de cada día laborable la forma en que nos valoramos a nosotros mismos y en que valoramos los recursos del mundo que nos rodea.” ¿Le parece demasiado grandilocuente? El triunfo del dinero demuestra que no; que la invención de las finanzas nos ayudó, y mucho, a llegar adonde estamos.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.