Operción Dulce

Una golosina

2014/02/28

Por Alberto de Brigard

En Operación Dulce coinciden tres temas que Ian McEwan ha tratado –quizás con mayor agudeza y profundidad– en otras obras; no obstante, la mezcla que hace en la más reciente de sus novelas es una muestra de la gran habilidad narrativa que lo caracteriza, de manera que el resultado es un relato ligero, pero interesante, de lectura entretenida y satisfactoria.

El primero de los temas es la guerra fría, a la que McEwan ya se había aproximado en El inocente, de 1990. Si bien el primer párrafo de Operación Dulce informa que la protagonista es una jovencita recién salida de la universidad que participó en una misión del servicio secreto inglés en los primeros años de la década de los setenta, su historia no es propiamente una de espías y de suspenso en el sentido usual; más bien es una mirada a los aspectos burocráticos, rutinarios y menos exitosos de un M15 que enfrenta recortes presupuestales, competencia de otras dependencias estatales, y empieza a adquirir conciencia de que sus grandes desafíos ya no están necesariamente detrás de la cortina de hierro, sino en Belfast, en las calles de Londres y en los ferris que van y vienen de Irlanda.

El segundo tema se podría resumir como la decadencia de Inglaterra en la segunda mitad del siglo pasado. Como en Chesil Beach, McEwan echa una mirada inclemente y perspicaz a una sociedad enfrentada a cambios internos y mundiales totalmente desfasados con la imagen de grandeza y serenidad que la llevaron a dominar dos terceras partes del planeta. Los años de la narración fueron unos de los más duros en la historia inglesa reciente: una crisis petrolera que no hubiera podido encontrarla peor preparada, huelgas de los mineros y otros sindicatos, terrorismo creciente del IRA, etc., etc. No en vano ese panorama sórdido y desesperanzado era uno de los fantasmas que reiteradamente evocaba Margaret Thatcher ante cualquier crítica a su gestión. Con un manejo muy sutil de innumerables detalles cotidianos, aparentemente triviales, McEwan describe eficazmente la mentalidad y los comportamientos de su propia generación, recordándonos que, a pesar de la relativa cercanía temporal, en muchos aspectos sus compatriotas de cuatro décadas atrás vivían en un mundo que ya es solo comprensible con mirada de historiador.

El último tema es uno de los que mejor trata este autor: la creación literaria como elemento de la trama. Igual que en Expiación, su obra maestra hasta el momento, en la historia relatada en Operación Dulce figura el propio libro que el lector tiene en las manos. Tratándose de una obra relacionada con operaciones encubiertas que involucran el reclutamiento de escritores para la causa del capitalismo, ese juego de espejos de “el libro dentro del libro” le sirve a McEwan para trasmitirnos sus ideas, siempre interesantes, sobre los límites entre la ficción y el engaño, las relaciones del autor con sus personajes, los orígenes de las historias, el papel activo del lector; por otro lado, también aprovecha esta visita al mundo de la literatura británica de los años setenta para hacer chistes, algunos bastante simpáticos, a costa de sus colegas y, en cierta medida, de sí mismo.

Operación Dulce es la contribución de Ian McEwan a la literatura de vacaciones. Quizás su premisa sea un recurso excesivamente artificioso para que los aspectos de suspenso de la historia logren generar verdaderas inquietudes en el lector, pero el libro puede ser una compañía inteligente y divertida la próxima vez que haya ocasión de tomar el sol.

Este contenido hace parte de la edición impresa. Para leerlo, debe iniciar sesión:

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción por favor ingrese la siguiente información:

No tiene suscripción. ¡Adquierala ya!

Si usted tiene algún inconveniente por favor comuniquese con nosotros en Bogotá al 7421340 o a la línea nacional gratuita 018000-911100 (Lunes a Viernes de 7:00 am a 8:00 pm, Sábados de 09:00 am a 12:00 m).

Su código de suscripción no se encuentra activo para esta publicación