La Orquesta Metropolitana Batuta Bogotá.

De las aulas a las orquestas

Durante sus 25 años, la Fundación Nacional Batuta ha formado músicos profesionales que han llegado a las orquestas más prestigiosas de Colombia. Hablamos con algunos de ellos.

2016/06/28

Por Ana Gutiérrez*

Hace un cuarto de siglo, en 1991, Ana Milena Muñoz de Gaviria, la primera dama de Colombia, creó la Fundación Batuta con la intención de utilizar la música como herramienta de educación y desarrollo integral, para niños de todos los estratos, a nivel personal y social. El programa también buscaba democratizar la música y, por extensión, la cultura, abriendo espacios de acceso a ella. Los niños y jóvenes que tocaban las puertas de la Fundación no necesitaban formación musical o conocimiento de instrumentos, solo la voluntad de aprender.

Más de dos décadas después, los primeros estudiantes de Batuta han crecido. Se encuentran en las filas de la Orquesta Filarmónica de Bogotá, de Medellín y de Cali, en la Orquesta Sinfónica Nacional de Colombia y en la Orquesta Sinfónica de Caldas. A pesar de compartir la misma formación, sus historias son muy distintas. Algunos llegaron a la Fundación con experiencia musical, otros no. Unos empezaron de niños, otros de adolescentes. Hay quienes sabían que querían ser músicos y quienes lo descubrieron en la fundación.

Cristian Cardona, integrante de la Orquesta Filarmónica de Medellín, tuvo su primer contacto con el mundo de la música gracias a la Fundación Nacional Batuta. “Fue el primer paso en mi proceso, la primera experiencia de tocar en orquesta. Yo vivía cerca de la escuela, la había visto, y quería estudiar algún instrumento. Entonces fuimos a averiguar, y fue relativamente fácil”. Cardona tenía 14 años. En la fundación aprendió a tocar el violín con los ensambles musicales juveniles. Cuando se graduó del colegio se fue a estudiar a la Universidad EAFIT en Medellín y se vinculó a la Sinfónica, donde lleva un lustro.

Daniel Cardona, por su lado, es el opuesto. Empezó “desde niño, muy niño. Era 1992 y salió en la prensa todo sobre el programa de Batuta. Siempre tuve una vena artística sobresaliente entonces mi mamá me matriculó. Hice todo el proceso de iniciación musical, desde la preorquesta”. Antes de llegar a la Fundación había estudiado piano con un profesor particular, pero en el programa se interesó por el violín. Es el instrumento que toca ahora en la Orquesta Sinfónica Nacional de Colombia. Lleva once años con la organización, desde que era recién formada y él estaba recién egresado del colegio y de Batuta.

Los dos violinistas de apellido Cardona resaltan que la Fundación les dio su primera experiencia orquestal, formándolos en un ambiente que los preparó para el ámbito profesional. Juanita Madrid, otra exalumna, explica que “lo clave eran las clases colectivas. Así crecíamos junto a nuestros amigos y conocíamos desde pequeños la sensación de construir algo, de tocar una pieza de concierto en equipo. Éramos niños de todos los colegios, no importaba el estrato, estábamos todos juntos”. Antes de ingresar a Batuta de niña, tocaba el piano. Las pruebas de aptitud de la Fundación, sin embargo, la encaminaron hacía el violín. Cuando empezó con el instrumento descubrió que le gustaba más porque podía tocarlo con un grupo.

Madrid siempre supo que iba a ser una música –creció en una familia de ellos– y ahora toca el violín en la Orquesta Sinfónica de Caldas. Muchos de sus compañeros, en cambio, no sabían que querían ser músicos, pero a eso se dedicaron gracias a Batuta, a “la práctica genial, las clases y la entrega de los profesores. Los que no se volvieron profesionales todavía lo aprecian mucho y asisten a los conciertos de la orquesta. Haber pasado por una educación artística, tener que ver con la cultura, le cambia el punto de vista de la gente”.

*Editora de revistaarcadia.com

Este contenido hace parte de la edición impresa. Para leerlo, debe iniciar sesión:

Revista Arcadia anuncia a sus lectores que nuestra versión impresa comenzará a pedirles que se registren en nuestra página web.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com