RevistaArcadia.com

Gabrielle Walker: contra el cambio climático

Walker es la directora científica de Xynteo, una firma que se dedica a asesorar a empresas multimillonarias en cómo llevar a cabo una transición verde manteniendo al mismo tiempo imprescindibles rendimientos económicos. Sus investigaciones demuestran que salvar el planeta no solo es imperativo. Es, además, un buen negocio.

2018/01/23

Por Catalina Holguín* Bogotá

Del calentamiento global a la histeria apocalíptica climática hay pocos pasos. Imágenes de grandes ciudades costeras inundadas, guerra perpetua, desplazamiento de millones de personas y océanos inertes son fáciles de conjurar ante las advertencias de los científicos que, desde hace más de treinta años, vienen anunciando la catástrofe por venir, a menos de que...

A menos de que salvemos la Amazonía de la deforestación, disminuyamos nuestros hábitos más consumistas y despilfarradores, y dejemos de reproducirnos a una tasa exponencial; los Republicanos y otros radicales de la extrema derecha se convenzan de una vez por todas de que el cambio climático es culpa de los seres humanos; los países en pleno desarrollo –como China, India y Brasil– decidan adoptar modelos energéticos alternativos y abandonen su deseo de tener carro-casa-y-beca al estilo norteamericano; logremos resolver el truco de almacenamiento de energía en baterías; se transformen radicalmente los mecanismos de producción energética, se desarrollen tecnologías para la captura de carbón... Y pensar que en la capital de este país el discurso político no da ni siquiera para hablar de la calidad del aire ni del río Bogotá.

Ante un reto de tal magnitud, la científica inglesa Gabrielle Walker ha adoptado la vía del optimismo y el pragmatismo. Walker, invitada a esta edición del Hay Festival en Cartagena, es doctora en Ciencias Naturales de Cambridge, y autora de varios libros sobre el medio ambiente, entre ellos The Hot Topic: What Can We Do About Global Warming (Tema candente: Lo que podemos hacer por el calentamiento global), escrito en 2008 en compañía de Sir David King, consejero científico del gobierno de Tony Blair. Este libro, escrito en un lenguaje sencillo y directo, ofrece una descripción científica y concreta del calentamiento global y brinda una serie de soluciones tecnológicas, políticas y económicas al problema.

Adicionalmente, Walker es directora científica de Xynteo, una firma consultora que se dedica a asesorar a empresas multimillonarias en cómo llevar a cabo una transición verde manteniendo al mismo tiempo imprescindibles rendimientos económicos. No es de extrañarse que su Twitter sea una colección de noticias, datos y citas que corroboran el hecho de que salvar el planeta sí es un buen negocio. En palabras del analista político mexicano Liébano Sáenz (retuiteadas por el expresidente Felipe Calderón), Gabrielle Walker es una “posibilista” y da el enfoque correcto en “CambioClimático. Optimisto o Pesimismo es determinismo que paraliza”.

*

Sin embargo, mantener el aliento y la buena cara en el panorama climático actual no es tan fácil. Al mal tiempo... Pues mala cara. A la fecha de la escritura de este artículo, la mitad de Estados Unidos arde en fuegos forestales y la otra mitad se congela por una oleada de frío ártico. Según el registro oficial de la NASA –que se puede consultar bajo el título de “Signos vitales”–, para diciembre de 2016 el aumento de la temperatura global alcanzó un grado centígrado, los glaciares se siguen derritiendo, el nivel del mar sigue en ascenso, al igual que la cantidad de gas carbono.

En 2015, Chicago soportó temperaturas récord bajo cero. George Rose / Getty Images.

A pesar de que el Acuerdo de París es elogiado por muchos por haber logrado consenso político con respecto al calentamiento global, otros son más escépticos y afirman que el acuerdo de mantener la temperatura global por debajo de 1,5 grados centígrados carece de mecanismos reales para lograrlo. De hecho, según los detractores del Acuerdo de París, los compromisos fijados por los países firmantes (que casi nunca se cumplen, como es el caso de los adquiridos en el Protocolo de Kyoto en 1992) ya implican un incremento en la temperatura global de 3,5 grados centígrados en las próximas décadas.

Al oscuro panorama se suma la complejidad misma del problema. Como bien afirma el papa Francisco en la encíclica Laudato si’: “El cambio climático es un problema global con graves dimensiones ambientales, sociales, económicas, distributivas y políticas, y plantea uno de los principales desafíos actuales para la humanidad”. Pero el problema climático no se puede ver únicamente desde una perspectiva ambiental, pues está completamente enraizado en la desigualdad y en un modelo económico basado en el crecimiento irrestricto, la explotación de los recursos naturales y el consumismo. De hecho, mientras un estadounidense produce en promedio 24 toneladas de gas carbónico al año, y un alemán 12 toneladas, un mexicano genera en promedio 5 toneladas y un ciudadano de la India 1,6 toneladas por año. Esta perspectiva más integral del problema climático ha hecho que el tema suscite pánico entre la ortodoxia capitalista. Libros como This Changes Everything de Naomi Klein, o Ecology and Socialism: Solutions to Capitalist Ecological Crisis de Chris Williams ponen en evidencia que si las leyes del mercado libre nos trajeron a este punto, es poco probable que esas mismas leyes nos saquen del atolladero.

Walker, en cambio, toma una posición pragmática que involucra al mercado y a las corporaciones en la búsqueda de soluciones al problema del cambio climático. En conversación con Chris Williams –quien considera que es imprudente confiar en las corporaciones y los Estados, principales responsables del cambio climático–, Walker mantiene un tono optimista, citando casos de multinacionales como Ikea y Unilever, que ya han logrado cambios y compromisos importantes con respecto al desarrollo sostenible desde el punto de vista económico. La autora también ve con optimismo la reducción de costos en las energías solares, los avances de empresas como Tesla en la producción de vehículos con baterías, los compromisos climáticos realizados por ciudades norteamericanas bajo el liderazgo de Michael Bloomberg (afamado millonario y exalcalde de Nueva York en tres ocasiones), así como el cambio de discurso público de otros líderes mundiales. “Me preguntan si el panorama es desolador. Yo digo que sí”, dice Walker. “¿Nos vamos a rendir? ¡No!”.

Gabrielle Walker ha dado clases en las universidades de Cambridge y Princeton.

Riesgos de un incremento entre 2 °C y 3 °C en la temperatura global**

  • Aumento en el rendimiento de los cultivos en países con latitudes medianas y altas, y disminución de los mismos en países tropicales, aumentando el riesgo de hambruna entre 10 y 30 millones de seres humanos.
  • Incremento en problemas de salud causados por oleadas de calor, malnutrición, inundaciones, sequías y transmisión de enfermedades infecciosas.
  • Intensificación de sequías en latitudes medianas y trópicos semiáridos. Entre 400 y 1700 millones de personas sufrirán por escasez de agua.
  • Migración climática e incremento de la posibilidad de conflictos por recursos naturales.
  • Aumento en la intensidad de los huracanes.
  • Agudización de oleadas de calor, sequías e incendios en zonas continentales.
  • Blanqueamiento de la mayoría de corales del mundo.
  • Desglaciación de Groenlandia y quizá de las capas de hielo de la Antártica Occidental, conllevando al posible aumento de un (1) metro en el nivel de los océanos.
  • Debilitamiento de la cinta transportadora oceánica (circulación termohalina), suponiendo la posible reducción drástica de los monzones.
  • Inundaciones en América del Norte y Europa provocadas por el incremento de lluvias y la disminución de almacenamiento de agua en nieve y hielo.
  • Riesgo grave de inundación en islas pequeñas y zonas costeras bajas.
  • Peligro de extinción de entre el 20 y 30% de todas las especies del planeta.
  • “El problema es que muy poca gente parece haberse dado cuenta de que ya es casi imposible mantener el calentamiento global por debajo de 2 °C. Si hubiéramos empezado hace dos décadas (circa 1998), habríamos tenido alguna posibilidad. En la actualidad, la meta de 2 °C se ve ya muy lejana”.

(Datos tomados del libro Tema candente: lo que podemos hacer por el calentamiento global, de Gabrielle Walker y Sir David King, publicado en 2008).

Datos y noticias optimistas retuiteadas por @GabrielleWalk3r

  • La economía circular podría generar un trillón de dólares para el año 2025. El desecho plástico es el más urgente y requiere acción determinante por parte de la industria (Paul Polman, gerente de Unilever).
  • Inversionistas avaluados en 2.8 trillones de dólares pidieron a los países del G20 cortar los subsidios para los hidrocarburos para el año 2020  (Comisión de Naciones Unidas contra el Climático).
  • Nuestra misión es traducir las metas globales en prácticas empresariales innovadoras y responsables alrededor del mundo (UN Global Compact).
  • Tras el anuncio por parte de Trump de la retirada de los Estados Unidos de los Acuerdos de París, 331 alcaldes norteamericanos, representando a cerca de 59 millones de norteamericanos, prometieron mantener las metas comprometidas en los Acuerdos (Alcaldes para el Clima).
  • En los Estados Unidos, la transición a energías 100% renovables podría resultar en dos millones de empleos de tiempo completo (The Climate Group).
  • La India cierra 37 minas de carbón (Mark Barry, director de negocios sostenibles de Marks & Spencer).
  • Costa Rica cumplió 300 días seguidos generando toda la electricidad que consume con fuentes renovables, fundamentalmente hidroeléctrica. Ha prohibido el uso de plásticos en la mayoría de usos individuales y ha expandido su superficie forestal (Felipe Calderón, expresidente de México).
  • La tasa de empleo de la industria solar creció un 25% en el año 2016. Este sector industrial ya emplea a 260.000 personas, más que las que emplean los sectores del petróleo y el gas. (Climate News Hub).
  • El libro Climate of Hope ya está a la venta. Lea el prefacio y comprenda por qué nos sentimos optimistas en la lucha contra el cambio climático (Michael Bloomberg, exalcalde de Nueva York y empresario).
  • Conozca a los conversos del clima: conservadores influyentes que están cambiando su actitud con respecto al cambio climático (New Climate Economy).

Gabrielle Walker participará este mes en el Hay Festival.

Viernes 26 de enero

Hablemos del silencio

Hay Festival Cartagena

Hotel Sofitel (Salón Santa Clara)

12:30 - 13:30

Erling Kagge conversa con Gabrielle Walker.

Domingo 28 de enero

Charla Sura. Cambio climático.

Hay Festival Cartagena

Teatro Adolfo Mejía

10:30 - 11:30

Rosie Boycott conversa con Gabrielle Walker. 

*Literata, editora y periodista cultural.

** En el Acuerdo de París, firmado en 2016, la comunidad internacional se comprometió a mantener el calentamiento global por debajo de dos grados centígrados.

Este contenido hace parte de la edición impresa. Para leerlo, debe iniciar sesión:

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción por favor ingrese la siguiente información:

No tiene suscripción. ¡Adquierala ya!

Si usted tiene algún inconveniente por favor comuniquese con nosotros en Bogotá al 7421340 o a la línea nacional gratuita 018000-911100 (Lunes a Viernes de 7:00 am a 8:00 pm, Sábados de 09:00 am a 12:00 m).

Su código de suscripción no se encuentra activo para esta publicación