No Ficción

Los mejores libros del género del año.

2017/12/12

Por Revista Arcadia

En nuestros corazones éramos gigantes de Yehuda Koren y Eilat Negev (Planeta)

Esta magnífica historia, relatada por dos periodistas del periódico israelí Yedioth Ahronoth, cuenta los periplos de la familia Ovitz, de diez miembros, siete de los cuales nacieron enanos. Los investigadores entrevistan a la última sobreviviente de la familia, Perla, quien vive en Haifa entre muebles diminutos y los recuerdos de una vida que fue a caballo entre el éxito indudable –bañado por las luces de candilejas del mundo del espectáculo al que se dedicó junto con sus hermanos, todos músicos y actores– durante las décadas anteriores a la Segunda Guerra Mundial. Perla comparte con ellos la aterradora narración de su permanencia en el campo de concentración de Auschwitz bajo el control del infame doctor nazi Joseph Mengele, quien fue su verdugo y su salvador en medio del terror: la única familia judía que logró sobrevivir completa a un campo de concentración fue la suya. Mengele, fascinado por la genética y las leyes de la herencia, estaba particularmente obsesionado con los mellizos y los gemelos, y con las personas con realidades físicas como la de Perla y sus hermanos. El libro continúa con la narración de la vida de la familia de enanos, conocida como la Troupe de Lilliput, tras su regreso a Israel. Es un libro que habla del horror humano, de nuestra pasmosa idea sobre la normalidad y lo monstruoso, que siempre parecen intercambiables. Como es arriba es abajo.

Diarios de Emilio Renzi III. Un día en la vida de Ricardo Piglia (Anagrama)

Clasificar este libro como no ficción es quizás una equivocación, pues todo en él rezuma literatura. Se trata de la última entrega póstuma de los diarios del alter ego del escritor Ricardo Piglia, fallecido hace dos años a causa de una terrible y penosa esclerosis lateral amiotrófica. Como ya están acostumbrados quienes leyeron los primeros dos volúmenes, estos diarios –y la palabra es “diarios”, pues no se trata de una memoria, a menos de que se la mire en perspectiva– son la vida de un escritor y sus fantasmas. Esta tercera entrega recorre el periodo comprendido entre 1976-1982, años terribles para Argentina por la dictadura; una segunda parte narrada en tercera persona, como si el escritor tomara distancia de sí mismo y, finalmente, un último apartado sobre las famosas clases del escritor en Princeton, sus preocupaciones intelectuales, vitales y sociales y, claro está, el enfrentamiento con una enfermedad que se lo llevó trágicamente. Este es el testimonio de un escritor convencido de que la vida era una manera de la literatura: un relato que nos contamos a diario.

Utopía para realistas de Rutger Bregman (Salamandra)

Sin duda, la mejor sinopsis del libro sea lo que el propio Bregman escribe en alguno de sus apartes: “Una semana laboral de quince horas, la renta básica universal y un mundo sin fronteras… Son todos sueños descabellados, pero ¿durante cuánto tiempo más?”. El planteamiento viene precedido de una cita de Oscar Wilde: “El progreso es la realización de utopías”. El mérito de Bregman radica en su demostración de cómo el mundo está actualmente no solo en condiciones de alcanzar esas tres utopías, sino en la necesidad de realizarlas: más que sustentables financieramente (pues según un estudio del Banco Mundial, citado por Bregman, “si todos los países desarrollados dejaran entrar solo 3 % más de inmigrantes, el mundo tendría 305.000 millones de dólares más para gastar. Eso es la suma total de toda la ayuda al desarrollo mundial multiplicada por tres”), el crecimiento económico que generarían harían de Arthur C. Clarke un profeta: “El objetivo del futuro es el pleno desempleo, para que podamos jugar”.

De animales a dioses: una breve historia de la humanidad de Yuval Noah Harari (Debate)

En este ensayo macrohistórico que toca hábilmente la psicología, la biología evolucionaria, la epistemología y la economía, Yuval Noah Harari, profesor de historia de la Universidad Hebrea de Jerusalén, presenta una aproximación distinta y refrescante a la pregunta: ¿quiénes somos? En lugar de resaltar la capacidad racional o lingüística como rasgo distintivo del ser humano, sugiere que es nuestra habilidad para crear metáforas y ficciones lo que nos define y distingue de otros animales y lo que explica por qué gobernamos el mundo. ¿Cómo llegamos a construir ciudades, imperios, naciones poderosas y redes comerciales internacionales? Con la cooperación a gran escala fundada en mitos como el dinero, las leyes o la religión, que fortalecen nuestras relaciones de confianza. Ni el dinero, ni los derechos humanos, ni los dioses existen fuera del imaginario del hombre, pero facilitan que extraños trabajen hacia objetivos comunes y aumenten el poder del sapiens en el reino animal. Noah Harari narra cómo los humanos pasamos de ser animales a dioses insatisfechos y cuestiona así el progreso y el futuro de nuestra especie.

Prosas reunidas de Wislawa Szymborska (Malpaso)

“Solo lo estoy leyendo porque, desde pequeña, me produce placer acumular saberes innecesarios. Y porque, después de todo, ¿acaso puede alguien saber de antemano qué será necesario y qué no lo será?”, dijo la poeta Wislawa Szymborska, premio Nobel de Literatura, sobre uno de sus libros. Ahora Malpaso publica Prosas reunidas, una compilación de reseñas publicadas en varias revistas polacas durante décadas. El volumen está dividido, irónicamente, en tres partes: “Lecturas no obligatorias”, “Otras lecturas no obligatorias” y “Más lecturas no obligatorias”. Los textos iluminan con inteligencia algunos temas ilustres; otros, más modestos. Y es que Prosas reunidas es un libro dedicado a la lectura, entendiendo la lectura como un mero placer. Hay que destacar, además, la bella edición que el sello Malpaso hace de este libro, y en general de todos los que hace: casi objetos de colección.

Yo dije de Félix Ángel (Tragaluz)

“Hay que producir una explosión, de pronto encontramos oro; después lidiamos con los daños”. Eso se dijo a sí mismo el artista y escritor Félix Ángel, de regreso a Medellín tras su segundo viaje a Estados Unidos, donde se conectó con la energía iconoclasta del movimiento underground. Esta fuerza revulsiva, más el paralizante conformismo que sentía en el arte de su ciudad (en la que tres años antes había ocurrido la última bienal de Coltejer) y del país, lo motivó a escribir, solo, una gacetilla cuyo primer número vio la luz el 7 de septiembre de 1975. Desde el mismo nombre, Yo digo, la publicación muestra sus dientes. El reto era asumir debates desde una voz personal y solitaria, comprometida sin ningún recato con la remoción del statu quo del arte local y nacional. En 2015, después de 40 años del primer Yo digo, la editorial Tragaluz reunió los textos, escritos con ferocidad e irreverencia entre 1975 y 1978. Esos debates, compilados hoy, se leen como premoniciones y tienen vigencia en un medio que ha aceptado nuevos conformismos y capitulaciones.

El viaje a Echo Spring: por qué beben los escritores de Olivia Laing (Ático de los libros)

“Un libro hermoso e impresionante”, dijo Nick Cave refiriéndose a este. Y la edición de Ático de los libros trae esa frase en la portada (ni ingenua que fuera la editorial). Pero más allá de que una estrella de rock lo recomiende, este texto es una investigación juiciosa y con mucho trabajo de campo (pues Laing lo escribe a partir de un viaje por carretera que hizo desde Nueva York a Port Angeles, en Washington, última residencia de Raymond Carver) sobre la relación entre el alcohol y la escritura, porque en medio de esa relación está la pregunta eterna sobre la creatividad. La escritora y crítica literaria Olivia Laing, quien fue finalista del Premio Costa por este libro, examina el tema a través de las obras y la vida de seis escritores en absoluto menores, todos alcohólicos y todos con distintas enfermedades mentales de tanto beber: F. Scott Fitzgerald, Ernest Hemingway, Tenessee Williams, John Berryman, John Cheever y Raymond Carver. El alcohol es una maldición, una compulsión, una adicción, un dilema personal, es casi un dato meramente biográfico: y, sin embargo, para bien o para mal, la bebida también es algo que se asoma en las páginas de los libros de esos grandes escritores.

Independientes, ¿de qué? de Hernán López Winnie y Víctor Malumián (Fondo de Cultura Económica (FCE))

Independientes, ¿de qué? es una radiografía de la edición independiente en Latinoamérica y es un libro que solo podía surgir por el momento que atraviesa ese sector en la región; por un fenómeno que es más o menos reciente, al menos en términos cuantitativos: el auge de editoriales independientes en esta parte del mundo, cada vez más profesionales, cada vez más desarrolladas. Este libro, escrito por dos licenciados en Ciencias de la Comunicación de la Universidad de Buenos Aires, no solo presenta los ejemplos más destacados, también discute lo que significa ser un editor independiente para plantear una definición contundente como punto de partida: una editorial independiente es aquella que es capaz de sostenerse económicamente, pero además, de contribuir a la “biodiversidad” en términos textuales. Este libro es para aquellos que, a pesar del pánico que siempre cunde en un actividad como esta, se aventuraron o se quieren aventurar todavía en el negocio de los libros.

Hasta que puedas quererte solo de Pablo Ramos (Alfaguara)

Dicen que los adictos son personas que no han podido resolver su relación con el deber ser. Tal vez por eso definen sus tensiones con el mundo entre extremos y manipulación. Un mediodía, el escritor argentino –autor de las bellísimas El origen de la tristeza, La ley de la ferocidad y En cinco minutos levántate María– esperaba un vuelo en un aeropuerto de Estados Unidos de regreso a la Argentina y se enteró de que su hermano menor, con quien se había criado de una manera visceral, había sufrido un brutal accidente conduciendo borracho. En cuanto pudo, en su cabeza comenzó a escribirse este conmovedor y tremendo libro en el que, sin pudor, mirándose al espejo de frente, confiesa la historia de su propia adicción, de sus ires y venires a los desvaríos y al descubrimiento de poder quererse a sí mismo. Es un libro dividido en los doce pasos del programa de Alcohólicos Anónimos en los cuales cuenta, a través de encuentros, amigos, lecturas y su relación con la literatura, cómo salvar el corazón, a pesar de lo inevitable de una condición con la cual se vivirá siempre. “Entendí que no soy un vencedor, que no pretendo serlo. Lo que soy es un hombre que da pelea. Nada más”, ha dicho Ramos.

33 revoluciones por minuto de Dorian Lynskey (Malpaso)

“Los árboles del Sur frutos extraños, / sangre en las hojas y sangre en la raíz, / cuerpo negro balanceándose en la brisa del sur, / fruta extraña que cuelga de los álamos”, dice el comienzo de Strange Fruit, escrita por Allan, Pearl y Higgins. Y cuando uno la oye es imposible no escuchar el lamento de Billie Holiday e imaginar lo que pasaba por su atribulada alma cada vez que evocaba los cuerpos de sus semejantes pendiendo de los árboles en el sur de Estados Unidos, por la rabia de hombres blancos. Este es uno de esos libros que cualquier melómano debería tener encima de la mesa: abarca unos ochenta años de protestas hechas música; de letras que lloraron a muchos muertos; o gritos que escupieron injusticias sociales. La historia de la canción protesta, según Lynskey, periodista británico que escribe tanto de política como de arte, es la de los accidentes del siglo XX. De los lamentos del blues a los rugidos del punk, y de una manera superficial, y casi exigua, pasa por Latinoamérica y el tercer mundo –Jara, Kuti–, lo cual le quita resonancia, pero no gracia a un libro para leer de a poco.

Tipos heroicos de Ignacio Martínez-Villalba (Instituto Caro y Cuervo (ICC))

Colombia tiene una tradición de buenos investigadores en diseño y arquitectura, aunque no de historiadores sistemáticos sobre el asunto. En este libro –publicado en 2016, pero con resonancia en este 2017–, Ignacio Martínez-Villalba, diseñador y profesor de la maestría de Estudios Editoriales del Instituto Caro y Cuervo, hace algo que debería ser más frecuente en nuestras instituciones culturales. Se tomó el trabajo de inventariar los tipos de la Imprenta Patriótica, de la sede de Yerbabuena, en el norte de Bogotá, para contar una historia, a través de esas piezas, de la imprenta fundada en 1960. Esta sobrevive hasta nuestros días gracias a una serie de tipos verdaderamente heroicos que la mantuvieron ante el embate desmesurado de las nuevas tecnologías. Precisamente, a través de la memoria de linotipistas, archivistas y tipógrafos, el autor logró consolidar un catálogo de tipos, orlas y ornamentos que son un verdadero ejemplo de gusto y amor por el oficio. Este libro es un placer para quienes aman la tipografía y entienden el legado presente en las formas y diseños de los libros y papeles sueltos de nuestra historia.

Historia secreta de un espía ruso en Bogotá de Alberto Donadío (Sílaba)

Más que el relato de la vida del espía de la URSS reclutado por la CIA Aleksandr Ogorodnik, Historia secreta de un espía ruso en Bogotá es la historia de su amante, Pilar Suárez Barcala, una española magnética que se robó el corazón de decenas de hombres mientras vivía en Bogotá, pero que solo amó realmente a uno, su espía. Para Donadío este libro surgió de una intuición mientras leía El espía de los mil millones de dólares, del periodista David E. Hoffman: “Habla del affaire entre Ogorodnik y una mujer residenciada en Bogotá. Me pregunté, como simple lector, si de ese romance no habría quedado un hijo”. A partir de allí, Donadío busca a la hija de Pilar y “Sacha”, y encuentra una historia apasionante que sucede en los años setenta en Colombia. El libro tiene todos los elementos de una novela de espionaje o de una película de Hollywood: Guerra Fría, contrainteligencia, amor, sexo y hasta una hija por fuera del matrimonio. Alberto Donadío los entrelaza en una obra de periodismo de investigación, su especialidad.

Los pasos del escorpión y otros ensayos de Julio César Londoño (Fondo Editorial Universidad Eafit)

Un paseo por el jardín de los conocimientos sorprendentes del autor, pero también por el campo minado de sus sarcasmos sabios y sus alusiones veladas. Nunca aburre, siempre sorprende, como cuando ataca el tema de la moda, ese fenómeno que comienza hacia 1350, cuando nace el concepto del individuo y terminan los “modelos que duraban siglos”. O como cuando enfrenta los misterios de los números y las letras, que permiten expresar “todo el universo, todas sus sombras, partículas, piedras, flores, pájaros, dioses, estrellas, fantasmes y teorías (…) con las diez cifras arábigas y los veinticuatro caracteres latinos de nuestro alfabeto de cada día”. También cuando habla de los sentidos, y reduce el tema a la piel, a la frontera del yo. Pero al reconocer las bondades de la vista, relata una anécdota muy suya: Sócrates le pregunta a Fedro cuál ojo preferiría perder, y Fedro no titubea: “Los dos de su mamá, maestro”. El libro exuda cultura y Londoño nos hace felices. Ningún tema lo detiene: el bosón de Higgs, la crítica según Borges, las máquinas inteligentes, la filosofía del siglo XX, las hormigas, el matoneo. Y culmina con el ensayo central, en el que busca descifrar el destino: determinismo o casualidad, libre albedrío u orden divino… No hay respuesta, por supuesto. Pero a estas alturas nada importa.

El idealista pragmático. La odisea de Albert O. Hirschman de Jeremy Adelman (Ediciones Uniandes)

Esta es una biografía de uno de los grandes economistas del siglo XX, en general ignorado en años recientes por las escuelas de economía: Albert Otto Hirschman, quien es muy conocido, por lo menos de nombre, por los economistas colombianos que no son demasiado jóvenes y saben algo más que ecuaciones. Sin embargo, todo indica que más allá de las reverencias que son forma de cortesía obligada, su manera de pensar y de investigar no tiene desde hace años ningún efecto práctico (en Estados Unidos el propio Paul Krugman lo trataba con desdén, a diferencia de Amartya Sen, que lo leía y lo discutía, es decir, lo respetaba). La lectura de esta obra puede ayudar a los más jóvenes practicantes de la economía, y sobre todo a los estudiantes en formación en esa disciplina, a entender la ciencia económica como una ciencia social, a acercarla de nuevo, como lo fue en el pasado, a la literatura y a la filosofía, y a intentar contradecir la versión que reduce ese saber a una forma de contabilidad sofisticada.

El cerebro y el mito del yo de Rodolfo Llinás (El Peregrino Ediciones)

¿Existe el yo o el “sí mismo” como una unidad diferenciada? Filósofos de todos los tiempos, desde la antigua Grecia hasta la contemporaneidad, han intentado responder esa pregunta sin mayor éxito. Pues bien, en este libro el doctor Roberto Llinás se adentra en el pantanoso tema de la cognición y de la conciencia, se lo arrebata a los filósofos y formula una teoría a partir de los resultados que han dejado sus investigaciones científicas sobre el cerebro. Para él este tema “es ante todo un problema empírico y, por lo tanto, no es un problema filosófico”. Al partir de una explicación biológica y evolucionista del surgimiento de la cognición, Llinás argumenta que el “sí mismo” solo aparece cuando existe el sistema nervioso, y por lo tanto la esencia de ese “yo” es ante todo biológica, no tiene ningún elemento trascendental. Esa tesis y su argumentación son el libro en sí mismo, la razón por la que vale. Porque Llinás no solo explica cómo funcionan las neuronas o sus procesos químicos y eléctricos, sino que al final busca dar una respuesta científica a una de las preguntas que más ha atormentado a la humanidad: ¿qué o quién es el ser humano?

Haga clic aquí para ver toda La Lista.

Este contenido hace parte de la edición impresa. Para leerlo, debe iniciar sesión:

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción por favor ingrese la siguiente información:

No tiene suscripción. ¡Adquierala ya!

Si usted tiene algún inconveniente por favor comuniquese con nosotros en Bogotá al 7421340 o a la línea nacional gratuita 018000-911100 (Lunes a Viernes de 7:00 am a 8:00 pm, Sábados de 09:00 am a 12:00 m).

Su código de suscripción no se encuentra activo para esta publicación