Infantil y juvenil

Los mejores libros del género del año.

2017/12/12

Por Revista Arcadia

La mujer de la guarda de Sara Bertrand y Alejandra Acosta (Babel)

Una de las cosas más interesantes de la colección Frontera ilustrada es su condición de paria en cualquiera de las clasificaciones en las que se la ubique. Creada por la editorial Babel, que comprendió que las fronteras estaban demasiado marcadas en un territorio que, como el de la literatura, no debería conocerlas, se arriesgó a armar libros que parecen para niños inconformes e inquietos como cualquier lector, pero que son para todos, como en efecto lo son todos los libros. La mujer de la guarda es un misterioso viaje, una especie de inmersión en el lenguaje de Jacinta a su pasado, a sus recuerdos y a la muerte misma. El libro, gracias a su cuidado editorial, de escritura y de diseño, ganó el premio New Horizons en la Feria Internacional del Libro de Bolonia. Tal vez este sea para leer entre varios, juntos, alrededor de las palabras y de las evocadoras imágenes.

El flamenco calvo de Amalia Low (Ediciones B)

Uno de los mejores signos que indican que a los niños les ha gustado un libro es ver sus reacciones al terminar el último párrafo. Algunos dicen “otra vez”, pidiendo que se vuelva a leer. Entonces el libro ha cumplido su misión. Y si además de divertir transmite un mensaje necesario, la ganancia es doble. Esto ocurre con este libro, escrito e ilustrado por Amalia Low, que trata un tema tan necesario en Colombia: reconocer el valor de aquellos que son diferentes a nosotros. Este cuento tiene un inicio conocido en otras historias: el nacimiento de un animal que es visto como defectuoso por los demás. A pesar de eso, el relato se aparta del lugar común, el melodrama o lenguaje rebuscado. Gracias a su ingenio, el flamenco se convierte en peluquero, un oficio que será la salvación de todos. Esta historia está escrita con frases cortas y palabras simples que se escuchan como música que pueden recordarse fácilmente aunque no se sepa leer. Las ilustraciones coloridas, en trazos simples y sin volúmen de Low, refuerzan el mensaje y también transmiten con credibilidad el sentimiento de los personajes.

Martín y el rey del bosque de Sebastian Meschenmoser (Fondo de Cultura Económica (FCE))

Martín es un conejo curioso que quiere conocer los secretos del mundo. Un buen día escucha a Ramón, un oso enorme, contar la historia del rey del bosque: es un ser que toma muchas formas, y en esa metamorfosis es capaz de convertirse en todos y en nadie al mismo tiempo. Martín regresa a su madriguera en un árbol y sueña con conocer a ese extraordinario ser. Una mañana, se lo topa de repente: para Martín parece zorro, liebre y vaca al mismo tiempo, además de llevar una especie de talismán colgándole del cuello. El maravilloso ser, un perro doméstico, le enseña durante un día los secretos de la vida: cómo marcar territorio, cómo rascarse detrás de las orejas. El bosque se convierte en una especie de trasunto de una casa de ciudad en donde todos marcan territorio. Debido a eso, los animales deben migrar: nadie soporta el olor. Ahora deben trabajar juntos y entender que el dios del bosque es cualquiera, o son todos.

24 señales para descubrir a un alien de Juliana Muñoz Toro (Tragaluz)

¿Qué ve un niño en las palabras adustas de su padre? ¿Cómo interpreta la ausencia constante, la distancia insalvable que viene con el maltrato verbal? Es difícil saberlo y la memoria no reconstruye esos retazos de la infancia con eficiencia. En 24 señales para descubrir a un alien, Juliana Muñoz Toro logra con la voz de Benjamín, narrador de la corta novela, mirar con fina delicadeza la realidad de una familia dirigida por un padre intransigente, silencioso, obstinado, dueño de una agresividad de alguna manera pasiva. Benjamín, que se descubre sin ganas de salir más de su habitación, se da cuenta de repente de que su padre ya no habita este mundo; es más, se da cuenta de que el cuerpo de su padre ha sido capturado por un extraterrestre, quien le ha vuelto la mirada torva, el cariño ausente. Benjamín, con su mirada prístina, con sus símiles sencillos y efectivos, se encarga de enumerar las señales, pruebas de que su padre no reside más en ese cuerpo. La voz del niño se hace más real con las ilustraciones de la talentosa Elizabeth Builes, quien termina de recrear un cuadro real y conmovedor.

El tiempo de mi casa de Samuel Castaño Mesa (Tragaluz)

¿Cómo explicar que hay días que parecen noches, que la vida es un concierto que termina y vuelve a empezar? ¿Cómo explicarles a los niños con naturalidad un tema como la muerte? Este libro, escrito e ilustrado con belleza y detalles finos por Samuel Castaño Mesa, aborda el tema del tiempo a través de dibujos a lápiz que parecen bruma y recuerdo, ilustraciones más coloridas o recortes de periódico viejo. El protagonista es un reloj de pared con un tictac y alrededor de él gira la historia. Un día cualquiera, ante un adiós, la quietud se instala en la casa y en la gente cercana hasta el momento en que la vida vuelve a abrirse camino. Cuando el lector cree que la historia ha terminado, encuentra una sorpresa dentro de un sobre que recuerda que es posible tocar el tiempo o la ficción. El tono y las frases hacen que sea comprensible para los niños, y también lo hacen un libro para adultos que quieren pensar sin moralejas o recordar cómo era ser niño entre máquinas de escribir o trompos en el piso.

Haga clic aquí para ver toda La Lista.

Este contenido hace parte de la edición impresa. Para leerlo, debe iniciar sesión:

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción por favor ingrese la siguiente información:

No tiene suscripción. ¡Adquierala ya!

Si usted tiene algún inconveniente por favor comuniquese con nosotros en Bogotá al 7421340 o a la línea nacional gratuita 018000-911100 (Lunes a Viernes de 7:00 am a 8:00 pm, Sábados de 09:00 am a 12:00 m).

Su código de suscripción no se encuentra activo para esta publicación