La portada del libro de Katchadjian.

¿Plagio a Borges?

La justicia argentina recién procesó por defraudación al escritor Pablo Katchadjian por publicar 'El Aleph engordado', en el que le agregó 5.600 palabras a uno de los textos canónicos de las letras argentinas: 'El Aleph', de Jorge Luis Borges. ¿Homenaje o fraude?

2016/12/09

En 2009, el escritor argentino Pablo Katchadjian publicó El Aleph engordado, un experimento literario en el que le agregó 5.600 palabras a uno de los textos canónicos de las letras argentinas: El Aleph, de Jorge Luis Borges. El modesto juego intertextual –del que solo se distribuyeron 200 ejemplares– no fue bien recibido por la viuda de Borges, María Kodama, quien demandó a Katchadjian por plagio en 2011. Después de un largo juicio, la justicia argentina procesó por defraudación al escritor el 22 de noviembre de este año: “Pablo Esteban Katchadjian defraudó los derechos de propiedad intelectual que le reconoce la legislación vigente a María Kodama –viuda de Jorge Luis Borges– en relación con la obra literaria El Aleph”. Para Ricardo Straface, el abogado defensor, el juicio fue absurdo, no solo porque el autor del El Aleph engordado no se enriqueció con la publicación del libro, sino porque el mismo Borges había incurrido en experimentos similares. Según Straface, Kodama “desconoce la obra de Borges. Hay sobrados ejemplos de cómo trabajó la intertextualidad en su escritura. Uno de ellos es el cuento ‘Pierre Menard, autor del Quijote’”. Por su lado, Fernando Soto, el abogado de la viuda, afirmó que “cambiar palabras por otras, párrafos enteros, cambiarle el sentido al cuento, eso no es un homenaje, ni un experimento literario, eso es adulterar la obra de otro”. Ahora Katchadjian podrá apelar la decisión del juez, pero seguramente no se podrá librar de Kodama, quien ha hecho una carrera de demandar a quienes modifiquen -así sea con buenas intenciones- los escritos de su esposo.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.